Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube

‘Recuerdos de Doha’, por Mario Blanco

‘Recuerdos de Doha’, por Mario Blanco
12 Feb 2015 21:02

El viaje hacia mi primer Mundial comenzaba muy temprano el 14 de enero. Sin apenas haber podido dormir, llegaba a Barajas con la suficiente antelación para descansar un rato ya en la puerta de embarque. Tenía esa sensación de inquietud ante lo desconocido, sin noticias concretas del trabajo que tendría que realizar en Doha, pero sabiendo al menos el hotel en el que me hospedaría durante 19 noches.

Ya sentado en el avión reconocí a Jorge Dargel, periodista del Diario Marca, y me levanté a saludarlo. La aventura catarí tendría desde ese momento un gran colchón de tranquilidad sabiendo que un paisano de El Bierzo estaría también en el Hotel Mövenpick. En el viaje pude conocer a Jorge Rubio, periodista de la Televisión Educativa Mexicana, que acudía a Doha en las mismas condiciones que servidor: mediante un programa de la Federación Internacional de Balonmano (IHF) para jóvenes periodistas que nos daría la oportunidad de trabajar para el organismo durante el Mundial de Catar 2015.

Jorge me comentaba al llegar a Doha que estaba hospedado en otro hotel, también para prensa internacional y nos despedimos con un “mañana nos vemos”, dando por hecho que nos detallarían el trabajo a realizar en el Centro de Acreditaciones. Agotado después de seis horas de vuelo, instalarme fue la única preocupación para ese día, teniendo toda la mañana siguiente para hacer las gestiones antes de la Ceremonia de Inauguración.

Desayunando en el hotel fui empezando a conocer a varios periodistas españoles: Laura, de ABC; Javier, de El Mundo; o David, de la Agencia EFE. El cansancio se había transformado en ilusión de camino al Estadio Lusail, donde se encontraba el Centro de Acreditaciones. Empezaba a ser consciente de que iba a poder vivir un Mundial de balonmano in situ, algo que desafortunadamente no es muy habitual para la prensa española en los últimos años.

Mario Blanco cubre un partido del Mundial de balonmano Catar 2015 | Mario Blanco

Mario Blanco cubre un partido del Mundial de balonmano Catar 2015 | Mario Blanco

Me dieron la acreditación sin ningún problema. Todo parecía en orden hasta que pregunté por mi programa y nadie supo contestarme a dónde tenía que dirigirme para comenzar el trabajo. Sofía, una griega del Comité Organizador que hablaba perfectamente castellano me sugirió preguntar en el punto informativo para la prensa, ya dentro del Estadio Lusail. Tampoco. Regresé para el Mövenpick en busca de una solución, preguntando en la recepción (Catar 2015 tenía también puntos informativos en los hoteles) sin respuesta alguna.

En ese momento ya me preguntaba por qué no habría apuntado el número de Jorge en el aeropuerto, pero decidí no preocuparme: seguiría intentando tener noticias de mi programa sin que la desinformación inicial me impidiera disfrutar del campeonato. Cogí mi mochila y salí de nuevo hacia el pabellón para presenciar la Ceremonia Inaugural y el partido que abría el torneo, Catar vs. Brasil. Ya en el autobús me encontré con varios periodistas de Arabia Saudí y el Líbano que estaban hospedados en el hotel de al lado.

– ¿De qué país eres? (Me preguntó uno de ellos, todo en inglés)
– De España.
– ¡¡Oh!! ¡¡España!! ¿Madrid o Barça? (las caras de emoción se multiplicaron y de repente me vi frente a siete u ocho personas esperando una respuesta)
– De ninguno de los dos, no se si vais a conocer a mi equipo…
– ¡Sí, dime!
– Del Deportivo.
– ¡¡Oh!! ¡¡La Coruña!! ¡¡Sí, Deportivo La Coruña!!

La conversación continuó y sabían nombres de jugadores, recordaban aquella semifinal de la Champions League contra el Oporto… y me comentaron que en Arabia Saudí se ven muchos partidos de la Liga, habiendo una enorme rivalidad entre aficionados del Real Madrid y del Barcelona. En ese momento no podía dejar de pensar lo increíble que es que gente de un país lejano como Arabia reconociera perfectamente el nombre de una ciudad tan cercana para mí como La Coruña. Desde ese momento, cada vez que algún árabe me preguntaba por mi equipo, lo decía con la certeza de saber que lo reconocerían y así sucedió siempre.

Disfruté de la Ceremonia de Inauguración compartiendo impresiones con otros periodistas y de vuelta al hotel comencé a comprender que la cercanía en el mundo del balonmano es una constante. La gente se conoce entre sí, al segundo día ya saludaba a compañeros argentinos, franceses o españoles como Lourdes García Campos (TVE), siempre cercana y disfrutando del trabajo a pesar de las pocas horas de sueño que requiere un evento de este tipo. Disfrutaba de la experiencia presenciando también el primer encuentro de España ante Bielorrusia en el Estadio de Duhail, pero seguía sin tener noticia del programa de la IHF. Estaba en Catar y quería trabajar, tenía ganas de exprimir al máximo la experiencia.

Gracias a la chica griega del Comité Organizador, conseguí contactar por fin con los responsables del programa de la Federación Internacional, momento en el que me volví a encontrar con Jorge Rubio. La Ley de Murphy. El problema surgió porque me habían asignado un hotel diferente al que se hospedaban todos los compañeros del programa y donde se impartían también los seminarios cada mañana. Era el tercer día de competición y me puse en contacto con TheWangConnection a través de mi amigo Ricardo Alonso Bartol para poder sacar más jugo si cabe a Catar 2015.

Así fue. Además de las crónicas en inglés de los partidos de España y las de algún partido interesante en las jornadas de descanso de “Los Hispanos”, comenzaba el vídeo diario que guardaré siempre como una experiencia inolvidable, la mejor hasta el momento: la cercana entrevista con Esteban Salinas y Diego Reyes, vivir el pase a octavos de final de Argentina con los familiares y aficionados, entrevistar a compañeros periodistas de diferentes países, Jordi Ribera (seleccionador de Brasil), a jugadores como Nikola Karabatic o Joan Cañellas, enseñar los estadios por dentro y diferentes puntos turísticos de la ciudad de Doha… Era sin duda la mejor manera de mostrar la alegría y la ilusión con la que estaba viviendo el Mundial, compartiendo esos momentos según me acontecían, que al final es lo más bonito de todo.

Argentina pasa a los octavos de final de Catar 2015, con Mario Blanco como testigo | IHF

Argentina pasa a los octavos de final de Catar 2015, con Mario Blanco como testigo | IHF

La organización de Catar 2015 nos regaló una mochila que traje vacía por si superaba el número de bultos para el avión, pero sin duda viene cargada de muchos recuerdos o historias como la de los periodistas árabes que en gran parte han quedado recogidas día a día en el vídeo diario. La primera experiencia en un Mundial me ha servido para comprender que, en la medida de lo posible, es necesario estar en el lugar de los hechos. Hay historias que es imposible que sucedan trabajando desde casa, pero todo esfuerzo tiene su recompensa y debemos seguir peleando para poder vivir momentos como mi experiencia en Doha. Y lo más importante: compartirlos.

Mario Blanco en Qatar 2015 | Iva Sajdl

Mario Blanco en Qatar 2015 | Iva Sajdl


Etiqueta asignada a este artículo
Mario Blanco qatar 2015CatarDohaHandballQatar2015

Sin comentarios

Escribir un comentario
Todavía no hay ningún comentario Puedes ser el primero en comentar este artículo

Escribir un comentario

<

Introduce la respuesta: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies