Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube

Noruega, a un partido del título mundial; las «Guerreras», a un paso de Río 2016

19 Dic 2015 00:12
Choque de manos entre Ida Alstad y Riegelhuth | EHF

Choque de manos entre Ida Alstad y Riegelhuth | EHF

Noruega ha derrotado a Rumanía por 35-33 en las semifinales del Campeonato del Mundo de Dinamarca y mantiene vivas las esperanzas españolas de evitar el Preolímpico

La selección de Noruega ha ganado a Rumanía por 35-33 en las semifinales del Campeonato del Mundo de Dinamarca de balonmano femenino y, de esta manera se ha clasificado para una final en la que España, indirectamente, también se jugará mucho. Un triunfo nórdico el domingo contra Holanda mete a las «guerreras» en Río 2016. Pese a ello, mucho se ha sufrido desde España durante la disputa de una segunda semifinal que ha sido un auténtico homenaje al balonmano protagonizado por noruegas y rumanas.

Arrancaba Noruega dominando el marcador, aunque Rumanía respondía de la mano de Cristina Neagu. Los goles caían de las dos bandas, sin que ninguno de los dos conjuntos lograra distanciarse de su rival.

Rumanía aguantaba en el marcador hasta que, en el minuto 16, Noruega deshacía el empate a 9 para marcharse en el marcador. Sufrían entonces mucho las rumanas para mantenerse en el marcador, viendo cómo Mork y Kristiansen cogían los galones en el ataque de su rival.

Todo lo contrario que Noruega, que hacía un espectacular sprint final del primer tiempo. Las noruegas lograban una renta valiosa para llegar al descanso con un 17-14. Seis goles de Mork y cuatro de Kristiansen tenían parte de la culpa de esta situación, a pesar de los cuatro de Neagu.

Parecía dispuesta a reponerse la selección rumana tras el descanso. Neagu se encargaba de bombardear de nuevo la meta noruega tras anotar su quinto gol del encuentro y obteniendo además una exclusión. Poco después, Rumanía se colocaba a un gol gracias a Perianu tras recuperar un balón en defensa.

Era el estímulo que necesitaba Noruega para reaccionar. Un parcial de 4-1 para las nórdicas, comandadas por la actuación en la portería de Grimsbo, les distanciaba en el marcador hasta el 20-17. Era un momento para que las defensas apretaran y las porteras de los dos equipos se lucieran. Ungureanu ponía un cerrojo a la meta rumana y frenaba las embestidas de Mork una y otra vez.

Nechita y Neagu tiraban del carro de una Rumanía que aprovechaba el ver cómo Noruega se estancaba en el partido. Un parcial de 4-0 para las rumanas permitía que se pusieran 21-20 arriba y obligaba a las noruegas a detener el encuentro.

Igualaba Noruega, pero dos zambombazos de Neagu ponían dos arriba a las rumanas (23-21). Volvía a recuperarse Noruega, que nuevamente tenía que responder a una situación adversa tras una exclusión de Molid. Sin embargo, como a lo largo de todo el encuentro, Noruega solventaba bien esta circunstancia.

Se llegaba a los últimos cinco minutos con un empate a 26 que Kristiansen se encargaba de romper. Sin embargo, un penalti detenido por Ungureanu impedía que las noruegas rompieran el partido y facilitaba que sus compañeras pusieran el empate a 27.

Los nervios hacían mella en los dos equipos, que cometían varios errores en ataque. Un zambombazo de Neagu a las nubes en el último minuto le daba la posesión a Noruega para buscar la final del Campeonato del Mundo. Sin embargo, las nórdicas perdían el balón y obligaban a Grimsbo a estirarse para que el partido se marchara a la prórroga con ese 27 iguales.

Arrancaba bien la prórroga para el equipo noruego, que lograba un parcial de salida de 2-0. Además, en el último minuto de la primera mitad, las nórdicas forzaban una exclusión rumana y lograban llegar al descanso con un 31-29 a su favor.

Todo se decidía en los segundos cinco minutos de la prórroga. En ellos, Ungureanu volvía a aparecer para impedir que las noruegas cerraran el partido en su primer intento. Sin embargo, poco podía hacer cuando a los dos minutos las nórdicas rompían la defensa rumana para ponerse 32-29. Pero nada estaba decidido. Rumanía anotaba dos goles en un abrir y cerrar de ojos y forzaba una exclusión de Oftedal.<

Pero ahí estaba Mork para romper la defensa rumana y mantener la ventaja de un tanto para el equipo noruego, que mandaba 33-32 a falta de un minuto para el final. Además, Kristiansen forzaba poco después un lanzamiento de siete metros que podía sentenciar el encuentro. Anotaba Noruega, pero Rumanía respondía rápido para poner el 34-33. Sin embargo, el partido moría con una penetración noruega por la izquierda que ponía el 35-33 final. Loke, que acababa con cinco tantos, Oftedal y Mork acababan siendo decisivas para las nórdicas.

Así, Noruega alcanza su sexta final en un Campeonato del Mundo, en el que luchará por su tercer título. Su rival será la gran revelación del torneo, la selección de Holanda. Las holandesas han vencido a Polonia por 30-25 en la otra semifinal para meterse en la primera final mundialista de su historia.

De esta manera, España mantiene vivo el objetivo de obtener plaza directa para los Juegos Olímpicos de Río. Si Noruega vence el domingo en la final, las «guerreras» serán olímpicas. Si las holandesas se llevan el gato al agua, habrá que jugársela en un Preolímpico en el que esperarían Rusia, Dinamarca y México tras los resultados que se han dado en la fase de consolación en tierras danesas.

Estadísticas del Noruega vs. Rumanía. Mundial 'Dinamarca 2015' | IHF

Estadísticas del Noruega vs. Rumanía. Mundial ‘Dinamarca 2015’ | IHF

Sin comentarios

Escribir un comentario
Todavía no hay ningún comentario Puedes ser el primero en comentar este artículo

Escribir un comentario

<

Introduce la respuesta: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies