Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube

Una sociedad hipócrita: Marca España

29 Sep 2015 15:09
Javier Mascherano, acusado de fraude fiscal

Javier Mascherano, acusado de fraude fiscal

Ayer llegaba de entrenar muy contento a casa, había comenzado mi quinta temporada en el atletismo con el mejor test de fuerza que he hecho nunca y sin haber movido una sola pesa en los últimos tres meses. Me siento a cenar, pongo la televisión y me encuentro con algo que ya no me sorprende pero que me toca mucho «la moral». ‘Javier Mascherano acusado por evadir 1,5 millones de euros al fisco español’, uno más en la lista: Messi, Xabi Alonso, Neymar…

Esta noche, como casi siempre que abren las puertas del Camp Nou o del Allianz Arena de Munich, por poner un par de ejemplos, irán decenas de miles de personas a alabar a sus ‘dioses’, vestirán camisetas con su nombre, insultarán a quien les roce un poquito, celebrarán sus jugadas acertadas e incluso los más pequeños, alentados por sus papás, querrán ser el día de mañana como ellos: unos supuestos ladrones.

¿Imaginan ustedes ese mismo fanatismo en las puertas del juzgado alentando a personas denunciadas por fraude fiscal como son o han sido Iñaki Urdangarin, Rodrigo Rato, Juan Carlos Monedero, entre otros de una larga lista? ¡Sería una barbaridad! Y desde mi punto de vista lo es, tan salvaje como jadear a los que en vez de entrar en traje de chaqueta a la oficina lo hacen vestidos de corto y dándole patadas a un balón, vistiendo una camiseta u otra, o haciendo un deporte u otro, ladrones son de la misma condición, siempre que un juez así lo dictamine.

Y así llego a la conclusión de que la sociedad española, por norma general, es una sociedad hipócrita, que castiga a unos y eleva a los altares a otros utilizando como vara de medir el ‘pin’ del partido político que lleven en la solapa del traje o la camiseta de deporte que vistan.

Según la Real Academia Española de la lengua, un ser hipócrita es alguien que actúa con hipocresía, es decir, que finge sentimientos contrarios a los que verdaderamente siente. Si repulsamos a los que nos roban, hagámoslo con todos, si no es así sigamos tal y cómo nos va, fingiendo estar indignados con unos delicuentes para luego hacerle palmas a otros.

Juan Carlos Montoro

Diplomado en Educación Física, atleta, juez y monitor nacional de atletismo. Porcuna (Jaén)

Sin comentarios

Escribir un comentario
Todavía no hay ningún comentario Puedes ser el primero en comentar este artículo

Escribir un comentario

<

Introduce la respuesta: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies