Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube

¡Queremos marcha, marcha!

¡Queremos marcha, marcha!
23 Abr 2014 19:04

Jesús Ángel García Bragado, marchador español por excelencia

Jesús Ángel García Bragado, marchador español por excelencia

A estas alturas ya nadie nos puede engañar: ¡estamos en crisis! Yo me pregunto: ¿Crisis de qué? ¿Económica, social, cultural, educativa, política, deportiva? Tal vez una cosa lleve a la otra o la otra lleve a la una o vayan todas cogiditas de la mano. Y me vuelvo a preguntar: ¿Qué es estar en crisis? Según el diccionario de la RAE, crisis es

  1. f. Cambio brusco en el curso de una enfermedad, ya sea para mejorarse, ya para agravarse el paciente.
  2. f. Mutación importante en el desarrollo de otros procesos, ya de orden físico, ya históricos o espirituales.
  3. f. Situación de un asunto o proceso cuando está en duda la continuación, modificación o cese.
  4. f. Momento decisivo de un negocio grave y de consecuencias importantes.
  5. f. Juicio que se hace de algo después de haberlo examinado cuidadosamente.
  6. f. Escasez, carestía.
  7. f. Situación dificultosa o complicada.

Cada día nos hartamos de leer, ver y oír que estamos mejor o peor en función de lo que determinen los mercados. Eso en lo referente a la economía. En lo deportivo, cada día, cada semana, deportistas españoles dan muestras de su valía, de su preparación, de sus cualidades. También lo vemos y lo oímos. Bueno, eso es relativo, pues para saber de las bondades de muchos deportistas españoles y sus triunfos nacionales o internacionales hay que estar buscando enlaces, rutas, preguntando aquí y allí dónde se puede ver una competición. Tenemos campeones del mundo de ciertos deportes que son conocidos en su casa, en la de sus entrenadores y, a lo mejor, en su federación respectiva. Una pena. ¿Crisis deportiva? No creo. ¿Quiénes son los encargados de hacernos llegar la información necesaria para que sepamos que tal o cual deportista ha conseguido una medalla internacional? ¿Los periodistas? Será. Tal vez debamos ser más comprensivos y entender que si esos periodistas están dándose codazos con otros compañeros para ver quién es el primero que saca a la luz qué gayumbos utiliza Ronaldo cuando va a jugar al golf es lógico que no puedan dedicarse a informar de deporte. No voy a ser malo y voy a ser comprensivo. Bueno, mejor haré unos ejercicios de yoga.

¿Saben ustedes que hay deportistas internacionales, medallistas europeos, que tienen que pagarse su material para entrenar y competir? ¿Sabían ustedes que existen muchos, demasiados, campeones de España, que tienen que recurrir a ayudas para poder ir a entrenar todos los días y a competir cada semana? Sí, está la cosa mal, muy mal.

¿Se imaginan ustedes a Pau Gasol, a Messi o a Diego Costa comprando su calzado para jugar la final de la Final Four de la Liga de Campeones? A ver …yo no.

¿Saben ustedes que hay medios de comunicación especializados en deporte que, en vez de informar de forma decente que el fin de semana del 3 y 4 de mayo se celebra la Copa del Mundo de Marcha en Taican, China, lo hacen de forma jocosa acudiendo al fácil juego de palabras comparando a tan noble disciplina deportiva con su acepción relacionada con la juerga?

¿Conocen ustedes el refrán ese de que aunque la  mona se vista de seda, mona se queda? A este paso algunos se van a tener que disfrazar de periodista invisible. Tal vez sería mejor que lo que piensan sobre la marcha lo discutan con sus amigos viendo las semifinales de la Copa de Europa de Fútbol. Ah, no, que ahora es la Champions. Disculpen a este pobre ignorante.

Yo creo que es conveniente que muchas personas que escriben sobre deporte se sentaran, cerraran los ojos e hicieran un ejercicio de introspección, que rebuscaran en sus entrañas, en su corazón, en su materia gris, para que, tras un extenuante trabajo, pudieran llegar a la conclusión de que con su actitud, con sus letras plasmadas en blanco sobre negro lo único que consiguen es faltar el respeto a deportistas que se dejan el pellejo sobre la pista, el asfalto o los caminos de tierra. Para que se cercioren de que con su falta de rigor y profesionalidad lo único que consiguen es restar energía y fuelle a unos deportistas que lo dan todo por conseguir sus sueños, por intentar traer a España esas medallas que luego algunos sacan en sus portadas o fotografían en primeros planos.

Pienso que es el momento de que revisen el historial de la Marcha Atlética española para que vean, de una vez por todas, que se trata de una especialidad que ha dado mucho a nuestro deporte durante los últimos cuarenta años. Luego van 11 amiguetes  con un balón y meten un gol y todos hemos de ser de La Roja, poner banderas en los balcones, salir tocando el claxon como locos por las calles e inundar las calles de Madrid, Barcelona o Villanueva del Trabuco emborrachados de gloria …y de alcohol.

Yo quiero pedir para alguno más humildad, más profesionalidad, más honestidad. Yo creo que he ahí el origen de la crisis. Y la solución es tan fácil que no paramos de darle las vueltas a la prima de riesgo.

¡Queremos Marcha, Marcha! Quiero enviar desde aquí todo mi apoyo, respeto, ánimo, compresión y fuerzas a nuestros marchadores y todos los técnicos que día a día están ahí, aquí y allí. Gracias. Porque vosotros lo valéis.

Fran Aguilera

Corredor, Diplomado en Educación Física, Monitor de Atletismo, Entrenador Nacional de Ciclismo. Mijas (Málaga)


Etiqueta asignada a este artículo
Marcha

Sin comentarios

Escribir un comentario
Todavía no hay ningún comentario Puedes ser el primero en comentar este artículo

Escribir un comentario

<

Introduce la respuesta: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies