Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube
CAMPEONATO DE ESPAÑA INDOOR

Salamanca 2017, un Campeonato de España para recordar

RESUMEN DE LO MÁS DESTACADO TRAS DOS DÍAS DE INTENSA COMPETICIÓN
Así vivimos el campeonato minuto a minuto
Salamanca 2017, un Campeonato de España para recordar
Óscar Husillos vence en la histórica final de 400 metros con récord de España | WangConnection
20 Feb 2017 22:02

Para los atletas, todo un invierno de entrenamientos para llegar bien a la cita nacional. Para los aficionados, todo un invierno de espera para disfrutar de esa cita nacional. Y en un par de días, en menos de 30 horas, el Campeonato de España absoluto en pista cubierta ya es historia. 

En concreto, el de Salamanca, será propiamente un campeonato que entrará en la historia. Dirán que la pista era muy dura y permitía correr rápido, dirán que los 800 metros de altura favorecían a las pruebas explosivas. Pero lo que está claro, es que por mucha altura y dureza, si no se llega en un estado de forma brillante, las cosas no salen.

Se dijo que la primera final del Campeonato de España de pista cubierta era la de la pértiga femenina. Pero no, todo campeonato nacional comienza y acaba con las finales de pruebas combinadas. Esas combinadas que no hemos visto enfocadas más que en los 800 finales del pentatlón. Ni tan solo se nos ha permitido disfrutar del esfuerzo de los heptatletas con sus 1.000 metros lisos. No se les ha valorado el esfuerzo.

Pero por desgracia, como no es un hecho aislado, ellos ya están acostumbrados. Son los hombres y mujeres más completos del país, pero nadie les hace caso. Están revolucionando el sector de combinadas, pero sólo nos acordamos cuando hay récords. Pues récords no los hubo en Salamanca, pero sí cuatro mujeres por encima de los 4.000 puntos, y una Andrea Medina en estado de gracia en los nacionales que se llevó el título por 7 puntos con marca personal.

Marca personal que repitieron unas horas más tarde Mario Arancón Jonay Jordán en su heptatlón, cerrando un grandísimo campeonato y jugándose el título en los 1.000 metros finales, pese a que algunos consideraran que era una prueba sin importancia.

Jonay Jordán y Mario Arancón, segundo y primero en un reñido heptatlón

Jonay Jordán y Mario Arancón, segundo y primero en un reñido heptatlón | WangConnection

La jornada matutina del sábado nos dejó con el buen sabor de boca de la mínima continental de Juliet Itoya, así como del nivel global del concurso, el primero de la historia con cinco mujeres sobre los 6.20.

La longitud femenina, no obstante, sirvió para caldear el ambiente de cara a los 400 metros. No la final, no, sólo las semis. Esas en las que el toledano Lucas Bua hizo historia al correr en 46.23, colocándose con la tercera marca española en aquel momento. Esas en las que Darwin Andrés Echeverry logró el segundo registro de siempre en categoría promesa con 46.61. Esas en las que Jesús Serrano quedó eliminado con 47.76. Semifinales, las llamaron.

Comenzó la tarde del sábado con sendos récords de España sobre los 200 metros lisos. Uno, para los júniors, con un Manuel de Nicolás en estado de gracia que con un registro de 21.28 batía la marca de Alberto Gavaldá. Otro, para las juveniles, de la mano de una inalcanzable Jaël Bestué con unos 24.19 que se acercaban peligrosamente al récord júnior (24.14).

Jaêl Bestué en el Nacional Absoluto de Salamanca

Jaël Bestué se prepara para su participación en los 200 metros | WangConnection

Llegaba el triple, y con él la (pequeña) lesión de una ‘renacida’ Ana Peleteiro, tras una mala caída en el salto que le dio la corona de campeona (13.67). Llegaba la pértiga, con el título mantenido en tierras vascas pese a la ausencia de Naroa Agirre, gracias al buen hacer de la promesa Malen Ruiz de Azúa. Y llegaba otro récord júnior, que esta vez no cambiaba de manos, al mejorar su propia marca Meritxell Benito elevándose sobre 4.11.

Ya con las gradas llenas y bien entrada la tarde, Orlando Ortega se hacía con su primer título de campeón de España en pista cubierta, en una final en la que realizó dos carreras completas de 60 metros vallas por una polémica salida nula indicada a destiempo por los jueces. Polémica por la descalificación de Javier Colomo, que genera cuanto menos dudas tras revisar varias veces el vídeo. ¿El bronce? Para Luis Salort, júnior, que batió el récord de la categoría en semifinales con 7.96.

De nuevo, los concursos centraron la atención. De un lado, un Eusebio Cáceres que parece definitivamente de vuelta, voló hasta los 7.98 logrando ganarse un puesto en la selección para Belgrado; del otro, una competición encarnizada en el círculo de peso entre los dos titanes de la especialidad, Borja Vivas Carlos Tobalina. Se llevó el título el segundo con apenas cinco centímetros de margen, pero con un nulo final amargo, cercano a los 21 metros, para el castreño.

Sin tiempo para el descanso y en medio de todo el lío, Cristina Lara lograba unos tremendos 7.36 en los 60 lisos que la hacen entrar de cabeza en el top-10 histórico. Con este registro en semifinales, corrió la carrera por el título en 7.41 ganando con mucha ventaja a una Maribel Pérez algo alejada del nivel mostrado en semis.

Cristina Lara encabeza la llegada del 60 lisos

Cristina Lara encabeza la llegada de la final de 60 lisos | WangConnection

El colofón del primer día de competición lo puso por un lado Adel Mechaal, imponiéndose con mucha claridad y comodidad en los 3.000 metros lisos, en una carrera cuya lucha por la plata y el bronce fue realmente apasionante. Los otros dos atletas con mínima, Carlos Mayo Jordi Torrents, no pudieron estar en cabeza en las vueltas decisivas.

Por el otro, la gran carrera que ofrecieron Ana Lozano y Blanca Fernández en la final femenina. En una carrera tirando Ana en solitario desde los 200 primeros metros, incrementando el ritmo a cada vuelta y volando los últimos 1.000 metros por debajo de los 3 minutos, Blanca se hizo con el título ganando al sprint y entrando en meta con un gran registro de 9:09, rozando la propia mínima para Belgrado –que ya poseía-.

Y en medio de todo esto, una imagen para olvidar, otra más, la protagonizada por Manuel Olmedo en las series de los 800 metros, al encararse a un combativo Saúl Ordóñez por una supuesta infracción del berciano que nunca existió.

De nuevo las más que dudosas salidas nulas fueron las protagonistas en las primeras pruebas de la jornada dominical. Primero, casi provocan la injusta descalificación de una renovada Teresa Errandonea. Después, se requirió de tres disparos para lograr una salida válida en la serie de Mario López Moure, que tuvo numerosos problemas a lo largo de todo el campeonato.

Por fin llegó el momento de ver a nuestra campeona olímpica, Ruth Beitia, que se imponía con asombrosa sobriedad en el concurso de altura, mejorando su marca del año hasta el metro y 96 centímetros. También el círculo de peso requirió de nuestra atención con una Belén Toimil que pasaba por primera vez de los 16 metros bajo techo, comenzando con un tiro de 16.27, que ponía bajo presión a la todo poderosa Úrsula Ruiz. Ésta, gestionando bien la situación, mandó el artefacto a una nueva mejor marca española del año de 16.83 metros.

Expectante el público salmantino ante el salto de Ruth Beitia

Expectante el público salmantino ante el salto de Ruth Beitia | WangConnection

Vinieron los 1.500 y con ellos los toques, codazos y hasta trompazos. Concretamente, el de Nuria Fernández fue el más significativo, con una caída que le costó una aparatosa brecha en plena cara, y que se produjo a menos de 100 metros de meta. Fue Solange Pereira quien logró cruzarla en primera posición, precediendo a una combativa Marta Pérez. Mientras, en la carrera masculina, un final fortísimo de Marc Alcalá dejaba a Mechaal sin doblete.

Y llegaron los 400 metros. Las dos vueltas a la pista. Y con ellos, llegó la locura desatada. Se esperaba mucho, muchísimo de la prueba, pero en ningún caso tanto como nos ofreció. Las primeras en saltar a la pista fueron ellas. Una Laura Bueno convencida de sus fuerzas salía sorprendiendo a propios y extraños, y ganaba la calle libre a una Aauri Bokesa que no supo reaccionar a tiempo. La andaluza se llevó el título en una auténtica exhibición, que le valió de paso la mínima europea (53.38).

Con ellos, la expectación y la tensión subieron un puntito más. Cinco atletas con mínima y tres plazas para Belgrado. Se dio el disparo y se olvidaron de correr. Óscar Husillos volaba, y Samuel García lo hacía detrás de él. Pasaban el 200 en torno a 21.7. Y no pinchaban. Samu no veía hueco y Husillos no daba impresión de flaquear. A la entrada a recta de meta, el canario lo intentó una última vez, pero fue imposible.

Óscar Husillos cruzaba la meta en primer lugar, alzaba los brazos y miraba el crono. ¡45.92! Manos a la cara. Negaba con la cabeza, con las manos, con todo su ser. No podía creerlo. ¡Récord de España! Samuel se quedaba sin el premio del oro, pero con su segundo puesto y sus 46.35 lograba la plata y se aseguraba la internacionalidad. Un Lucas Búa visiblemente cansado del día anterior cuajaba una gran remontada para asegurarse el tercer puesto y la selección para Belgrado.

Óscar Husillos no se creía la plusmarca española que acababa de pulverizar

Óscar Husillos no se creía la plusmarca española que acababa de pulverizar | WangConnection

Con la emoción a flor de piel por lo conseguido por el palentino, se preparaban las finales más explosivas de la jornada. Ángel David ‘El Pájaro’ Rodríguez compraba billete a Belgrado con un nuevo título (6.69), y Mario López quedaba a apenas dos centésimas del mismo (6.72). Caridad Jerez igualaba su marca personal en las vallas (8.11), por delante de una Errandonea que batía el récord vasco con 8.25, cercando ya mínimas internacionales a nivel absoluto.

Daniel Rodríguez lograba el título de los 200 metros batiendo su marca personal y dejándola en 21.01, mientras que Paula Sevilla lograba su primer título absoluto (23.99) en una prueba en la que la juvenil Jaël Bestué se colgaba la plata y batía el récord júnior de su compañera de entrenamientos, Cristina Lara, dejándolo en 24.01.

Mientras tanto, el concurso de triple había dado comienzo con un Pablo Torrijos que abría con marcas poco destacables para él, y se veía superado en los primeros compases de la prueba por Iñigo Uribarren (16.17) José Emilio Bellido (16.30). No obstante, en el tercer salto llegaba el Torrijos de hace un par de años, que lograba la mínima continental y la tercera marca europea de la temporada con 16.70.

El fin se vio próximo cuando se dio el pistoletazo de salida de los 800 metros femeninos. En una carrera en la que Esther Guerrero dominó de cabo a rabo, yéndose como y cuando quiso, la promesa María del Mar Casillas lograba un luchado bronce, y la juvenil Laura Casares entraba cuarta y hacía historia en la prueba.

Finalmente llegaron los 800 masculinos, y con ellos el tan esperado duelo a tres bandas entre olímpicos. Álvaro de Arriba vsKevin López vs. Daniel Andújar. El sevillano no quiso problemas y cogió la cabeza desde el principio, mientras que el ídolo local tenía sus más y sus menos con el ‘outsider’ Gonzalo Parra. Al toque de campana, Álvaro lanzó un ataque tremendo cuando nadie lo esperaba, en plena curva, al que poco le faltó para sorprender a Kevin. Pero este aguantó, y pese a que Álvaro lo intentó hasta el final, no pudo con el sevillano. Andújar fue el tercero en discordia.

El campeonato acabó, como todos, con los 1.000 metros del heptatlón. Esos mil metros que no fueron televisados porque, total, «Jonay Jordán va a ganar el campeonato». Pero resulta que se impuso Mario Arancón, y aventajó lo suficiente al canario para arrebatarle el título por apenas 19 puntos. Quizás fue una pequeña venganza combinera por la falta de tacto.

Nuestra historia, nuestro resumen del campeonato, comienza y acaba con ellos, los combineros. Porque son la máxima expresión del atletismo y merecen reconocimiento de principio a fin. Porque tanto Jonay como Mario protagonizaron un duelo por el oro mejorando sus marcas personales en numerosas pruebas. Y porque las combinadas molan, cuando se baten récords y cuando no.

Los combineros, tras finalizar el sufrido 1.000

Los combineros, tras finalizar el sufrido 1.000 | WangConnection

Artículos relacionados
Todas las noticias del Campeonato de España absoluto en pista cubierta

Marc Masip

Físico. Comunico ciencia en Twitter como @Marc_scicomm. Me gusta un poco el atletismo. Y Harry Potter. Parte de @WangConnection y @CarrerLliure. ¿Un libro? Marina.


1 comentario

Escribir un comentario
  1. rob
    rob 20 febrero, 2017, 23:49

    Unos campeonatos excepcionales, con magníficas marcas y la sensación de que hay inminente relevo en muchas pruebas. Buen trabajo y enhorabuena a todos.

Escribir un comentario

<

Introduce la respuesta: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies