Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube

Una plusmarquista mundial, en el punto de mira

07 Oct 2015 00:10

Posee uno de los récords más asombrosos del atletismo mundial. Nadie se acerca a sus marcas desde hace décadas. La figura de la alemana Martia Koch siempre ha generado sospechas, pero esas dudas han vuelto a crecer después de las acusaciones de un experto antidopaje.

Koch, que estableció el récord del mundo actual de 400 (47.60) en 1985 -ayer exactamente cumplió 30 años- y fue la primera mujer en bajar de los 21 segundos en 200 metros, protagonizó una época en la que se ha demostrado que su país, Alemania del Este, financiaba el dopaje sistemático de sus atletas.

Un informe publicado por Ed Harris en la BBC advierte que sus actuaciones no se lograron legalmente. «Koch compitió en una era en la que sabemos que su país ejercía el dopaje sistemático. ¿por qué deberíamos creer que ella estaba limpia?». La atleta alemana oriental habló con Harris sobre las acusaciones en la gala de la IAAF en Mónaco el pasado año,cuando fue incluida en el Salón de la Fama junto a su compatriota Heike Drechsler. «Yo no tengo que demostrar nada», dijo Koch. «Tengo la conciencia tranquila. Nunca di positivo, nunca hice nada de lo que pueda arrepentirme. Yo sé lo que he entrenado durante esos años. Mejoré poco a poco mis marcas. Todos los récords mundiales son excepcionales, pero en algún momento alguien llegará para batirlos».

Pero Harris no ha sido el único en acusar a Koch de competir con ventaja, Werner Franke fue uno de los primeros en observar las trampas de Alemania del Este. Junto a su mujer, Franke tuvo acceso a análisis médicos e informes de comités nacionales que publicaría posteriormente para demostrar estas prácticas, señalando a la plusmarquista mundial de 400 metros por el uso ilegal de esteroides para lograr sus hazañas.

Harris explica en el reportaje por qué la IAAF no actuó tras las revelaciones de Franke. «Los datos de esos informes han sido utilizados por numerosos atletas en los últimos 25 años para exigir una compensación por sufrir problemas de salud como resultado de tomar esas sustancias. La IAAF nunca ha usado estos datos para abrir su propia investigación. La federación internacional me dijo que existe un límite de 10 años tras los cuáles estas infracciones prescriben, según el código de la WADA (Agencia Mundial Antidopaje ) que la federación atlética internacional está obligada a cumplir. Solo si los propios atletas admiten haber actuado de forma irregular o haber consumido sustancias prohibidas podrían perder sus logros en los libros estadísticos». Pero este no es el caso de Koch, que se muestra tajante ante estas acusaciones.

Final del Mundial Helsinki 1983 con Marita Koch por delante de una joven Merlene Ottey

Bernardo Méndez

Periodista deportivo y mediofondista del Atlético Salamanca. Wamba (Valladolid)

Sin comentarios

Escribir un comentario
Todavía no hay ningún comentario Puedes ser el primero en comentar este artículo

Escribir un comentario

<

Introduce la respuesta: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies