Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube

Pedro Maroto: «La cultura deportiva de este país es penosa»

Pedro Maroto: «La cultura deportiva de este país es penosa»
03 Oct 2014 18:10

PEDRO MAROTO Y SU PUPILA SARA MARTu00cdNEZ

Pedro Maroto Escudero (Madrid, 15 de diciembre de 1967) lleva toda la vida dedicado al atletismo. De una forma u otra, nunca ha dejado de estar vinculado a este deporte. Comenzó siendo atleta y guarda un grato recuerdo de esa época, donde consiguió acudir al Mundial júnior en el año 1986. Mientras estudiaba INEF se dio cuenta de lo difícil que era compaginar esa carrera con la exigencia de los entrenamientos y en el año 1991 le ofrecieron una oportunidad que de alguna manera marcaría el rumbo de su historia. Comenzó como guía de atletas y hoy es el director técnico de atletismo de la ONCE, además del entrenador de Sara Martínez, con quien tiene una relación envidiable.

P¿Cómo trabajáis dentro del núcleo de atletismo en la ONCE? ¿Qué objetivos perseguís?

R.- En primer lugar, tenemos que diferenciar entre la promoción y sacar nuevos talentos y luego lo que es el atletismo internacional. A nivel de temporada, tenemos dos campeonatos de España de pequeños que abarca de benjamín a juvenil y tienen entre 4 y 5 pruebas de cada categoría. Luego tenemos otros dos campeonatos para buscar talentos de entre los mayores. Además tenemos el campeonato de España absoluto, en el que se participa por unas mínimas y son un poco más exigentes.

También hemos conseguido crear un campeonato internacional de pequeños, que es como un meeting en el que integramos a cada niño en un grupo de seis u ocho atletas para ir motivándoles. De esta manera, ven que tienen una competición internacional antes de dar el salto a un campeonato de Europa absoluto, por ejemplo. Por último a través del Consejo tenemos un programa nacional de tecnificación deportiva y otra concentración de mujer y deporte.

Todo esto lo hacemos para motivar a los chavales a la práctica deportiva, porque si los llevas a un campeonato, de concentración, etcétera los motiva más.

PTú también fuiste atleta, acudiste al mundial júnior de 1986 en las pruebas de 400 metros y 4×400. ¿Qué recuerdos tienes de esa época como atleta? ¿Con qué momentos te quedas?

«Desde la ONCE, intentamos motivar a los atletas a la práctica deportiva»

R.- Como atleta recuerdo sobre todo ese campeonato del mundo júnior. Fue una pasada, me toco correr con un griego el día de la inauguración. Estaba todo el estado lleno… y me cagué por la pata abajo (risas). La peor marca en dos años la hice ahí. Luego ya en relevo lo hice bastante mejor.

También recuerdo la medalla que saqué en el Promesa o el sexto puesto de un Absoluto que conseguí. Eso es lo que más destaco. La pena es esa, que terminas de estudiar, yo hice INEF y compaginarlo con el atletismo es difícil, haces muchas prácticas deportivas y llegaba a los entrenamientos por las tardes agotado. Y luego cuando terminé INEF empecé en la ONCE como guía, me enganché y hasta hoy.

P¿Qué fue eso que tanto te enganchó de la ONCE?

R.- A mí en el año 1991 me llamó un chaval que ya estaba de entrenador y me preguntó si quería hacer de guía de ciegos en un campeonato de Europa en Francia. Yo ni sabía lo que era, pero me lo explicaron y luego el ambientillo era muy bueno y yo me sentía bien porque podía ayudar a alguien a conseguir sus logros. Luego en Barcelona llegué a ser oro con un chico en los 100 metros y para mí fue una satisfacción inmensa. Y eso que entonces los guías no teníamos medallas ni nada como ahora, pero me gustó tanto…

P¿Cómo es entrenar con Sara?

R.- Su evolución ha sido muy positiva. Hace unos años era más “vaga”, todo le costaba mucho hasta que también descubrieron de dónde venía la anemia que tenía. Pero sí es cierto que se quejaba de todo y ahora le mandes lo que le mandes, acepta y acata. Además ahora hay una confianza entre los dos total. Nos contamos las cosas, tanto de dentro del atletismo como de fuera y tenemos muy buena relación.

P¿Qué le intentas enseñar a Sara como entrenador y qué te enseña ella como atleta?

R.- Yo siempre le intento enseñar que el objetivo es ir mejorando, pero desde el punto de vista de que el atletismo es un deporte donde hay que sufrir pero a la vez te da muchas cosas. Y eso es lo que tiene que intentar aprender día a día.

Ella a mí me enseña su gran afán de superación. Es una chica que se lo ha currado mucho, parece que se lo han regalado todo y no es así. Desde que empezamos hace doce años ha cambiado mucho.

P¿Qué piensas de la cultura deportiva de nuestro país? ¿En qué lugar crees que quedan los deportes adaptados?

R.- Es una cultura penosa y muy pobre. El problema que tenemos en los deportes adaptados son las categorías. Hay tantos números que la gente se lía. Están bien para la gente que estamos metidos en el mundillo pero de cara al espectador habría que intentar definirlo de otra forma: deficientes visuales, parálisis cerebral… algo más general.

«El atletismo es un deporte donde hay que sufrir pero a la vez te da muchas cosas»

En el año 2000 contesté a Fernando Savater sobre un artículo que hizo acerca de los Juegos Paralímpicos. Dijo que parecía un circo, que si los ciegos corriendo, los enanos también… En fin, un artículo demoledor. Entonces le contesté diciendo que la gente que está aquí entrena lo mismo que un olímpico, a lo mejor no porque no dispone de los mismos medios, las mismas becas. Quién me dice a mí que si a Sara le dan la beca que le dieron, por ejemplo, a Joan Lino en su momento, no podría entrenar tanto como él. Entonces, las horas de entrenamiento son las mismas. Hay menos gente, sí, pero evidentemente hay menos gente ciega en el mundo que no ciega. Pero que piensen que están los mejores del mundo en competiciones como los Juegos, no son gente que no entrenan y están ahí porque sí.

P¿Los deportistas adaptados tienen menos becas?

«Sara se lo ha currado mucho, nadie le ha regalado nada»

R.- Sara: Con mi medalla de bronce en Lyon me dieron una cantidad que no era ni un cuarto de lo que le dan a un olímpico por la misma medalla. Luego piden resultados, pero es que nuestra mayor beca son 24.000 € por una medalla de oro en unos Juegos. En Madrid para el año de los Juegos en Pekín a los olímpicos solo por ir les dieron 10.000€ y a los paralímpicos ni las gracias.
Después pides las becas de la Comunidad de Madrid y se la dan por ejemplo a gente retirada a la que están dando dinero por algo que hicieron en su momento y ahora ni entrenan ni compiten. Y después a gente que está entrenando…

R.- Pedro: Por ejemplo a los paralímpicos reservan el 2% de las plazas para las ayudas, pero esas siempre se las llevan los de natación porque son los que más medallas sacan y como va en base a un baremo…

R.- Sara: No sirve de nada, competimos contra los olímpicos.

{jathumbnail off}

Coral Aja

Periodista por vocación y atleta por devoción. Marchadora y comunicadora a jornada completa a caballo entre el mundo aeronáutico y el deportivo. "No hay mejor manera de medir el grado de libertad de un país que consultando su prensa"


Etiqueta asignada a este artículo
Sara Martínez PunteroSuperaciónINEF

Sin comentarios

Escribir un comentario
Todavía no hay ningún comentario Puedes ser el primero en comentar este artículo

Escribir un comentario

<

Introduce la respuesta: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies