Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube

Naná Jacob, Renacimiento tardío

16 May 2016 12:05
Naná Jacob, oro en Castellón 2015 | WangConnection

Naná Jacob, oro en Castellón 2015 | WangConnection

El Renacimiento fue un movimiento que rompió con cualquier molde establecido hasta la fecha, pasando ‘de lo viejo a lo nuevo’. Casi dos siglos de arte, ciencia y política enfocados en el individuo, que volvía a ser el centro del universo. El germen del mismo, allá por el 1400, fue la ciudad de Florencia. De aquellas tierras, concretamente de Milán, arribó a Canarias hace 14 años un descubrimiento de mujer nacida en suelo caribeño de tintes franceses e italianos. Su nombre es Naná Jacob Russo (Sainte-Anne, 1986). Hasta que no ha conseguido la nacionalidad española no nos hemos dado cuenta –la mayoría de los mortales– de su verdadero valor. Al igual que una de las edificaciones más emblemáticas del Bajo Renacimiento o Renacimiento Tardío, el Monasterio de El Escorial, la velocista está a punto de hacer historia en el atletismo español. Hoy, sobre las 15:00 horas, puede empezar a poner de forma “tardía” la primera piedra de una gran construcción.

Acabas de estrenarte con la Roja de atletismo, ¿qué sentiste cuando recibiste la noticia de la convocatoria para el Iberoamericano?

Fue toda una alegría. Una noticia inesperada que no teníamos programada en nuestro calendario, pero con muchas ganas de hacerlo bien en mi primera internacionalidad con la selección española.

Vives en España desde el año 2001. 14 años de espera para ser española. ¿En algún momento pensaste en abandonar esa pelea?

Cuando empezamos los trámites y procedimiento para solicitar la nacionalidad española, nunca imaginábamos que el proceso fuera a dilatarse tanto en el tiempo. Inicialmente los expedientes tardaban unos dos años, pero el mío se eternizó y se demoró más del doble. Cada año preparábamos la temporada atlética con la esperanza de llegar al Campeonato de España con el pase a la final, y el año pasado tenía muy claro que si no salía sería el último. Agradezco al Cabildo de Tenerife y, en especial, a Elvira por dar ese último empujón que le faltaba a mi expediente.

“El año pasado tenía muy claro que si no salía sería el último”

Naná Jacob, con la Roja de atletismo en el Iberoamericano | WangConnection

Naná Jacob, con la Roja de atletismo en el Iberoamericano | WangConnection

Tu padre es originario de la isla francesa de Guadalupe y tu madre es italiana. Naciste en el Caribe, ¿cómo ha sido tu infancia y adolescencia?

Me crié en Milán y con 14 años nos mudamos a Canarias, es aquí donde se inicia mi contacto con el mundo del atletismo, de la mano de Crisanto Martín, entrenador de Iván Ramallo.

¿En qué momento piensas que realmente podías llegar lejos en esto del atletismo?

No hay un momento concreto en el que crees que puedes llegar lejos, solo es la constancia, el sacrificio y la dedicación durante muchos años a este deporte. La fuerza y el trabajo diario, la única clave del éxito.

Estrenaste la nacionalidad siendo campeona nacional de 200 metros al aire libre en Castellón, palmarés al que añadiste el oro en la misma prueba de la pista cubierta madrileña. En junio cumples 30 años, ¿cuánta mecha le quedan a tus piernas?

No sé cuánto me queda, solo sé que estoy en mi mejor estado de forma. Las lesiones me respetan y puedo entrenar con continuidad cada día. Tengo un muy buen equipo detrás que me ayuda: Javi el médico, Pedrito el masajista, Ramón y mi grupo de entreno, mi club Tenerife CajaCanarias, el herbolario Los Remedios, Los Realejos con el deporte, Bahía Gym y mi novio Jovi.

“Sólo sé que estoy en mi mejor forma”

Recta final de los 200 metros del Campeonato de España 2015 | WangConnection

Recta final de los 200 metros del Campeonato de España 2015 | WangConnection

La última temporada ha sido la mejor en tu carrera, ¿qué crees que has cambiado para conseguir estos resultados?

En marzo de 2015 inicié una nueva etapa atlética con mi actual entrenador, Ramón Herrera y su grupo. Estos cambios, evidentemente son necesarios para buscar nuevos estímulos y retos para seguir persiguiendo un sueño.

¿Qué objetivos persigues en tierras brasileñas?

Las fechas del Iberoamericano son muy tempranas para el calendario atlético que nos espera en este año olímpico. En esta competición correré mi segundo 200 metros lisos de la temporada de aire libre, nuestros objetivos son la mínima (23.40) para el Campeonato de Europa en Ámsterdam. Toda marca que nos encamine a ese objetivo, será bienvenida.

Viviste en Milán, estás graduada en Bellas Artes, ¿a qué te dedicas actualmente fuera del deporte?

Este año hemos decidido dedicarnos exclusivamente a los entrenamientos. Hemos trabajado mucho este invierno, muchas secciones de entrenamiento y el poco tiempo que tenía libre era para comer y descansar.

¿Dónde se ve Naná Jacob dentro de unos años?

En un futuro, me veo retomando mi trabajo de conservadora y restauradora de bienes culturales.

Naná Jacob, con la Roja de atletismo en el Estadio Olímpico de Río de Janeiro | WangConnection

Naná Jacob, con la Roja de atletismo en el Estadio Olímpico de Río de Janeiro | WangConnection

RELACIONADO


Sin comentarios

Escribir un comentario
Todavía no hay ningún comentario Puedes ser el primero en comentar este artículo

Escribir un comentario

Su dirección de e-mail on será publicada
Los campos obligatorios están marcados*

Introduce la respuesta: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.