Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube

¿Quién necesita un gimnasio?

¿Quién necesita un gimnasio?
26 Feb 2013 01:02

El preparador físico Tom Vaste dirige una sesión personalizada | Adolfo Madrid

Hace algo más de dos años realicé un viaje que ha marcado un antes y un después en mi forma de trabajar.

A través de Quique Villalobos, me puse en contacto con un preparador físico de Los Ángeles, Tom Vachet. No lo sabía, pero era un «viaje sin retorno».

Ya sabéis que la mente siempre está inventando y llena de expectativas. Durante el viaje no paré de imaginar mil formas de trabajar llenas de grandes tecnologías. La «tecnología» de Tom eran: balones medicinales de 4.5 kg, pelotas de squash, bancos de 80 cm de altura, colchonetas de alto nivel propioceptivo, una cancha de basket y un cronómetro, este último fundamental.

Eso era todo. Eso, y sesenta minutos de trabajo por delante, ni un minuto más, ni un minuto menos. Enseguida pude comprobar, en carne de los jugadores y en la mía propia, el efecto de dicho trabajo.

Trabajo dirigido a la musculatura profunda, que es la que ancla el cuerpo al suelo. Y por tanto, punto de partida de cualquier movimiento posterior. Es la base de la condición física, desarrollando el sistema músculo-esquelético ( músculo, tendón y ligamentos).

La mayor virtud de este sistema de trabajo es el abanico tan amplio que abarca. Empezando en la Prevención y terminando en la mejora del Rendimiento Físico. Paralelo a esto, existe una mejora inconsciente, por parte del deportista, de su invencibilidad mental. Ya que los ejercicios te llevan permanentemente al límite, requiriendo de una lucha sobre tu mente por el «poder hacerlo». El trabajo es una mezcla de ejercicios de isometría, isocinéticos en desequilibrio, derivados de la autocarga.

Steve Nash, Brandon Jennings, Goran Dragic, Axel Hervelle, Jaime Fernández… ya saben de los beneficios de este maravilloso trabajo.

Aprovecho estas líneas, para agradecer públicamente a Quique por facilitarme un viaje que no olvidaré jamás. Y por supuesto, al Maestro Tom Vachet, por compartir sin recortes toda su sabiduría.

Viaje a Los Angeles para trabajar con Tom Vachet | Adolfo Madrid

En estas instalaciones Tom Vachet enseña a sus jugadores | Adolfo Madrid

La cancha de juego, espectacular | Adolfo Madrid

Los jugadores americanos demostrando su trabajo en vacaciones | Adolfo Madrid

Son cada vez más los españoles que se ponen en manos de un preparador físico | Adolfo Madrid

 

 


Etiqueta asignada a este artículo
Tom VachetQuique Villalobos

Sin comentarios

Escribir un comentario
Todavía no hay ningún comentario Puedes ser el primero en comentar este artículo

Escribir un comentario

<

Introduce la respuesta: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies