Viernes, 26 de Mayo 2017 | Actualizado a las 14:13
Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube
PSICOLOGÍA DEPORTIVA

Cuando un campeón del mundo rompe el veto a la psicología

EL CASO DE MAGNUS CARLSEN
Cuando un campeón del mundo rompe el veto a la psicología
Magnus Carlsen | FIDE
Psicóloga deportiva y entrenadora de baloncesto
06 Dic 2016 11:12

El carácter, la personalidad y el rendimiento de un deportista se mide no sólo en el éxito, sino sobre todo en los momentos de dificultad. Ahí, cuando no todo rema a su favor, el deportista emerge como su mejor aliado, o su rival más fuerte, más temido.

Da igual la categoría que tengamos en frente, la actitud y la gestión de estos momentos marca muchas veces el resultado final. ¿Una actitud positiva te asegura el éxito? En absoluto. ¿Una actitud negativa te condena a la derrota? Casi con toda seguridad, sí. 

No hablamos porque sí, sino que utilizamos el magnífico ejemplo de Magnus Carlsen, campeón del mundo de ajedrez por tercera vez consecutiva. En palabras de los mejores entrenadores rusos, el ajedrez “está en la cabeza”.

El reciente campeón mundial ha estado muchos años ante la encrucijada de contar con entrenadores rusos, conocido por todos la importancia de éstos a la psicología dentro del ajedrez, y su veto personal a ésta en su entrenamiento. A punto de perder su partida final frente al ruso Kariakin, y por tanto su hegemonía, el noruego lo tiene claro: la psicología ya no puede ser un veto

Carlsen ha sido berrinches en forma de no querer aparecer en rueda de prensa tras la derrota acarreando multas, ha sido focalización en el pasado y en el marcador más que en cada movimiento. Carlsen ha sido sentirse “devastado”, ha sido incertidumbre. El ajedrecista nórdico ha sido fortaleza en el éxito y debilidad en la igualdad, en la dificultad. Ha sido insomnio durante más tiempo del que su mente debe soportar.

Carlsen lleva tiempo necesitando un psicólogo, pero se ha negado durante mucho tiempo. Y aun así, ha ganado. Pero ahora ha comprobado que está siendo su peor enemigo. Preguntado por “El País” sobre este veto a la psicología, lo tiene claro:

“Voy a corregir eso en un próximo futuro. Todo lo que tiene que ver con el control de las emociones y la psicología es mi punto más débil. Cuando las cosas me van bien y me siento fuerte, con todo bajo control, es muy difícil ganarme. Pero mi fuerza de juego baja considerablemente cuando las cosas no me salen como están planeadas. Definitivamente, debo trabajar más en ese campo”.

De nuevo, la realidad obliga al deportista a romper vetos si desea seguir persiguiendo objetivos. En el camino de la mejora continua reinventarse es oración obligada.

La psicología es un aliado más para el deportista, no olvidemos que mente y cuerpo se retroalimentan.

La psicología del deporte, desde el ocultismo a lo cotidiano, un camino difícil, recompensas en forma de visibilidad y normalidad, fruto del trabajo diario y de la experiencia. 

Artículos relacionados
Todos los artículos de Psicología Deportiva

Silvia Bartolomé

Psicóloga deportiva y entrenadora de baloncesto

Sin comentarios

Escribir un comentario
Todavía no hay ningún comentario Puedes ser el primero en comentar este artículo

Escribir un comentario

Su dirección de e-mail on será publicada
Los campos obligatorios están marcados*

Introduce la respuesta: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.