Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube
OPINIÓN

Mentiras y manipulación en el deporte

Consecuencias penales de los engaños deportivos
Mentiras y manipulación en el deporte
"El medio más fácil para ser engañado es creerse más listo que los demás "| Sebastiaan Stam
06 Mar 2019 17:03

Desde el 776 a.C. existe el deporte, ya por aquellos tiempos –en los Juegos Olímpicos celebrados en la Antigua Olimpia, con dioses y amenazas divinas de por medio– también existían infracciones deportivas y nacían leyendas sobre personas sin honor que buscaban la gloria a toda costa

La finalidad de este texto no es otra que concienciar y que pensemos todos más sobre las injusticias que ocurren habitualmente en el deporte y sus consecuencias –desconocidas por la mayoría de los infractores–.

En nuestras Stories de Instagram os preguntamos y habéis respondido más de lo que pensábamos. Prácticamente no se salva ningún deporte, tal cual. Una de las máximas atiende a que cuando existe la figura de un juez o árbitro…, existe corrupción. Y dentro de aquí podríamos rellenar líneas y líneas de casos que nos habéis contado.

Los hechos son variopintos, casi siempre favoreciendo las decisiones a una parte, ya sea un equipo, un atleta, un nadador, un tirador, un escalador, un ciclista, un tenista, deportes de contacto como el judo o el boxeo, donde el pesaje del deportista es vital…, etc, etc… Y sin entrar en el famoso y contradictorio tema del dopaje.

En atletismo nos habéis contado de todo. Jueces en ligas, jueces en campeonatos, en controles “de última hora”… quienes favorecen (o hacen la vista gorda) en vientos ilegales, saltos nulos, mediciones distintas, etc… siempre favoreciendo a algún atleta para conseguir la mínima nacional (o internacional) o acumulando más puntos en los encuentros de liga.

Sabemos que esto no es lo habitual, pero el gran número de respuestas y hechos contados apunta a dudar en algún momento de algún hecho determinado.

Para muestra, un botón: Liga de atletismo. División de Honor. Un atleta se dispone a lanzar la bola en el lanzamiento de peso, una vez lanzada, con “la normativa en la mano”, el lanzamiento es nulo, sin embargo se le toma la medida y no donde cae la bola, sino donde rebota. Acto seguido se abraza con el juez de esa prueba. Se llevó una marca mínima para el Campeonato de España, avanzó puestos en la clasificación y nunca más se acercó a esa marca. 

Medidas de sanción 

Muchas personas infravaloran o directamente no le dan importancia a estos hechos que, por desgracia, ocurren de manera reiterada en el deporte. Dentro de este grupo de personas, existen árbitros, jueces y deportistas que, desconocen las diferentes sanciones que existen…, que, si las supieran, se pensarían seriamente en volver a infringir las normas. Muy grave.

Supongamos que existe una pirámide. En su base se encuentran los diferentes reglamentos y normas de cada deporte. En una planta más arriba de la pirámide está el CSD (Consejo Superior de Deportes). Por último, supongamos que en lo más alto se encuentra el Código Penal, además de aquellos tribunales donde van asesinos, ladrones de todo pelaje y esos individuos que aparecen en televisión tras haber cometido un crimen. ¿Sabes que por cometer infracciones en el deporte puedes llegar a lo más alto de esta pirámide? 

Un ejemplo, pensando en casos que nos tocan de cerca:

“Se considerarán como infracciones comunes muy graves a las normas de la prueba o competición o a las normas generales deportivas, las actuaciones dirigidas mediante precio, intimidación o simples acuerdos a predeterminar el resultado de una prueba o competición, o a provocar su suspensión”.

Artículo 40 (apartado c) del Reglamento Jurídico Disciplinario:

La sanción que se aplica en este caso está también tipificada en el Reglamento Jurídico Disciplinario, concretamente en el artículo 44, en el que contempla en uno de sus puntos “La inhabilitación para ocupar cargos en la organización deportiva o suspensión o privación de la licencia federativa por un plazo de dos a cinco años”.

La situación se pone aún más seria de lo que ya es cuando la competición, sea del deporte que sea, adquiere importancia al existir cantidades altas de dinero de por medio. 

En el peor de los casos y pasando por las dos primeras plantas de la pirámide metafórica, llegamos a lo más alto, el Código Penal. En su artículo 286 habla de lo siguiente (tomen buena nota, por favor)

“Penas de prisión de seis meses a 4 años y de la inhabilitación especial para el ejercicio de deportista, juez o árbitro a aquellas personas que lleven a cabo conductas que tengan por finalidad predeterminar o alterar de manera deliberada y fraudulenta el resultado de una prueba, encuentro o competición deportiva de especial relevancia económica o deportiva”. 

Artículo 286 del Código Penal

Consecuencias a los deportistas 

Dejando a un lado las pirámides y las normas, ¿alguna vez alguien se ha planteado las consecuencias de manipular una competición deportiva? 

Existe ese atleta o nadador que se queda fuera de un Campeonato de España porque hay otro deportista que un día, en una competición cualquiera registró una marca que no le pertenecía. 

Existe ese equipo, ese grupo de personas que por dinero, no han cumplido su sueño de celebrar un ascenso. 

Existe ese judoka, luchador, ciclista… que se siente engañado por enfrentarse a alguien en clara desventaja. 

Todas estas situaciones de desagravio son delito y no las podemos dejar pasar como si nada.

Al deportista que se queda fuera de una competición por una situación ilegal se le está privando de una oportunidad de sus derechos, de mejorar, una oportunidad de conseguir una beca o de una motivación que posiblemente le serviría para llegar un paso más allá. 

Estas personas están privando la libertad de otras para su beneficio directo o indirecto y no se debe de permitir que en el deporte se le prive la libertad a alguien. Esto se debe conocer y denunciar. Y que el peso de la ley, con sus sanciones correspondientes, caigan sobre ellos. Basta ya de censura informativa.