Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube

Queralt Casas, por Guillem Casas

Queralt Casas, por Guillem Casas
02 Mar 2013 15:03

Queralt en su etapa pre mini en el Pompeu Fabra de Salt | Fotografía cedida por Guillem Casas

Queralt en su etapa de mini:

«Puedo presumir de haber visto crecer a una de las jugadoras gerundenses que más peso tiene y tendrá dentro de la historia del baloncesto de la provincia y del país. De hecho, Queralt deja huella por donde pasa, y no fue menos en su entrada en el G.E.i.E.G. Desde pequeña, ya podías ver cómo era, porque Queralt es así, transparente y pura como el agua: Enérgica, con atrevimiento (con o sin balón), veloz, agresiva, tenaz para lograr todo aquello que se propone, alegre e independiente.

La entrada de Queralt en el equipo fue un impacto, un revulsivo. Sus ganas de no parar; desafiante pero siempre con una sonrisa en los labios, con esa mirada «desafiante» a las normas, pero a la vez disciplinada para obedecer todo aquello que se le pedía. Cuando el partido empezaba, cuando  era necesario poner los cinco sentidos en pista, ese era su momento y ella lo sabía. Desplegaba todo su potencial físico y mental para dejarlo todo en pista.

Queralt no paraba. Colgada en las canastas, jugando al futbol antes de empezar el entreno, escondiéndose en los vestuarios… Hay tantos momentos, que ahora sonrío recordándolos. Era carismática, el alma y
la líder del equipo, era capaz de atraer todas las personalidades del grupo.

Aunque los inicios fueran duros, el resto de jugadoras no tardaron en aceptar un carácter fuerte dentro del equipo. Estoy orgullosa de haberla hecho capitana en su día, y de haber ayudado, desde mi pequeña
parcela, a hacer de Queralt la capitana (con todo lo que eso implica) de ese mini, que durante dos años, tantas alegrías y victorias consiguió.

Por suerte, de todo aquello, lo que más recuerdo son sensaciones y momentos de convivencia que ahora, unos años más tarde, veo como llevan implícitos mensajes y aprendizajes que a buen seguro, han
ayudado a hacer de Queralt, un referente dentro de nuestro club. Laura Ullate ( Entrenadora de Queralt en su etapa mini, pre infantil e infantil).»

Me presento, me llamo Guillem Casas, y voy a hablaros de la persona que más quiero, mi hermana. Y no de cómo es ella dentro de una pista de baloncesto, «que eso se ve desde fuera». Es la primera vez que hago una cosa así, y la verdad que no tengo muy claro cómo empezar. Pensé que sería una buena idea que entrenadores que ella tuvo me ayudaran, explicando cuatro anécdotas que vivieron con Queralt, pero o no me contestaron, o no llegué a ellos para informarles;Una persona que sí lo hizo fue Laura Ullate, su entrenadora en el G.E.i.E.G, y la verdad que me sorprendió gratamente, tanto, que me he visto obligado a poner su escrito de «prólogo«.

¿Qué puedo decir de mi hermana? Es evidente que siempre ha sido una persona especial, con una personalidad arrolladora. Es carismática, vital, inquieta, extrovertida, aunque con un punto de timidez; autoexigente, trabajadora y, sobre todo, fiel a sí misma y a sus convicciones. A veces parecía algo rebelde, pero es que en su afán por ser fiel a sí misma, si algo no le parecía justo, no lo podía aceptar. Es algo inherente a su carácter y/o principios y no podía traicionarse.

A Queralt nunca le gustaron las normas, no entendía que, por el simple hecho de ser pequeña, tuviera que obedecer, solo porque sí, y esta actitud lejos de ayudarle, le solía traer bastantes problemas. Por suerte, mediante el deporte, Queralt consiguió encontrar la manera de canalizar toda la energía y al mismo tiempo tuvo que aprender a obedecer y a comportarse según el reglamento y los dictámenes preestablecidos. Vale la pena resaltar que en este segunda parte tuvieron un papel fundamental Laura Ullate primero, y después Ramón Jordana, a veces en su papel de víctimas y a veces de verdugos.

Queralt ha sido siempre una persona muy competitiva, y en la vida cotidiana también competía por todo. Vivía en un juego permanente, donde evidentemente no había normas ni reglas, o, en todo caso, las ponía ella. Se trataba de llevarte siempre al límite a cada momento y hasta que no veía que tú ya habías llegado al tope, ella no cedía; era realmente cansado y extenuante.

Recuerda mi madre que a la edad de tres años, el pediatra le hizo la primera revisión ocular, y Queralt tenía que acertar en qué dirección la letra “U” estaba abierta, si hacia arriba, abajo, derecha o izquierda, y no hubo manera de que acertara ni una. La doctora con cara de preocupación llegó a pensar que realmente tenía un problema de visión, cuando mi madre le propuso que nos pusiera a los dos hermanos juntos y compitiéramos para ver quién de los dos era el más rápido…, ya podéis imaginar quién ganó.

O cuando íbamos a clase de tenis los sábados por la mañana, y mis padres descubrieron que Queralt llevaba toda la mañana jugando con la mano izquierda porque se aburría  y al preguntar al monitor por qué no le cambiaba la raqueta de mano al ver que no acertaba ni una, él les contestó: es que me ha dicho que es zurda.

En fin, para ella todo era un juego y, si no podía echar un pulso, nada tenía demasiado sentido. A día de hoy, y como dije en una entrevista que me hicieron en un programa de radio, estoy muy orgulloso de ella. No por si es mejor o peor jugando al baloncesto, sino porque tiene la suerte de dedicarse a eso que le gusta, y porque es una persona que consigue todo aquello que se propone.

Tan sólo deseo que las cosas le sigan saliendo bien, que trabaje con la humildad que ha tenido hasta ahora, y que las lesiones la respeten.

MUCHA SUERTE PARA LA COPA!!

Gràcies per tot, t’estimo.

@GuillemCasas_89

Queralt con su hermano Guillem (arriba izquierda) con los amigos de éste

Pancarta que las compañeras de equipo en el C.E.i.E.G. le hicieron a Queralt en su último partido antes de ir al Segle XXI

El logo oficial de Queralt Casas


Etiqueta asignada a este artículo
Queralt Casas

Sin comentarios

Escribir un comentario
Todavía no hay ningún comentario Puedes ser el primero en comentar este artículo

Escribir un comentario

<

Introduce la respuesta: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies