Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube

Marta Xargay, de Girona a la conquista de Europa

Marta Xargay, de Girona a la conquista de Europa
21 Feb 2014 07:02

Marta Xargay

Marta Xargay, la capitana del Perfumerías Avenida

Marta Xargay, la capitana del Perfumerías Avenida | TWC

Marta Xargay lleva toda la vida ligada al mundo de la canasta. Empezó desde pequeña en su colegio, C.E. Vedruna, de Girona, donde jugó hasta los 12 años. Después aparece Don Piso Girona donde consiguió el galardón de MVP en su última final a cuatro junior, junto al de máxima anotadora, máxima reboteadora y campeona. El año anterior ya había dejado claro de lo que era capaz, siendo elegida MVP de la fase final, con una valoración de 64 puntos. Una auténtica barbaridad para su edad.

En Liga Femenina 2, Marta jugó tres temporadas con el Uni Girona, convirtiéndose en el eje central de su equipo, llegando a lograr el ascenso con su equipo y el MVP de la fase de ascenso a Liga Femenina.

Hasta aquí, lo que todos hemos leído y pocos vimos. En 2009 fue cuando Marta Xargay llegó a mis oídos y no tardó demasiado en aparecer mi admiración hacia ella. Y es que ese año consiguió la plata en el Mundial U19 junto al resto de nacionales, y el título de mejor jugadora del mundo. Antes, en 2006 ya se había proclamado campeona de Europa U16 junto a otros títulos.

No había mejor escaparate para firmar por Perfumerías Avenida, por mucho que doliera en su tierra natal. Su primera temporada fue más que satisfactoria, ayudando a Silvia Dominguez a dirigir al equipo. El gran salto llegó en su segundo año. Disputándole la titularidad a Silvia, forjó una temporada magnífica tanto personal como en lo colectivo. En lo personal consiguiendo una madurez en su juego totalmente impropia a sus 21 años. En lo colectivo, el título de Liga, Supercopa de España y la inolvidable Euroliga marcaron un año imposible de olvidar para ella, y así lo ha manifestado en repetidas ocasiones.

La temporada pasada, la gerundense no cuajó su mejor actuación, aunque tampoco acompañó el resto del equipo, y eso se notó. Aun así, en el verano tuvo un papel fundamental en la selección nacional donde Lucas Mondelo supo jugar con su rol más polivalente. Quién mejor que él, que deportivamente posiblemente sea quien mejor la conoce. Fue la gran explosión como playmaker, logrando el trono europeo en Francia. Repartió y aportó en ataque formando un tridente determinante junto a Torrens y Lyttle. Se alió con Silvia en el quinteto, marcando el ritmo de partido para dar descanso a la base. Jugó una media de 27 minutos por partido y terminó como la tercera máxima anotadora del conjunto nacional con 9,3 puntos por partido.

Marta Xargay, con su 1,81 de estatura tiene un rol predilecto. Es una jugadora que marca el ritmo de partido como pocas, corre el contragolpe con una inteligencia sublime, postea y rebotea como pocas bases gracias a su físico privilegiado.  En definitiva, cumple a la perfección el papel de base, y nadie en Europa aporta tanto como ella en su función de escolta.

Desde mi punto de vista, Marta es puro corazón dentro del campo. Se deja hasta el alma en cada pelota, en cada jugada. Defensivamente es una roca,  ligera y con un movimiento y rapidez de piernas envidiable. No da un balón por perdido. Además, Marta Xargay es coraje. Se deja la piel por los colores que defiende. Ilustra a la perfección que la identificación total a un equipo es un valor añadido e imprescindible para una jugadora dentro del Top mundial. No se esconde, y aparece cuando la pelota quema en jugadas determinantes.
No ha tenido miedo, aunque sí respeto, al asumir la capitanía del equipo charro, más importante de lo que parece, donde representa los valores capitales de cualquier capitán: lucha, coraje y corazón.

Otro punto importante en su trayectoria es la mejora en el tiro, sobre todo desde la línea de 6.75, donde este año hemos podido comprobar su enorme progreso. Para mí el punto clave de Marta, junto a su defensa rocosa, es el uno contra uno. De cara al aro, es prácticamente imparable. Su capacidad de autocrítica ante sus peores actuaciones le ha llevado a desarrollar su mejor juego en estos dos últimos años. Ha potenciado sus puntos fuerte, y ha minimizado sus debilidades.

En definitiva, se ha convertido en un seguro de vida para el equipo nacional, mermado con la marcha de algunas jugadoras, y para Avenida, permitiéndole seguir peleando en el panorama europeo.

Con tan sólo 23 años, ha conseguido todos los títulos colectivos posibles con su club, y es imposible negar, que es una de las bases llamadas a hacer historia en el panorama internacional. El Campeonato del Mundo FIBA del próximo septiembre le espera.

Posiblemente sea demasiado aventurarse, pero si tuviera que apostar por alguien en esta Copa de la Reina, sería por Marta Xargay. La victoria azulona pasa por sus manos, por su juego y su cabeza. Murphy es la MVP, pero necesita a su playmaker en su mejor versión, y por ahí está sin duda la posibilidad de victoria charra.

Y no voy a esconderlo, para mi Marta es imprescindible. La envidia de todas aquellas que jugamos a baloncesto, y el espejo de todas aquellas que quieran llegar alto.

En dos palabras, Marta para mí es: talento y admiración.

Sin comentarios

Escribir un comentario
Todavía no hay ningún comentario Puedes ser el primero en comentar este artículo

Escribir un comentario

<

Introduce la respuesta: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies