Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube
FIRMAS

Ser más grandes que tus circunstancias

El deporte puede convertirse en nuestro peor enemigo
Ser más grandes que tus circunstancias
Serena Williams discute con el juez de silla en la final del US Open | WTA
28 Oct 2018 14:10

No es un secreto que la práctica de deporte, sea cual sea este, nos colma de distintas cualidades y satisfacciones psicológicas. La actividad física ya sea practicada a un nivel de rendimiento profesional o como deporte de ocio y tiempo libre, nos proporciona beneficios tan importantes en nuestras vidas como salud, tanto física como psicológica, realización personal, competitividad, asertividad, afectividad, confianza, autocontrol o eficacia en otros trabajos.

Sin embargo, el no saber cómo reaccionar ante diversas situaciones difíciles puede situar el deporte en nuestra contra y convertirse en nuestro enemigo.

Muchos deportistas no saben manejar estas situaciones dolorosas o complejas debido a la alta exigencia, a la poca compasión o a la dura crítica de uno mismo que se tiene. Esto puede llevar a caer en una mala actuación deportiva y a anteponernos ante retos o desafíos innecesarios. Cuando establecemos unas expectativas de rendimiento demasiado altas, y al final no logramos esa meta que nos pusimos, los atletas pueden experimentar problemas a la hora de manejar la situación.

La compasión y aprender a ser amables con nosotros mismos nos permite tratar cualquier situación adversa que se nos ponga delante con profesionalidad y respecto. Una mala actuación en la pista, o digamos mejor, una no tan buena realización, no determina tu futuro como deportista; no obstante, una mala contestación, un acto soberbio, enfadarse o alterarse de malas maneras, sí puede determinar qué tipo de deportista eres, y revertirse en tu contra para futuros eventos.

Es muy conocido el caso de Serena Williams en la final del US Open 2018. Durante el torneo, Serena fue multada por diversas violaciones en el reglamento del tenis; y no era la primera vez que sucedía. La tenista fue multada por insultar al árbitro y por ser aconsejada (coaching) durante uno de los sets.

En este caso, la falta de autocontrol, llevó a Serena a las peores circunstancias del deporte, llevándose una mala imagen de deportividad y de no saber perder. Este perfil que mostró la tenista no representa cómo es ella en realidad, ni el duro trabajo que lleva a sus espaldas, ni la representa como madre, ni como deportista; sin embargo, es lo que ha mostrado en varios momentos.

Podemos aplicar también aquí el concepto de autocompasión y respeto, mencionados anteriormente; no sólo debemos entrenar la parte física sino también la psicológica y saber reconocer los errores de uno mismo y aprender de ellos, sin buscar excusas. Sólo así crecemos como deportistas y como personas.

Existe una palabra que está muy de moda últimamente, resiliencia: “capacidad de adaptación de un ser vivo frente a un agente perturbador o un estado o situación adversos.” RAE. Podemos resumir nuestras vidas en este término; aprender a mantenernos fuertes tanto mental como físicamente para poder mostrar lo mejor de nosotros mismos.

¿Y tú te consideras una persona resiliente?

Atleta en el Mundial de Londres 2017 | Uri Roura-WangConnection

Fuentes:

Laura Luengo

IE University. Nourishing my inner journalist. Atleta segoviana del CAV.


Etiqueta asignada a este artículo
Serena WilliamsPsicología deportiva

Sin comentarios

Escribir un comentario
Todavía no hay ningún comentario Puedes ser el primero en comentar este artículo

Escribir un comentario

Su dirección de e-mail on será publicada
Los campos obligatorios están marcados*

Introduce la respuesta: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.