Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube
OPINIÓN

Mínimas sí, mínimas no: un lío europeo

EL NUEVO SISTEMA DE CALIFICACIÓN PARA LOS EUROPEOS, ¿ACIERTO O ERROR?
Los Europeos tendrán nuevo sistema de clasificación
Mínimas sí, mínimas no: un lío europeo
Filip Ingebrigsten alucina con su título de campeón de Europa en Ámsterdam 2016 | European Athletics
15 Nov 2016 10:11

Hace escasas fechas, la European Athletics (EA) hacía público el nuevo sistema de clasificación ideado de cara a los Europeos de 2020. La idea principal, dejar atrás las clásicas mínimas de participación, sustituyéndolas por una especie de ranking, reflejo de la temporada de cada atleta. Éste estará conformado por las cinco mejores marcas que cada atleta haya hecho en su temporada, teniendo en cuenta también la importancia de las reuniones en las que las haya conseguido.

Y claro, como no podía ser de otra manera con decisiones de este calibre, se han levantado opiniones de todo tipo. Desde los más críticos con la medida, a los que la aplauden y no le ven más que ventajas. Yo mismo, en el primer momento tras leer la noticia pensé en que era una medida absurda… hasta que, hablando por aquí y por allá, ya no sé que pensar. 

Sin lugar a dudas, se trata de un cambio muy importante de un sistema que ya teníamos muy arraigado. Compito las veces necesarias hasta conseguir la mínima, y luego a descansar. Si la consigo, voy. Sino, otro año será. 

Ahora, en cambio, el atleta estará obligado a competir un mínimo de cinco veces de forma previa al campeonato, y a rendir en todas ellas a un alto nivel. Si falla en alguna de las cinco citas que haya programado, tendrá que saltar a la pista en una sexta ocasión. Y si hay más de un fallo… Es posible que la temporada se pueda alargar bastante, sobre todo de cara a los atletas que estén en el límite de la calificación.

Prueba de 100 metros vallas en Ámsterdam 2016 | European Athletics

Prueba de 100 metros vallas en Ámsterdam 2016 | European Athletics

Muchas han sido las voces críticas tras los Juegos Olímpicos, clamando que muchos atletas buscaban los picos de forma para conseguir la mínima para Río, y que acababan llegando a los mismos pasados de rosca. Un sistema como el que propone la EA, puede magnificar esta situación de cara a un Europeo. Los ingresos económicos de algunos atletas dependen de su clasificación para la máxima cita continental, y si se ven en el límite dos semanas antes de acudir, competirán más y más para asegurarse la presencia, pudiendo repercutir tanta competición en el rendimiento posterior durante el propio campeonato.

Además, el hecho de que el tipo de competición en el que se consigan las marcas sea relevante, implicará muchos más desplazamientos por parte de los atletas. Y muchos viajes se traducen en cansancio, cansancio que impide llegar bien al, en teoría, momento culminante de la temporada. Esto, además, puede perjudicar a la organización de algunos mítines emergentes, pues a los atletas de élite de poco les va a servir acudir a ellos.

Por otro lado, ¿qué pasará con los atletas que «entren» en la élite? Los jóvenes que dan el salto de calidad el año en cuestión, no serán invitados a mítines importantes. Por lo tanto, sus marcas, sus registros, quedarán devaluados en comparación con veteranos ilustres que tengan acceso a reuniones internacionales. Incluso el tema económico será complicado para ellos, pues al carecer de patrocinios verán complicados los desplazamientos.

Anouk Vetter | European Athletics - Amsterdam 2016

La campeona de Europa de heptatlón, Anouk Vetter | European Athletics

Y luego queda la incógnita de los años olímpicos, como alguno ha recalcado ya. En dichas temporadas, la máxima competición continental suele adelantarse a principios de julio. Contando con que luego hay que aguantar hasta mediados de agosto, la mayoría de atletas no comienza la competición hasta bien entrado mayo. Esto deja un margen muy estrecho de tiempo en el que hacer, por lo menos, cinco competiciones.

No obstante, algo bueno ha de tener el mostrar un buen estado de forma durante tantas citas. Y es que, los atletas que acudan al Europeo tendrán más garantías de estar limpios. Aquéllo de no competir más que en un mitin y luego en el gran campeonato en cuestión se habrá acabado. Al exponerse durante varias semanas a controles exhaustivos en grandes competiciones, dará mayor sensación de limpieza de los atletas que acaben representando a su país.

También, con ello, las marcas milagrosas conseguidas «en casa», los vientos mágicos de 2.0 m/s y las ventajas de la altura se verán muy reducidos. No valdrá con hacer los deberes un día. Habrá que mostrarlos hechos de forma continua, eliminando en gran medida los efectos de «ayudas externas», máxime cuando para dar más valor a los registros conseguidos, éstos deberán lograrse en citas de carácter internacional.

¿Se visualiza con este nuevo sistema de calificación un atletismo más justo? Es posible. Al fin y al cabo, la meta principal de estas innovaciones es, en palabras del propio Svein Arne Hansen, presidente de la European Athletics, es conseguir «más y más estrellas fiables en nuestro deporte». No obstante, aún quedan algunas incógnitas por resolver.

Una de ellas es la de los fondistas. Pese a que las pruebas de más largo aliento quedarán exentas de estas condiciones, a priori el 10.000 y 5.000 se regirán por los criterios mencionados. ¿Tendrán que correr los fondistas cinco carreras de 10.000 metros en pista a ritmo «de mínima» al año? ¿Valdrá para un corredor de 5.000 mezclar actuaciones de 1.500, 5.000 y 10.000 metros? ¿Podrá un atleta de 1.500 participar en esta prueba habiendo realizado en su temporada carreras sólo de 5 y 10 mil metros?

Y a raíz de esto, también surgirán dudas en los velocistas, entre los que es más común doblar pruebas. ¿El que quiera correr 100 y 200 en el Europeo deberá correr en 10 mítines? ¿O le bastarán cinco carreras de 100 para asegurarse su participación también en los 200?

¿Qué pensar del nuevo sistema de calificación? Yo soy un mar de dudas. Dará fiabilidad, sí, pero ¿a cambio de qué? ¿De rendimiento? Dará visibilidad a los mítines, sí, pero ¿a costa de la de los propios Europeos? Preguntas y más preguntas. Mientras, los atletas tampoco se ponen de acuerdo. ¿Quién tiene razón?

Artículos relacionados
Los Europeos tendrán nuevo sistema de clasificación

Marc Masip

Físico. Comunico ciencia en Twitter como @Marc_scicomm. Me gusta un poco el atletismo. Y Harry Potter. Parte de @WangConnection y @CarrerLliure. ¿Un libro? Marina.

Sin comentarios

Escribir un comentario
Todavía no hay ningún comentario Puedes ser el primero en comentar este artículo

Escribir un comentario

<

Introduce la respuesta: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies