Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube
Nutrición

No pongas el trabajo como excusa para comer mal

No pongas el trabajo como excusa para comer mal
Comer sano en el trabajo es posible
28 Oct 2014 21:10

En esta sección, denominada desde sus inicios como ‘El deportista verde’, intento acercaros cada semana un alimento estrella para el deportista basado en los beneficios que éste le reporta al cuerpo a corto y medio plazo. Sin embargo, creo que de nada sirve todo lo que os cuento si luego no se aplica. Ya sabéis, eso de predicar con el ejemplo. O menos hablar y más hacer. Es inútil saber lo buenos que son determinados alimentos si luego, a la primera de cambio, nos vamos por el camino fácil y comemos alimentos del tipo “lo primero que pillo“, “rápido que no tengo tiempo“, “total, si yo no engordo” y el más raído de todos.. “Es que como en el trabajo”. ¿Desde cuándo comer en la oficina (o donde sea) se ha convertido en la excusa más utilizada para comer mal? Con lo barato que es el tupperware y el poco uso que le damos…

Hacer de esa excusa nuestra máxima es uno de los peores enemigos de nuestra salud. Porque por esa regla de tres, si trabajamos cinco días a la semana, son cinco días que comemos mal o regular. Y luego, ¡ojo! que viene el fin de semana y seguro que la mayoría lo aprovecha para descuidarse un poco más. Que no veo mal que nos tomemos un pequeño respiro sábados y domingos, pero siempre y cuando hayamos cuidado nuestra dieta entre semana. Ahora estaréis pensando: claro, pero si mi horario laboral me impide ir a casa a comer… ¿Qué hago?

Trucos para comer bien en el trabajo

  1. “Quien quiera peces que se moje el culo”. Ya lo dice el refrán. ¿Quieres cuidarte? Pues espabila y organízate. Si entras muy pronto a trabajar, deja hecha la comida la noche anterior. Si lo piensas, mientras haces la cena aprovechas, ya que estás en modo cocinitas… Y si no entras tan pronto, puedes levantarte algo antes y cocinar. Otra cosa es que no quieras cuidarte. Ahí ya no digo nada.
  2. ¿Qué me hago? Una dieta. Y no, no estoy hablando de dietas de adelgazamiento si no te hace falta. Muchas veces nos da pereza hacer la comida porque ni siquiera sabemos qué poner. Para eso te invito a que dediques unos minutos del fin de semana a planificar tus platos de la semana. Así, además de ahorrarte dinero en la lista de la compra, ahorrarás tiempo entre semana, que nunca viene mal.
  3. Haz del tupper tu aliado. Es el recipiente ideal para llevar la comida. Son herméticos, no gotean y los hay de distintos tamaños. Además son baratos y se pueden calentar en el microondas. Si no tuvieras en el trabajo, te recomiendo el llamado “contenedor térmico” que es como un tupper de metal que conserva durante horas el calor. Cuando llega el frío viene de perlas. 
  4. Aprovecha el fin de semana. Al igual que antes decía que el fin de semana es apropiado para planificar los platos, también lo es para cocinar. Si no es para toda la semana, por lo menos para buena parte de ella. 
  5. Busca la variedad. Este punto está muy relacionado con el primero. Planificando bien la semana, evitamos repetir varios días con el mismo plato, lo que hace que nos cansemos y optemos por comer poco u otra cosa como un sándwich de máquina, que tan recurridos son pero que no nos aportan todo lo que debería una comida.

Por último, mi consejo es que siempre hay que buscar tiempo para comer. Como mínimo media hora y si podemos más, mejor. Por mucha carga de trabajo que tengas, piensa que si no le das a tu cuerpo un poco de gasolina no va a funcionar. Y no te digo nada si después de la jornada laboral pretendes entrenar. El cuerpo es como un coche, si queremos eficiencia, hay que echarle combustible. Pero, primero, asegurémonos de que sea el mejor.

Coral Aja

Periodista por vocación y atleta por devoción. Marchadora y comunicadora a jornada completa a caballo entre el mundo aeronáutico y el deportivo. "No hay mejor manera de medir el grado de libertad de un país que consultando su prensa"


Etiqueta asignada a este artículo
OficinasanoEl deportista verdeSaludtrabajo

Sin comentarios

Escribir un comentario
Todavía no hay ningún comentario Puedes ser el primero en comentar este artículo

Escribir un comentario

Su dirección de e-mail on será publicada
Los campos obligatorios están marcados*

Introduce la respuesta: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.