Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube

Oksana Chusovitina, rara avis olímpica

19 Ago 2016 11:08
Oksana Chusovitina

Oksana Chusovitina | Olympics

Mucho se ha hablado, y mucho se hablará, sobre uno de los méritos que atesora el marchador Jesús Ángel García Bragado. “Chuso” se encuentra a un paso de tomar parte en sus séptimos Juegos Olímpicos. Participó en Barcelona 1992 (10º), Atlanta 1996 (abandonó), Sidney 2000 (12º), Atenas 2004 (5º), Pekín 2008 (4º), Londres 2012 (17º). ¿Hacen falta más palabras? La verdad es que no, pues serían infinitas.

Pero Jesús no es único. En estos días está participando una gimnasta de nombre Oksana Chusovitina. Por darle un poco más de brío al artículo la llamaremos cariñosamente a ella “Chuso” por su apellido.

En la actualidad compite por Alemania, país al que emigró para poder tratar a su hijo, nacido en 1999, de leucemia. Sin embargo, ella compitió por la extinta URSS hasta 1993. Desde entonces hasta 2006 defendió los colores de Uzbekistán, su país de nacimiento. Y ahora con Alemania desde 2006.

Pues bien, la buena de Chusovitina, como nuestro “Chuso”, con los de Río, habrá competido también en 7 Juegos Olímpicos. Casualidades de la vida, también fue olímpica en Barcelona 1992 (oro por equipos con el equipo unificado), Atlanta 1996, Sidney 2000, Atenas 2004, Pekín 2008 (plata en salto) y Londres 2012.

El caso de Oksana, aunque con las lógicas similitudes, es muy distinto al de Jesús Ángel por las características intrínsecas y la idiosincracia de las pruebas que cada uno de ellos practica. Jesús Ángel compite habitualmente en 50 kilómetros marcha, una disciplina con un componente muy elevado de resistencia aeróbica. La resistencia es una de las cualidades físicas que no merma con la edad, toda vez al contrario. En Chuso pesarán sus lesiones, sus operaciones, pero la resistencia y su saber leer las competiciones han sido sus mejores armas.

La gimnasia, por el contrario, es una especialidad deportiva, que, de antaño, ha sido practicada por deportistas jóvenes, tal vez extremadamente jóvenes, hasta el punto de que se ha cuestionado durante mucho tiempo la necesidad de establece límites en la edad mínima de las participantes para que no participen en grandes eventos gimnastas de tan corta edad.

Así las cosas, larga vida a los “Chusos” olímpicos; larga vida a los Juegos Olímpicos; larga vida a los que hacen posibles los sueños de aquéllos que algún día se propusieron alcanzar la gloria, y con trabajo, tiempo y deportividad lo lograron, lo están logrando y lo lograrán.

RELACIONADO

Fran Aguilera

Corredor, Diplomado en Educación Física, Monitor de Atletismo, Entrenador Nacional de Ciclismo. Mijas (Málaga)

Sin comentarios

Escribir un comentario
Todavía no hay ningún comentario Puedes ser el primero en comentar este artículo

Escribir un comentario

Su dirección de e-mail on será publicada
Los campos obligatorios están marcados*

Introduce la respuesta: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.