Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube

Siempre nos quedará…Zúrich

Siempre nos quedará…Zúrich
19 Ago 2014 21:08

Y después de Alcobendas, llegó Zurich. Todo llega y todo pasa. Lo que no está definido es el modo en el que pasa. Esa es la página que tienen que escribir nuestros atletas. Y lo han hecho con letras de oro. Nos han provocado saltar, gritar y en definitiva, poner en peligro los muebles de la habitación donde está la tele. Incluso casi, derramar alguna lágrima. Faltó poco, y habría sido Ruth Beitia la responsable, con ese «gritito» que dio, al saltar los 2.01 a la primera. Recordarlo es volver a los pelos como escarpias.

El «momentazo» Miguel Ángel López antes de entrar en meta también es ya historia viva de nuestro atletismo. Vuestro esfuerzo, voluntad y sacrificio, con vuestros gritos, lloros y sonrisas han hecho este Campeonato de Europa distinto, particular; vendrán otros, pero no como éste. Lo habéis vuelto a hacer, siempre nos quedará…Zúrich.

Y lo han hecho entre todos, comenzando por los que no obtuvieron aparentemente recompensa a su trabajo, y lograron un desigual resultado. Nos hicieron disfrutar igual, y volverán a estar ahí. Siempre vuelven. De no ser así, no estaríamos aplaudiendo ahora a los que sí alcanzaron la meta.

Miguel Ángel López, al cruzar esa linea, envió dos mensajes al mundo: aquí mando yo, y la marcha española goza de buena salud. Desde la vieja guardia, García ‘Bragator’, hasta la «tropa» que viene por detrás, pasando por Miguel Ángel, presente, bandera, y símbolo de nuestro deporte. Existe una «pandi» de marchadoras y marchadores muy jóvenes, cuya insultante juventud no ha permitido estar aquí. Estarán. Sin contar con quien no estuvo y, sin duda, debió estar…

Y si siempre nos quedará Zurich, por favor… «Ruth, tócala otra vez». Nos unimos al unánime grito: «No te retires». Puso un broche de oro, nunca mejor dicho, al Campeonato de Europa. Un salto de 2.01 para la historia.

Diana Martín Giménez ya era antes de Zurich el mejor ejemplo a seguir por quienes vienen pidiendo paso. Ahora, además, estos tienen un motivo en forma de ‘medallón’ para confirmar que Diana es el mejor espejo en quien mirarse; no se ha rendido jamás, no ha dejado de intentarlo nunca, y siempre tendrá como meta la superación personal.

Ángel Mullera pensaba, en la linea de salida, en correr más que nadie; Mekhissi, en el modo de hacer saber al resto que él corre más que nadie. Pero andando o corriendo, hay que «ir de frente», porque si te giras a tus rivales demasiado tiempo, no ves lo que tienes delante. Al final Ángel subió al podio y Mekhissi bajó a los infiernos.

Borja Vivas nos dio la plata con un lanzamiento de 20,86. El malagueño consiguió la primera medalla para nuestra delegación. Indira Terrero se alzó con el bronce en la final del 400. A ellos, y a los que quedaron cuartos, quintos, sextos,… últimos, a TODOS, gracias. A ‘El Pájaro’ por intentarlo donde otro lo habría dejado, a Samuel García por hacernos soñar en la final de 400, a Berta Castells, Sabina Asenjo y Úrsula Ruiz por pelearse con la lluvia para al final perder… A Eusebio Cáceres por hacerme una visita (entró con 8.05 por el balcón de mi casa), y cómo no…a Ruth Marie Ndoumbe, cuarta en la final del triple. Soy de los que piensan que Ruth Marie aún no ha dado el salto de su vida; en nombre de los que creemos en Dios, y en Carlota Castrejana, gracias.

Estadio Letzigrund de Zúrich

Estadio Letzigrund de Zúrich | sky-frame.ch


Sin comentarios

Escribir un comentario
Todavía no hay ningún comentario Puedes ser el primero en comentar este artículo

Escribir un comentario

<

Introduce la respuesta: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies