Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube

También hay luz al final del túnel

11 Dic 2015 22:12
Rueda de prensa de los Lions Factory en León | TheWangConnection

Rueda de prensa de los Lions Factory en León | TheWangConnection

Ha vuelto a ser a la hora de comer. Hace unas horas los integrantes del grupo de atletas Lion´s Factory han dado una rueda de prensa. Otra. Estamos muy acostumbrados a las ruedas de prensas de ciertos deportistas, sobre todo de los futbolistas. No es fácil ni común ver una rueda de prensa de un atleta. Al menos no lo es aquí en España. Si la hay no suele ser por una causa positiva. Eso no interesa, no vende, no cuaja… Cuesta encontrar noticias en internet sobre esta rueda de prensa. Ni siquiera se encuentran entre algunos medios muy habituados a vender exclusivas. Esto no cala igual.

A finales de abril muchos nos sobresaltamos al conocer que la policía había estado investigando un supuesto caso de dopaje y de tráfico de sustancias dopantes, en el que se vieron envueltos el entrenador de atletismo José Enrique Villacorta y algunos de sus atletas. La policía entró en sus casas, las registraron, buscaron productos prohibidos de los que habitualmente se usan para mejorar el rendimiento de forma fraudulenta. No sé qué encontraron. Villacorta y muchos de sus pupilos dieron entonces una rueda de prensa para hablar sobre lo acontecido.

Desde aquel momento muchas dudas se pusieron sobre la mesa por parte de gente del mundo del atletismo. Según parece, todo se debió a una supuesta denuncia falsa. Ahora el caso ha quedado cerrado. Y ese ha sido el motivo de la nueva rueda de prensa. De otra. Si bien en este caso es por algo positivo, el cierre de la causa. No deja de sorprender que en este país los atletas salgan en los medios más por asuntos turbios que por sus triunfos, por su esfuerzo, por su valía.

Aquel día escribí un artículo expresando mi particular visión y postura sobre lo que sucedió. En absoluto era intención decir y manifestar la inocencia de ellos, pues hoy en día es complicado poner la mano en el fuego por cualquier deportista de alto rendimiento. A día de hoy la pongo por mí porque sé lo que hago desde que me despierto hasta que me vuelvo a dormir. Sin embargo, creímos necesario que de una vez por todas se respetara la presunción de inocencia. No se podía poner sobre la parrilla, así como así, a un grupo de personas, de deportistas, sobre los que aún no había recaído sentencia ni suspensión de ningún tipo. Sin embargo, sí que es cierto que hacía meses que se veían en las redes sociales comentarios sobre este grupo de entrenamiento en los que se llegaba a insinuar que “iban hasta el culo”.

No acierto a adivinar qué habrá pasado por las mentes de atletas como Roberto Alaiz, Sebastián Martos o Daniel Arce. Debe de haber sido complicado gestionar muchos días y muchas noches los pensamientos de José Enrique Villacorta. Imagínense a sus compañeros de entrenamiento. Podría ser, aunque dijeran lo contrario en público, que en algún momento llegaran a dudar de sus amigos, de sus compañeros de entrenamiento, de fatigas, de risas. Eso sería algo lógico por otra parte, entendible, por mucho que les pudiera costar creérselo. No me extrañaría que alguno de ellos pensara en soledad “¿Y si resulta que es verdad que Villa traficara con sustancias dopantes?” “¿Y si Rober se metía EPO u hormonas?”. Confieso: yo me hice esas y más preguntas. No obstante, me salió aquella reflexión. Y quedó expresada. Fue nuestro pensamiento final en voz alta.

Piensen por un momento en los meses de abril, mayo, junio, julio, agosto, de nuestros protagonistas. Debió de ser duro, muy complicado. ¿Con qué ánimo puede salir a entrenar alguien sobre quien se ha levantado una nube de sospecha? ¿Qué pensarían sus rivales en las ligas de clubes, los mítines o los campeonatos de España? ¿Y sus vecinos? ¿Acaso la vecina del cuarto o el conserje del portal no llegaría a pensar que podía haber un camello en su edificio? ¿Y las instituciones? ¿Se imaginan a Nike, la Junta de Castilla León o el Consejo Superior de Deportes? “Los Lions son unos tramposos, la policía les ha investigado y detenido…” Fácil conclusión, rápido comentario que estuvo en boca de mucha gente.

Después de eso he hablado con un par o tres de atletas dopados. No lo insinúo, lo afirmo. Digo dopados porque en un análisis antidopaje se encontraron restos de producto dopante en su organismo. En más de una ocasión algunos de esos atletas nos han achacado que sólo les hicimos caso cuando les pillaron y me decían que ellos no estaban tan protegidos como los del grupo de Villacorta. Bastó copiarles varios enlaces de nuestra cobertura de sus “éxitos” para que callaran la boca y se dieran cuenta de qué tipo de medio somos TheWangConnection.com.

Cuando he intentado que esos dopados me cuenten su historia, la verdadera, la real, no la falsa, ni tampoco la farsa de parte de sus vidas como atletas de éxito, todos recularon, todos se negaron. ¿Vergüenza, honor, miedo? Ellos sabrán. Incluso hubo uno, no español, que se ofreció a hablar a cambio de dinero… No me extraña que un atleta así se dopara.

Si en algún momento hubiera habido una resolución culpatoria de algunos de esos atletas o su entrenador, que nadie dude que en este medio de comunicación habríamos informado como solemos hacer: con rigor, con objetividad, con la mayor profesionalidad que nos permite el hecho de ser un medio digital y trabajar, en la mayoría de los casos, a cientos o miles de kilómetro de distancia de la noticia.

Yo espero que lo de hoy sea como el hecho de ver la luz al final del túnel, como el faro que guía a los marinos en la inmensidad del océano, como la campana que te indica que queda una vuelta para acabar la competición.

Nadie devolverá a los Lions esas noches sin dormir, esas horas de intranquilidad, de nervios, de dudas. Sin embargo, creo, y eso espero, ahora pueden estar más tranquilos, seguir trabajando y trabajando. Hay pocos secretos más que eso para conseguir el éxito. Ellos saben cómo hacerlo, pues se han convertido en un grupo referencia en nuestro país. Ellos están ahí arriba y tal vez esa sea la razón de ser de que alguien quisiera poner una piedra en el camino, pero tal vez olvidaron que algunos de ellos son de los mejores obstaculistas de España… y de parte del extranjero. No les enviaré palabras de halago, pero sí de esperanza y de ánimo, de fuerza y de deseo de que sigan entrenando y currando de forma limpia, honesta y humilde. Esa será la llave que les dejará abierta la puerta del túnel… y del éxito.

Parte del grupo de los Lions Factory |@LionsFactory

Parte del grupo de los Lions Factory |@LionsFactory

Fran Aguilera

Corredor, Diplomado en Educación Física, Monitor de Atletismo, Entrenador Nacional de Ciclismo. Mijas (Málaga)