Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube

Pillada in fraganti con un motor en su bicicleta

01 Feb 2016 14:02
Femke Van den Driessche. | CyclingWeekly

Femke Van den Driessche. | CyclingWeekly

El ciclismo es un deporte que lleva años necesitando cambiar. Dicen ellos que queriendo cambiar y que están en proceso. Creo que nos moriremos y no lo veremos. Algunos ciclistas han muerto y no lo han visto, ni lo verán. Y han muerto por causas achacables a hechos que son de suficiente calado para que de una vez por todas el ciclismo, y todos los que tienen que ver con él, den un paso adelante, un puñetazo sobre la misa, y mute como si no tuviera nada que ver lo antiguo con lo nuevo.

Hace unos días publicamos la noticia del que ha resultado ser el primer sancionado por dopaje en el ciclismo en 2016. Mientras aclaran o no si se trató de unos aminoácidos intoxicados o de una intoxicación en el laboratorio, Alberto Gallego encabeza la lista de ciclistas dopados del presente año. Un gallifante para el pobre, con lo joven que es.

Otra que es joven, y sobradamente preparada es Femke Van den Driessche. Si pocos conocían a Alberto Gallego, no muchas más conocerán a Femke Van den Driessche. O conocerían. Ahora, como Gallego, se está convirtiendo en tristemente célebre. Ella ya ha afirmado que se ha acabado su carrera como ciclista… y sólo tiene 19 años. Cumplirá 20 el próximo 27 de agosto. ¿Qué ha hecho la angelita? Según ella, nada. Según su papá, nada. Según la Unión Ciclista Internacional, su bicicleta tenía escondido un motor … Sí, sí, un motor … en una bicicleta de competición.

Femke Van den Driessche. | IBTimes

Femke Van den Driessche. | IBTimes

Ahora bien, no es una novedad, pues hay algunos indicios que llevan a sospechar que esta treta se ha venido realizando en el ciclismo profesional desde hace unas temporadas. Si no está más extendido es porque canta más que la EPO, las hormonas del crecimiento o los corticoides. Pongámonos en situación.

El pasado fin de semana se disputó en Heusden-Zolder (Holanda) el campeonato del mundo de ciclo cross. Se trata de una especialidad ciclista muy espectacular y vistosa que no goza del predicamento y la atención de los medios y el público como sí lo hace el hermano de la carretera. Eso si, en países de centro Europa sí que existe un gran número de apasionados seguidores que dan calor a las competiciones. En dicho campeonato, Femke Van den Driessche era una de las favoritas al título en la categoría sub 23. De hecho, el pasado 7 de noviembre se proclamó campeona de Europa sub-23 de ciclocross en Huijbergen, ciudad holandesa que hace frontera con Bélgica.

Sin embargo, en Heusden-Zolder se vio obligada a retirarse con la mala fortuna de que los jueces de la UCI revisaron su bicicleta y encontraron que llevaba escondido un motor. ¿Recuerdan los alegatos de Alberto Gallego sobre su inocencia? Lean ahora los de la ciclista belga: «La bicicleta no era mía. Yo nunca haría trampa. No era mía, era de una amiga y era idéntica a la que yo utilizo. Esta amiga la usó el sábado y la dejó en el camión. Un mecánico, pensando que era mi bici, la limpió y preparó par la carrera. Soy consciente de que tengo un gran problema. Yo no he hecho nada malo». ¿Qué les parece? A mí me parece una bobada impresionante. Me refiero a su declaración.

Los ciclistas son extremadamente cuidadosos de su material, de sus herramientas de trabajo. Y los mecánicos de los equipos ciclistas se conocen a la perfección las bicicletas de sus compañeros. ¿Ella no reconoció que no era su bicicleta durante el calentamiento previo a la carrera? No, Femke, no te creo. Y lo peor de esto no es que ella sea una tramposilla más en un mundo en el que la trama es la norma y la norma se la salta, o saltaba, hasta el presidente de la UCI (sobre todo en la época de Lance Arsmtrong, uno de los mayores tramposos, pillados, de la historia).

De lo ocurrido lo peor es que ella no ha podido trucar la bicicleta por sí sola. De todo esto se puede concluir que el entorno es tan favorecedor de la trampa como el propio deportista. Y en este caso pueden estar implicados en su equipo (tanto el habitual como la selección belga, pues tengan en cuenta de que a los mundiales cada ciclista lleva su bicicleta habitual de entrenamiento y competición), los mecánicos, el fabricante de la bicicleta, su papá, que defiende su inocencia con argumentos tan burdos como los del solomillo de Irún que, mala pata, tuvo a bien jamelarse Alberto Contador en tan negro día para su trayectoria ciclista…

Femke, en serio, no te lo crees ni tú. Si tu carrera está acabada cuenta toda la verdad y que pille chispa hasta el apuntador. Soy pesimista, la omertá es la Biblia Sagrada para los ciclistas y todo su entorno …

Fran Aguilera

Corredor, Diplomado en Educación Física, Monitor de Atletismo, Entrenador Nacional de Ciclismo. Mijas (Málaga)


Etiqueta asignada a este artículo
Femke Van den Driessche

1 comentario

Escribir un comentario
  1. Modelos Bicicleta Estatica
    Modelos Bicicleta Estatica 16 junio, 2016, 00:54

    Sin duda alguna el ciclismo como bien indica la noticia es algo que debe cambiar y cuanto antes o, en consecuencia nos veremos cada día más desencantados.

Escribir un comentario

<

Introduce la respuesta: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies