Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube
OPINIÓN

Mis primeras impresiones sobre las Vaporfly Elite y Vaporfly 4% de Nike

FRANC BENEYTO ANALIZA el nuevo material de la multinacional de Oregón
Nike desafía la barrera de las 2 horas en maratón
Mis primeras impresiones sobre las Vaporfly Elite y Vaporfly 4% de Nike
Nike Vaporfly 4% | Nike
09 Abr 2017 12:04

Desde hace semanas se viene hablando de las zapatillas que la multinacional Nike ha diseñado para tratar de romper el muro de las 2 horas en maratón. Opiniones hay para todos los gustos. La mayoría piensa que el reto está en la fisiología humana y el gran salto que hay que dar para conseguir bajar casi tres minutos en tan exigente prueba. Para ello, la firma estadounidense está tratando de estudiar al más mínimo detalle todos los aspectos para que dicho salto para la humanidad pueda ser factible. Ellos están seguros.

Franc Beneyto se ha puesto en contacto con nosotros para opinar al respecto. Franc es un entusiasta del atletismo, un estudioso de todo lo relacionado con el entrenamiento de corredores. Pero no se queda ahí la cosa. Nuestro lector lleva varios años estudiando a los corredores y tratando de mejorar su biomecánica y su rendimiento. Para ello está desarrollando un sistema de zapatillas conocido como FBR que promete interesantes novedades y mejoras y del que les hablaremos más adelante.

Esta es su opinión:

Nike Vaporfly Elite | Nike

Nike Vaporfly Elite | Nike

Quiero atreverme, reconociendo que mis conocimientos en biomecánica son básicos, a hacer una primera valoración de estos dos modelos de zapatillas, una vez vistos los dibujos que circulan por las redes sociales y en la que se puede observar la placa de carbono que llevan insertada en la mediasuela.

Quiero recalcar que no he visto ni tocado la zapatilla, simplemente hago una valoración subjetiva e hipotética analizando los dibujos visualizados.

Hay que decir que el diseño de esta placa es similar al de una cuchara, pero con el mango más corto. La parte cóncava iría en la parte más delantera de la zapatilla y la parte del mango estaría en la parte más trasera.

Analicemos pues:

Bien, en principio, al no estar libre la placa de carbono, tal y como lo está en las zapatillas de clavos, el efecto catapulta supuestamente debe ser menor. En las de clavos no hay ningún espesor, ni encima de ella ni por debajo, y por este motivo puede hacer su función de catapulta libremente.

¿Cómo y por qué la placa puede hacer la catapulta?

1º paso:  el peso del cuerpo recae sobre la parte delantera de la placa cuando la zona del mediopié o del antepié es la que apoya primero en el suelo. Recordemos que, en general, los africanos contactan con el suelo de mediopié.

2ª paso: a continuación, al ir bajando el tobillo –mientras el centro de gravedad avanza–, se va deformando/estirando/flexando la placa por la parte de detrás, con lo cual ésta se carga de energía.

3º paso: cuando se hace el impulso final, el talón es el primero en despegar/subir hacia arriba, mientras todavía permanece el mediopié apoyado en el suelo. En ese momento, la placa tiende a volver a su estado normal liberando la energía “precargada” antes. Resultante: Efecto catapulta.

Nike Vaporfly Elite | Nike

Nike Vaporfly Elite | Nike

Bien. Toda esta teoría de la placa de carbono (independientemente de que sea legal o ilegal por la IAFF, para mí no es legal) es posible que funcione siempre que la mediasuela que hay alrededor de la misma sea de una densidad media o liviana para que pueda deformarse y recuperar su estado fácilmente. De lo contrario, si la densidad de la mediasuela es dura no podrá hacerlo como correspondería y no cumpliría su efecto.

Para poner un ejemplo extremo, si ponemos la placa en el interior de un bloque de cemento no podremos deformar la placa, por mucho que lo intentemos, y por tanto no conseguiríamos que haga su función de catapulta.

Cumpliendo esto, que la densidad de la mediasuela sea suave, habría que ver que no fuese muy suave, porque si fuese así la “respuesta reactiva” de toda la zapatilla,  cuando impactase el pie contra el suelo, sería como si lo hiciese sobre un colchón. Por tanto, la respuesta no sería tan rápida. Hay que recordar que cuanto más dura sea la mediasuela (pero a la vez flexible), mejor respuesta tendremos en el pie para impulsar.

Con todo lo dicho, me imagino que la mediasuela en la parte del mediopié y antepié de estas zapatillas será media o dura para que la zapatilla sea “reactiva”.

Por otra parte, y por todo lo comentado anteriormente, creo que la densidad de la mediasuela en el talón será extremadamente suave, o al menos mucho más que en la parte delantera, para que pueda flexar bien la placa. Sólo así se podrá hacer el efecto catapulta. Cuanto más se elongue/flexe la placa en la parte de atrás, mayor respuesta tendrá posteriormente.

Con los atletas africanos, que en su mayoría corren con la técnica correcta, apoyando primero de mediopié, las Vaporfly pueden tener efecto positivo (si lo demuestran con hechos, claro está).  Insisto, dependerá de lo que la placa pueda flexarse y responder. Si sólo flexa unos milímetros no sé la energía que aportará, me imagino que nada…

Recuerdo que en las zapatillas de clavos hay mucha libertad de movimiento en la parte del talón, pero en las vaporfly la propia mediasuela que hay en el talón ofrece resistencia… Sólo por ello la diferencia de rendimiento debe ser diferente.

Eliud Kipchoge

Eliud Kipchoge | Nike

¿Y qué ocurriría con los corredores populares que talonan y calcen esta zapatilla de +200$?

Si se diese todo lo mencionado, con la mediasuela en la parte del talón muy suave, y con la tendencia del 80% de los runners de apoyar el pie primero con el talón, estos se van a hundir mucho (efecto arena de playa) y esto dificultará “salir” hacia adelante desde esa posición.

Además, el pie se va a encontrar a continuación con una dureza mayor en la parte delantera (densidad de la mediasuela del mediopié más dura) lo cual es como encontrarse con un pequeño obstáculo, un freno. Es decir, como si tuvieras una cuña bajo tus pies con los dedos mirando hacia arriba, con lo cual va a costar salir de esa situación también: Así pues “Doble esfuerzo” para salir adelante, para avanzar.

Y si hipotéticamente se da todo esto, el corredor que talone va a correr con parábolas muy verticales y más cortas. Como a trompicones y saltos pequeños, en lugar de hacer desplazamientos más horizontales, que es la clave de la eficiencia.

Nike Vaporfly 4% | Nike

Nike Vaporfly 4% | Nike

Para más énfasis negativo, al talonar y presionar primero la placa con todo el peso del cuerpo en su parte más posterior (al talonar), se pondrá la placa más rígida por delante automáticamente (es lógico), tendiendo, pues, a subir esa parte.

Por decirlo de otro modo, la propia placa actuaría también de freno, pues se convertiría en un obstaculín que habría delante del calcáneo -en el mediopié-, al ser una pieza relativamente dura. Sería como tener una piedra en la parte delantera de la zapatilla (estoy exagerando para que lo entendáis).

Y precisamente por esto último, por talonar, la placa –en lugar de catapultar– actuaría de balancín, al desplazarse el peso del cuerpo desde detrás hacia adelante. Entonces, el efecto de “catapultar” puedo imaginar que no existiría.

Con todo ello, opino que el rendimiento de los corredores populares que talonan se me antoja que será todavía peor respecto a cuando usen otra zapatilla o corran descalzos.

Nike Vaporfly 4% | Nike

Nike Vaporfly 4% | Nike

Por el contrario, si el modelo Vaporfly que se comercialice para los populares que talonan dispone de una mediasuela en el talón más dura, para que los corredores no se hundan, en ese caso la placa perderá su sentido porque apenas flexará y, en consecuencia, apenas transformará energí

¿Y gastarse +200$ para una zapatilla que no aporta nada? No me parecería ético por mucho marketing que haya detrás.

Técnica correcta

En mi modesta opinión, creo que si se dan todas estas teorías (que son suposiciones mías) Nike debería informar muy bien a la masa social deportiva que si sus corredores de élite logran sacarle el máximo jugo a estas zapatillas es porque corren con la técnica de carrera correcta, la del apoyo de mediopié, algo que no hacen el 80% de los runners populares. Y que, en consecuencia, es muy posible que estos populares no logren los mismos beneficios e incluso logren lo contrario, es decir que sean perjudiciales en el rendimiento deportivo. Ojalá me esté equivocando en todo.

Y, como he comentado antes, falta que esta placa de carbono sea legal según el reglamento de la IAAF. Según uno de sus artículos, dice algo así como “las zapatillas no pueden estar construidas con muelles ni dispositivos adicionales que permitan una mejora en el rendimiento”.

En fin, es mi primera valoración… y estoy abierto a escuchar otras para aprender más.

Un fuerte abrazo
Franc Beneyto

Felices zancadas

Los nuevos modelos "revolucionarios" de Nike

Los nuevos modelos “revolucionarios” de Nike

Artículos relacionados
Jerónimo Bravo: “Los tests dicen que pueden bajar de 2 horas en maratón”
La IAAF investiga las últimas zapatillas de Nike
Monza pone a prueba el proyecto Breaking2

Etiqueta asignada a este artículo
Breaking2NikeProyecto Breaking2Eliud Kipchoge