Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube
Nutrición

Llena tus reservas de energía con semillas de Chía

25 Sep 2014 11:09

 

Con ese aspecto y siendo tan pequeñitas, nadie diría que estas semillas son como oro, tanto para el deportista como para la persona de a pie, pero especialmente para los primeros. Y es que estos granos contienen, entre otras cosas, altas dosis de energía, esa que comienza a flaquear a medida que vamos aumentando carga y ritmos en los entrenamientos. La Chía crece básicamente en Perú, Argentina y México y en  la antigüedad era uno de los frutos preferidos por los indígenas de estos lugares. Las tomaban en días de caminata, debido a la citada cantidad de energía que aporta, además de proporcionar un sinfín de nutrientes.

Para que os hagáis una idea de los beneficios de las semillas de Chía, os diré que son una importantísima fuente de ácidos grasos omega-3 y 6. También son ricas en proteína vegetal (más del 20%), aminoácidos, fibra, vitaminas y minerales como el calcio, zinc, boro, fósforo o potasio entre otros.

Por lo que respecta al aporte energético, este  se basa en hidratos de carbono complejos, que se van liberando lentamente en el organismo, permitiéndole así aprovecharlos mejor. Además así evitamos la acumulación de estos hidratos en forma de grasa, por lo que supone una manera de recargar las pilas y de aumentar las reservas de glucógeno muy saludable.

Por otro lado, el hecho de que contenga proteínas de origen vegetal hace que sean asimiladas por nuestro organismo más fácilmente, permitiendo un correcto desarrollo muscular. Además, su alto contenido en fibra (en torno al 5%), además de regular el tránsito intestinal provoca un alto poder saciante, calmando el apetito.

COMPOSICIÓN DE LAS SEMILLAS DE CHÍA

VALORES NUTRICIONALES

CONTENIDO

PROTEÍNA

19,5 gr

FIBRA SOLUBLE

5,1 gr

HIDRATOS DE CARBONO

23,1 gr

ENERGÍA (KCAL)

440,2 kcal

Así mismo, si eres diabético o celíaco, debes saber que las semillas de Chía ayudan a controlar los niveles de azúcar, además de no contener gluten. Más sano imposible.

¿Cómo lo incluyo en la dieta?

Que no os falte imaginación. Lo podéis añadir a los postres, a las ensaladas, en el desayuno sobre las tostadas o en el yogur, en las cremas de verduras o purés… Lo que queráis. También las podéis tomar solas.
La cantidad diaria recomendada es de entre 10 y 25 gramos, lo que supone 3 o 4 cucharadas. Además no tienen sabor ni olor, ¿no es un auténtico chollo?

¡Que no os falten en el día a día, lo notaréis!

Coral Aja

Periodista por vocación y atleta por devoción. Marchadora y comunicadora a jornada completa a caballo entre el mundo aeronáutico y el deportivo. "No hay mejor manera de medir el grado de libertad de un país que consultando su prensa"


Sin comentarios

Escribir un comentario
Todavía no hay ningún comentario Puedes ser el primero en comentar este artículo

Escribir un comentario

Su dirección de e-mail on será publicada
Los campos obligatorios están marcados*

Introduce la respuesta: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.