Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube
OPINIÓN

Abajo el telón

Epílogo de Itálica
Abajo el telón
El público de Itálica aplaude a la atleta Ruth Jebet tras entrar en línea de meta | Fran Aguilera-WangConnection
16 Ene 2017 20:01

Se acabó. Fin al espectáculo que cada año disfrutamos gracias al Cross Internacional de Itálica. Con la de ayer han caído ya 35 ediciones. No es fácil, nada fácil. La organización de uno de los mejores crosses del mundo puede dar fe de que ha sido difícil soplar la vela número 35 porque han transcurrido unos años muy duros, de dificultades. Sin embargo, ahí está, radiante, brillante como el sol que se encargó de dar lustre a una jornada de atletismo de brillantísimo nivel. Que sea así por muchos años, aunque de vez en cuando tenga que lloviznar un poco. Sí, he dicho un poco, San Pedro; no una jartá como algunos años…

Cada edición del Cross Internacional de Itálica comienza tal día como hoy, justo cuando todo vuelve a la normalidad en la lustrosa ciudad romana fundada por Escipión el Africano. Ahora hay por delante semanas y meses de trabajo, de aportar ideas, de buscar soluciones a problemas o errores. La edición número 35 vio la luz en la mañana del sábado gracias a la Jornada Técnica que, poco a poco, va creciendo en calidad y cantidad. Este año han sido presenciadas por casi un centenar de personas. Buena idea, debería convertirse en imperdible para los aficionados al atletismo, como el cross propiamente dicho.

El domingo es el día D, la mañana de la puesta en escena. Y qué mejor escenario que el de la ciudad de Itálica. Echar una mirada hacia el horizonte desde la zona del podio… impresiona. Es más, a mí me acojona. Me llama la atención la majestuosidad de ese circuito impecable, impoluto, repleto de espectadores, de niños, atletas, familias, aficionados, atletas de élite. Gentío, una muchedumbre que, de ello, pueden dar fe los atletas internacionales; no paran de animar a los corredores, a todos y cada uno de ellos.

Intentando aprovechar el tirón de las carreras populares, la organización del Cross de Itálica –en manos de la Diputación Provincial de Sevilla– optó en su día por incluir carreras populares. Fueron un éxito, aunque a punto estuvieron de morir autofagocitadas por la masificación.

Cross corto y cross largo para populares. Este año se ha variado la fórmula: cross popular femenino y cross popular masculino. Ambos en distancia larga (en torno a 7 kilómetros). Ello ha supuesto llevar hasta Itálica a cerca de 1.500 participantes. A ellos hay que sumar los de todas las categorías menores (desde benjamín a júnior) y las dos carreras internacionales. Una fiesta del atletismo, un espectáculo del correr, de ver volar por el circuito a los mejores atletas de Sevilla, Andalucía, España y la humanidad…

Las dos carreras internacionales ofrecieron luz, color, esfuerzo, espectáculo. Buenísimos atletas internacionales que han contribuido a que Itálica sea lo que es. Lo mejor del atletismo de cross español, que ayuda a empujar del carro. Aunque parece que la crisis quedó atrás, siguen sin ser los mejores tiempos para la contratación de atletas de nivel mundial. Confiamos en que sigan apareciendo brotes verdes.

Y se leen críticas, comentarios sobre aspectos a mejorar.

Las competiciones comienzan a las 9 de la mañana. Mucha gente viaja desde muy lejos para poder participar o animar a familiares y amigos. Se debería considerar la necesidad de abrir las puertas del recinto antes de las 08.15, hora en la que se efectuó. Hay que tener en cuenta el buen trecho que hay que caminar hasta la zona de recogida de dorsales y salida.

Se hace necesario un replanteamiento en la programación de las carreras menores. Si bien Itálica es lo importante que es gracias a los atletas de élite, éstos no serían nadie sin las miles de personas que van a verles. Y no olvidemos que muchos van porque también compiten hijos, primos, hermanos, tíos, padres, amigos, etc. Es decir, gracias a las categorías menores. Es necesario pensar y repensar cómo conseguir no aunar categorías como alevines e infantiles femeninas, con más de 400 niñas a todo trapo formando un embudo al salir del triángulo de la salida. O no juntar tampoco a alevines masculinos y cadetes femeninas.

Es complicado, sobre todo teniendo en cuenta la retransmisión de las pruebas internacionales, pero considero que los menores también se merecen su importancia y, sobre todo, evitar peligros. Además, si se ha tenido en cuenta la separación de las pruebas populares en femenina y masculina para ofrecer el reconocimiento que se merecen las mujeres, también hay que pensar en las atletas más pequeñas que corren con las mayores. De esa forma, por ejemplo, las vencedoras más pequeñas se sentirían especiales al cruzar el arco de meta en primer lugar… y no precedidas por 25-30 infantiles.

Por lo demás, hay que dar gracias a todos los que hacen que el Cross Internacional de Itálica despierte la ilusión y los sueños de miles de atletas cada año. Hay que agradecer a técnicos y voluntarios de todo tipo para que pongan su granito de arena para que el espectáculo de Itálica brille tanto como el sol. Toca pensar en Itálica 2018.

Artículos relacionados
Toda la información del Cross de Itálica 2017

Fran Aguilera

Corredor, Diplomado en Educación Física, Monitor de Atletismo, Entrenador Nacional de Ciclismo. Mijas (Málaga)


Etiqueta asignada a este artículo
Circuito ANOCCross de Itálica 2017Opinión

Sin comentarios

Escribir un comentario
Todavía no hay ningún comentario Puedes ser el primero en comentar este artículo

Escribir un comentario

Su dirección de e-mail on será publicada
Los campos obligatorios están marcados*

Introduce la respuesta: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.