Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube
LA OPINIÓN DEL EXPERTO

¿Es necesario un cambio de normativa en los lanzamientos? (I)

A colación de la tremenda polémica surgida de la final del peso masculino del Mundial de Londres.
Lo que pudo ser y no fue
¿Es necesario un cambio de normativa en los lanzamientos? (I)
Lanzamiento de peso en el Meeting de Palafrugell 2017 | Daniel Meumann-WangConnection
17 Ago 2017 07:08

Antes que nada, quiero decir que este es un artículo donde daré un punto de vista personal. Es obvio que habrá mucha discrepancia, pero espero que sea siempre en un tono amistoso y distendido, sin ánimo de crear polémica alguna y donde me gustaría que lanzadores y jueces mostraran su punto de vista.

Escribo este artículo a colación de la tremenda polémica surgida de la final del peso masculino del Mundial de Londres.

Para responder a la pregunta de arriba, creo que en algunos aspectos de algunos de los lanzamientos sí que es necesario un cambio. A continuación paso a detallar (de manera muy extensa) el porqué. Lamento si se hace largo y tedioso, pero es la única manera de dar un punto de vista razonable.

¿Por qué?

Todo aquello que no se permita o sea considerado nulo debería ser aquello que verdaderamente beneficiara al atleta en pos de una mejora de marca considerable, como por ejemplo una salida nula, pisar la plastilina en la tabla de longitud o salirte por delante del círculo de lanzamiento.

Sin embargo, en este sector hay una serie de normas que hay que cumplir (para ello están en el reglamento), pero que no dan beneficio alguno y que, pienso, se deberían cambiar para un mejor desempeño de las pruebas. Repasaré las más relevantes y más polémicas.

Carlos Tobalina, en el lanzamiento de peso del Nacional Indoor de Salamanca

Carlos Tobalina, en el lanzamiento de peso del Nacional Indoor de Salamanca | WangConnection

Historia

Antes haré un breve repaso al contexto histórico, para saber de dónde se partía y hacia dónde han ido cambiando las normas.

Primeramente se lanzaba sobre un cuadrado de ceniza de 2.13 metros y sin impulso alguno. No fue hasta principios del siglo pasado cuando se introdujo el contenedor para ayudar a detener el lanzamiento y, en vez de un cuadrado, se instauró el círculo, con el mismo diámetro. Aún se seguía lanzando en ceniza, pero ya para entonces se empezó a lanzar con el estilo ortodoxo, un desplazamiento lateral y de costado.

En los años 30, se empezó a lanzar sobre cemento y con otro tipo de calzado, ya sin clavos, mejorando así la adherencia al terreno. Por entonces, el círculo estaba pintado en el suelo y el contenedor clavado a éste.

Distintos momentos de la historia del lanzamiento de peso

Distintos momentos de la historia del lanzamiento de peso

Con la irrupción de Parry O’Brien en los años 50, la técnica adoptó el actual modelo técnico lineal, de espaldas a la dirección del lanzamiento en aras de conseguir un mayor impulso.

En estos años había aún lanzadores que optaban por la técnica ortodoxa, hasta que se introdujo una pletina metálica para optar a un mayor impulso y para no deslizarse tras lanzar en caso de lluvia. Se diseñó el nuevo círculo y hasta hoy en día no ha sufrido prácticamente modificación alguna.

Por aquel entonces y hasta no hace mucho, tampoco estaba permitido el uso de vendas o muñequeras, ni el uso de magnesio para mejorar el agarre. Esta normativa, afortunadamente, cambió para el resto de los días y está permitido su uso hoy en día.

El reglamento en cuanto a acciones consideradas nulas, no ha cambiado desde entonces y, con la irrupción del estilo rotatorio en los 70, no ha estado exento de polémica.

Cabe la posibilidad de interpretar que algunos puntos del reglamento o bien se han quedado obsoletos, o bien no reglamentan el evento con la justicia necesaria, por lo que, a mi entender, deberían ser inmediatamente revisados y corregidos.

Normativa

Vamos allá con las normas más relevantes y con sus supuestos beneficios:

“La pulverización o la difusión por parte de un atleta de cualquier sustancia en el círculo o en sus zapatillas, ni poner rugosa la superficie del círculo.”

  • (…) o lo que es lo mismo, si resbala es igual…
  • El único sentido que le veo a esta norma, es que a otros lanzadores de ese mismo concurso sí que les vaya bien la superficie, y modificarla fuera a trastocarles. Pero entre lanzadores siempre se suele llegar a un consenso y siempre se llega a buen puerto. En ocasiones el mal estado de algunos círculos, particularmente aquellos excesivamente resbaladizos, obliga a muchos a ingeniárselas para poder lanzar en dichas superficies sin poner en peligro su propia integridad física, sufriendo resbalones o caídas que podrían provocar lesiones.
  • Algunos ingenios o remedios que comúnmente se utilizan pueden ser pisar y aplastar hierba fresca antes de entrar al círculo o humedecer las suelas de las zapatillas con algún refresco azucarado. Ambas aplicaciones al secarse, dotan a la suela de la zapatilla de un ligero aumento de la adherencia sobre el círculo de manera transitoria. Por otro lado, cuando las condiciones del círculo son muy lamentables y lo hacen impracticable aún con estos métodos, los lanzadores se ven obligados incluso a ingeniárselas para, unas horas antes de la prueba, rociar con salfumán la superficie del mismo en un intento de hacerla más rugosa.
  • Propuesta: dada la escasa laxitud de los jueces ante estas circunstancias, debería de haber una normativa en cuanto al pavimento a utilizar a la hora de la realización del círculo. Un lanzador debería de ir siempre a una pista sabiendo que el círculo está en unas condiciones perfectas, cosas que desgraciadamente no es así en muchas ocasiones.

“Atarse dos o más dedos juntos con cinta o esparadrapo. Si la cinta o el esparadrapo se utiliza sobre manos y dedos, este vendaje puede ser continuo con la condición de que dos o más dedos no se venden juntos de modo que no puedan moverse individualmente. El vendaje deberá mostrarse al Juez Jefe antes del comienzo de la prueba.”

  • “Supuesto” beneficio: “La catapulta infernal”. Este punto lo he comentado con muchísimos jueces. Lo curioso es que todos coinciden en un mismo argumento: Los dedos, al unirse, hacen una grandísima palanca, provocando así un beneficio muy grande para el atleta. Curiosamente se dice sin haber tocado nunca una bola de peso. Estoy de acuerdo en caso de que fuera una estructura fija, dura y estable, como una verdadera catapulta, pero la mano y los dedos pueden sufrir mil y una modificaciones a lo largo del lanzamiento como para asegurar esa palanca. Es más, si se unen los dedos, el tacto con la bola prácticamente se pierde y el feeling con ésta desaparece. Es contraproducente. Si se une es por una cuestión de salud. Si verdaderamente beneficiara, existen mil cintas de esparadrapo de un color similar al de nuestra carne, mediante el cual sería prácticamente imperceptible para los jueces.
  • Beneficio real: evitar y provocar lesiones. Los lanzadores lo solemos usar para prevenir una hiperextensión de los dedos de manera individual. Yo mismo me rompí el tendón de un dedo del cual tuve que operarme el año pasado. De estar permitido, seguramente no me lo habría roto y no me tendría que haber operado.
  • Propuesta: Dejar usar esparadrapo a demanda y necesidad del lanzador. Tengan por seguro que lo harán por salud o por mejorar su sensación o seguridad a la hora de lanzar. Un lanzador nunca mejorará su marca por unirse los dedos. NUNCA.
Pablo Trescolí Peso Gijón 2016

WangConnection

Anécdota (que no de Lolita, sino mía):

Tras romperme el dedo y no tener marca alguna que justificara todo mi entrenamiento en ese invierno, decidí presentarme al campeonato regional para poder optar al premio económico que había. Sinceridad ante todo. Con toda mi buena fe, avisé a la juez árbitro que allí había (premiada el año anterior como mejor juez RFEA), y le transmití mi intención de hacer un solo tiro (el cual sería cercano a dos metros por debajo de mi mejor marca), que lo haría empujando con la palma, pero que me vendaría los dedos por seguridad para evitar un mal mayor.

Haciendo gala de esa premiación, huelga decir cuál fue su respuesta. No contenta con ello, reunió a todo el comité de jueces allí presentes para difundir tal circunstancia, de que en caso de que llevara el vendaje, no me dejaran competir. Por supuesto, el reglamento está aplicado en el más estricto de sus sentidos, pero también –permítanme opinar y traten ustedes de entender el porqué de mis palabras- de una forma obcecadamente inflexible y definitivamente obtusa.

No podía protestar porque el reglamento así lo decía, tan sólo buscaba un punto de empatía, que a veces no está de más. Horas antes de la prueba me comentaban varios jueces, uno tras otro, que tenían la orden de no dejarme competir con ese vendaje. Tan sólo era unirme tres dedos. Asombroso. Me tocó ‘tirar’ un poco de astucia. Este vendaje es totalmente legal, no muy diferente al prohibido, y APTO para la realización de la ‘catapulta infernal’, ya que el esparadrapo de los dedos queda tirante y tiene un punto de fijación en la muñeca:

Mano vendada de José Javier Ortega | Cedida

No se asusten señores jueces, no es nada efectivo. El tacto con la bola se pierde totalmente y el esparadrapo, en el mejor de los casos, se acaba rompiendo totalmente.

Si has llegado hasta aquí, te doy las gracias, ya que comprendo perfectamente lo ‘aburrido’ que puede llegar a ser el leer sobre lanzamientos, y más aún sobre normativas. Pero sólo has leído la primera parte.

Para no hacerlo eterno, lo dividiré en varios capítulos. En la siguiente entrega iré con las normas más polémicas, las que levantaron ampollas en todo el colectivo lanzador tras la final del domingo mundialista. ¡Hasta la próxima!

Artículos relacionados
El reconocimiento a “mis compañeros de fatiga”

José Javier Ortega Rozalén

Atleta FCBarcelona. Amante y friki de los lanzamientos. Nutrición y entrenamiento como pasión. Diplomado en EF. (Barcelona-Benidorm)


Etiqueta asignada a este artículo
José Javier OrtegaPeso

Sin comentarios

Escribir un comentario
Todavía no hay ningún comentario Puedes ser el primero en comentar este artículo

Escribir un comentario

Su dirección de e-mail on será publicada
Los campos obligatorios están marcados*

Introduce la respuesta: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies