Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube

Un vistazo rápido a la prevención y tratamiento de la inestabilidad del hombro

Preparadora física y entrenadora personal
11 Ene 2014 22:01

Cuando llevamos a cabo el entrenamiento de fuerza, probablemente has experimentado dolor en el hombro alguna vez. Alrededor del 36% de las lesiones originadas durante el entrenamiento con pesas se producen en el hombro, y muchas de éstas se producen debido a la inestabilidad en la articulación de éste.

El hombro es una articulación relativamente frágil si la comparamos por ejemplo con la cadera. Sólo se fija al esqueleto a través del hueso en un solo lugar: la clavícula. El resto de conexiones a través del húmero y la escápula, están flotando en un mar de músculos, tendones y ligamentos. Muchas de los gestos que realizamos en nuestra vida cotidiana, entrenando en el gimnasio, o realizando cualquier gesto técnico dependiendo la disciplina deportiva que se practique, contribuyen a la inestabilidad del hombro cuando no se puede mantener con eficacia la cabeza humeral centrada en dicha articulación.

manguito de los rotadores externos del hombro

Manguito de los rotadores externos del hombro

A modo de ejemplo, revisando un estudio reciente de la revista de divulgación científica Journal of Strength & Conditioning Research, se analizaba el siguiente tema: ¿Qué causa la inestabilidad del hombro?¿Qué se puede hacer para evitarlo? El estudio examinó a 123 participantes con un promedio de 28 años de edad, con años de experiencia en el entrenamiento de pesas, realizándolo tres veces por semana.

El estudio identificó dos movimientos en particular que acompañan a la inestabilidad del hombro: press militar y el jalón tras nuca. El uso frecuente de los dos movimientos juntos también fue particularmente correlacionado con la inestabilidad. El estudio también encontró noticias favorecedoras: el fortalecimiento de los rotadores externos (supraespinoso, infraespinoso y redondo menor) del hombro hacen sea más estable (ver imagen) y pueda ayudar a prevenir los problemas anteriores. Si lo aplicamos a gestos deportivos, estos rotadores son responsables de la acción de armado en cualquier tipo de lanzamiento (baloncesto, balonmano, golf, tennis) 
y posterior al lanzamiento; son los encargados de frenar la inercia del brazo a través de una contracción muscular excéntrica, fase donde, por falta de fuerza y mucha tensión, puede provocar una lesión.

Se debe realizar un trabajo adecuado de fuerza, ya que resulta uno de los componentes de la estabilidad. Realizar ejercicios de estabilización puede favorecer la prevención del dolor en el hombro y también a su recuperación. Para deportistas más experimentados, se puede introducir movimientos funcionales tales como el levantamiento turco o las dominadas.

Si se padece de dolor crónico en el hombro, la inestabilidad podría ser parte del problema. Como consejo, visita a un fisioterapeuta o a un traumatólogo que te pueda ayudar a resolver el problema en la raíz del dolor;  en las visitas realizadas a un médico de familia se suelen prescribir algunas semanas de descanso y la ingesta de AINEs (tales como el ibuprofeno). Además, realiza un trabajo específico para fortalecer el grupo muscular de los manguitos rotadores externos del hombro.

Referencias bibliográficas:

  1. Morey Kolber, Melissa Corrao, and William Hanney. Characteristics of Anterior Shoulder Instability and Hyperlaxity in the Weight-Training Population. Journal of Strength & Conditioning Research. May 2013. Vol 27. Issue 5. p1333-1339. doi: 10.1519/JSC.0b013e318269f776
  2. Peter Ronai. Exercise and Shoulder Pain. American College of Sports Medicine. http://www.acsm.org/docs/current-comments/exandshoulderpaintemp.pdf
  3. Levine WN, Flatow EL. The pathophysiology of shoulder instability. Am J Sports Med 2000; 28:910–917 http://www.ajronline.org/doi/abs/10.2214/AJR.12.9986
  4. Nadja A. Farshad-Amacker, MD, Sapna Jain Palrecha, MD, and Mazda Farshad, MD, MPH. The Primer for Sports Medicine Professionals on ImagingThe Shoulder. Sports Health. 2013 Jan;5(1):50-77. Doi: 10.1177/1941738112468265. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24381700

Montse Gallegos

Preparadora física y entrenadora personal


Etiqueta asignada a este artículo
Preparación Física

Sin comentarios

Escribir un comentario
Todavía no hay ningún comentario Puedes ser el primero en comentar este artículo

Escribir un comentario

Su dirección de e-mail on será publicada
Los campos obligatorios están marcados*

Introduce la respuesta: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.