Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube

Las heroínas también lloran… de alegría

Las heroínas también lloran… de alegría
04 Mar 2013 23:03

Lidia Gesteir celebra el ascenso a Liga Femenina en el Ángel Nieto | Víctor Prieto

Una imagen vale más que mil palabras. Lidia Gesteira, la capitana del CD Zamarat, era la protagonista de la foto de portada de La Opinión de Zamora del día 16 de abril del año 2007. La instantánea mostraba a la
ferrolana envuelta en lágrimas, inconsolable pese a los abrazos y las palabras de ánimo de Alberto González, el vicepresidente de la entidad. La información iba acompañada de un titular que rezaba: “Las heroínas también lloran”. Era el periódico del día posterior a la derrota de las naranjas en la final por el ascenso a Liga Femenina. La cinco naranja fue nombrada MVP del torneo. El reconocimiento no tuvo efectos paliativos en el dolor.

Varias fases de ascenso después, y cerca de cumplir los 38 años, Lidia Gesteira afrontaba una nueva temporada sin saber si iba a ser la última, y con la idea preconcebida de que aquel era un año de
transición en el CD Zamarat. Sin embargo, el equipo fue una apisonadora desde el principio hasta el final de la campaña y mostró una superioridad sobre sus rivales, que se acentuó con la llegada, en febrero, de Shannon Johnson, todo un lujo para la categoría. Además, la FEB eligió el Ángel Nieto como sede de la fase de ascenso. No había dudas. Era el momento.

Zamora vibró con cada instante del evento, que se celebró del 28 de abril al 1 de mayo del año 2011. El recinto del Ángel Nieto se quedó minúsculo para albergar a los aficionados durante los partidos del
equipo local y las de Juan de Mena, arrastradas por la marea naranja, se plantaron en la final tras ganar los tres partidos de su grupo. Lidia Gesteira fue la gran protagonista, tras firmar una actuación brillante en los tres envites. El ADBA de Avilés era ya el único escollo en el camino a la gloria.

En la final, el conjunto naranja sufrió, y con él su público, que abarrotó el pabellón de tal modo que el aforo fue sobrepasado con creces. Pero, en el tercer cuarto, las de Juan de Mena rompieron el partido y se lanzaron hacia el ansiado ascenso. A falta de unos segundos para el final, con el duelo sentenciado, Lidia Gesteira se
fue al banquillo entre lágrimas, esta vez de alegría. Poco después, subió a recoger el título de MVP del torneo, en esta ocasión, con la dulzura del triunfo en el paladar. Fue la mejor manera de cerrar una etapa que había iniciado siete años antes.

El recuerdo de aquel momento aún sobrecoge a quienes lo vivieron in situ, y la cercanía de la Copa de la Reina hace que todos los seguidores naranjas echen la vista atrás para recordar cómo en aquel 1 de mayo, Día de la Madre, un evento baloncestístico paralizó a la ciudad y emocionó a sus habitantes. Ahora, el Tintos de Toro Caja Rural tratará de lograr otro éxito de alta alcurnia en el mismo escenario, aunque, esta vez, el número cinco no será protagonista. El dorsal de Lidia Gesteira fue retirado tras la salida de la ferrolana
del club, y presidirá, desde una de las paredes del recinto, el espectáculo que se avecina en la pista donde un día su portadora fue la heroína que derramó lágrimas de alegría.

Celebración del CD Zamarat del ascenso en la Plaza Mayor de Zamora | Víctor Prieto


Etiqueta asignada a este artículo
Tintos de Toro Caja RuralZamora

Sin comentarios

Escribir un comentario
Todavía no hay ningún comentario Puedes ser el primero en comentar este artículo

Escribir un comentario

<

Introduce la respuesta: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies