Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube

‘Soy deportista y también mujer’ por Nuria Garatachea

‘Soy deportista y también mujer’ por Nuria Garatachea
28 Ene 2013 00:01

Nuria Garatachea entrenando con su grupo de ciclismo | TWC

Mi nombre es Nuria y en mi historia, desafortunadamente, se verán también reflejadas muchas otras mujeres deporItstas. Me apasiona el deporte en general y disfruto con la prácIca de la mayoría de ellos, aunque hoy hablaré del ciclismo en parIcular.

En la planificación de mi temporada deporIva para este año me fijé como objetivo bajar mi marca en 50km en la III Invernal de Motorland (Alcañiz) y si fuera posible hacer podio como el año anterior. Entrené y me preparé a conciencia: trabajé la fuerza, hice spinning los días de frío, hice las tiradas largas en bici con mi club… y muchas otras cosas. Tenía todo perfectamente diseñado y seguí mi plan con esmero y una ilusión añadida de la que hablaré más tarde.

Llegó el gran día: el 19 de enero de 2013. Como si de un ritual se tratase, hicimos todo lo que estaba en nuestras manos para mejorar mi marca pero sin ninguna presión, solamente con la tranquilidad del entrenamiento cumplido y la garantía de dar lo máximo de mí.

Tomamos la salida con la intención de disfrutar la carrera y dar lo máximo desde la primera vuelta. La carrera empezó con altos ritmos que no podía seguir. Veía la segunda fémina en la siguiente curva pero cada vez estaba más lejos. Decidí seguir mi propio ritmo, un ritmo exigente, pero que fuese el mío tras la rueda de Tony (digamos, mi “gregario” como le gusta llamarse).

Cada vuelta las pulsaciones más altas. Cada vez con menos descanso, no había tregua ni en la bajada de contrameta para quien conozca el circuito. ÚlImo esfuerzo, es la última vuelta, veo el final, y al llegar a la meta detengo mi pulsómetro en 1h49min. Mi corazón todavía agitado grita: éxito!!!. He bajado mi marca 19min respecto del año anterior y comprobamos además que he quedado en tercer lugar. ¡Bien!. Abrazo emocionada a “mi gregario” porque nuestro esfuerzo ha tenido su fruto.

Después de unas horas, llega el esperado momento del podio. Las 3 clasificadas de la prueba esperamos pacientemente a que nuestro nombre sonase por los altavoces del circuito. Cual fue nuestra sorpresa cuando en esos momentos, en los que tus amigos y tu familia están esperando verte en el podio porque es algo excepcional para ti, la organización el presentador del evento no nos llama al podio. Solo hay premio para la primera clasificada.

Nos quedamos impactadas al ver cómo los tres primeros hombres suben al podio mientras nosotras, la 2a y 3a clasificada, nos dejan sin trofeo y nos privan del derecho a podio, en contra del reglamento de la propia prueba. La 2a clasificada era una niña ciclista de 14 años que se fue llorando con amargura, sin subir al podio. En cuanto a mí, tras hablar con la organización y no obtener respuesta coherente, decidí darme la vuelta y volver con mi familia; con esa ilusión añadida, que mencioné antes, pisoteada y por los suelos.

Nada me hubiera hecho más ilusión que con un guiño cómplice dedicarle el podio a “mi gregario”; el que vi por primera vez en la edición anterior de La invernal y hoy recorremos un maravilloso camino juntos.

No pudo verme en el podio pero, afortunadamente, nosotros seguiremos disfrutando juntos del ciclismo y de cualquier acIvidad deporIva con nuestros amigos, porque las ilusiones y el amor al deporte son más fuertes que cualquier trofeo.

La palabra DEPORTISTA no tiene género; con el deporte se educa, no se discrimina.

Enlace a la entrevista radiofónica realizada en Onda Cero Calamocha


Etiqueta asignada a este artículo
CiclismoZaragoza

Sin comentarios

Escribir un comentario
Todavía no hay ningún comentario Puedes ser el primero en comentar este artículo

Escribir un comentario

Su dirección de e-mail on será publicada
Los campos obligatorios están marcados*

Introduce la respuesta: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.