Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube
OPINIÓN

Valladolid: Highway to Hell

UNA ÚLTIMA JORNADA DE LIGA INOLVIDABLE
Valladolid: Highway to Hell
Pista de atletismo del Río Esgueva en Valladolid | Coral Aja
29 Jun 2017 13:06

Llevo tiempo intentando escribir este artículo. Ha sido complicado y he querido dejar pasar el suficiente tiempo prudencial como para que no se me pueda acusar de escribir “en caliente”. Lo he reposado y madurado, y he aquí el resultado:

Todo se remonta a la última jornada de la liga de clubes de División de Honor en Valladolid, donde ocho equipos (femeninos) luchaban por evitar descender a Primera. La ciudad castellanoleonesa fue elegida, por segundo año consecutivo, como el lugar para este encuentro. No voy a entrar aquí a discutir lo de repetir las sedes y lo de qué equipos se ahorran un dineral al año porque le tocan las jornadas en casa, porque eso es otra guerra (de la que hablaré en otro momento).

Todos los que hayan competido en el Centro Deportivo Río Esgueva de Valladolid saben lo que hay. O mejor dicho, lo que no hay: ni gradas ni sombras. Las gradas, como se puede ver en la foto, apenas tienen unos pocos escalones que no pueden albergar ni a un cuarto de los atletas (ya no digo acompañantes, entrenadores y demás) que se dan cita en una competición de este calibre. Por supuesto, no tiene techumbre (¿será por eso por lo que se eligió una vez más como sede?).

Pistas Río Esgueva Valladolid

¿El resultado? Una competición de final de liga en la que se rozaban los 40 grados y en la que los atletas no tenían dónde resguardarse del sol. Y no, no piensen que porque hay un módulo se puede utilizar. Al contrario, el despliegue de control sobre esta estancia era asombroso (y no es cosa de este año, ya se vivió lo mismo el año anterior). Ningún atleta podía acceder al mismo si no era porque iba a competir ipso facto y tenía que pasar por cámara de llamadas. El resto, aunque hubiera espacio suficiente y no molestaran, sobraban. A cocerse a la calle, y ya te las apañas como puedas.

El graderío de Valladolid

Dentro del módulo, al que por cierto no te dejan acceder por la pista (¿los motivos? Sigo sin entenderlos) porque tenían a una persona vigilando para ello, no se podía beber nada más que agua. Entiendo que no se pueda comer (educación ante todo), pero ¿ni siquiera un triste Aquarius? Con casi 40 grados fuera, los atletas necesitan hidratarse con algo más que agua, reponer sales, tomar sus batidos pre competición. Lo que sea. Esto me pareció excesivo. De hecho, y tal y como se puede ver en las fotos, a los integrantes de uno de los equipoa se les expulsó del módulo porque cargaban con Aquarius y Powerade. ¿La razón que dieron? “Es que se mancha el módulo”.

Los carteles del módulo

Entonces yo me pregunto: si no quieres que se manche, ¿por qué organizas una competición tan importante aquí? Si nadie lo usa, no se manchará. Blanco y en botella.

No se puede meter Aquarius al módulo

Hablando de botellas, y ya para acabar con esta sarta de sinsentidos, la organización, con las condiciones climatológicas que había, no dio agua a nadie. Solo había para los propios organizadores y jueces (y marchadoras, ¡menos mal!). Conclusión: los clubes tuvieron que comprarse su propio agua (cuando desde la organización se dijo a principio del encuentro que lo proporcionarían ellos) y diseñar inventos lo más apañados posibles para que esa agua se mantuviera fresca. Algunos tuvieron la idea de meter en bolsas de congelado botellines de agua con hielos. Y cuidadito con intentar colar otra cosa dentro del módulo que no fuera agua.

Y así, queridos amantes del atletismo, transcurrió esta última y decisiva jornada en Valladolid. Si el año pasado había sido malo en estos aspectos, este fue peor. Pero no voy a juzgar más, prefiero que lo hagan ustedes mismos.

Por último, y como conozco mucho este terreno, quiero hacer hincapié en que esto se trata de un artículo de opinión. Es mi opinión convertida en palabras, aunque sé que representa el sentimiento de muchos atletas, entrenadores y demás técnicos. Es opinión, pura y dura, pero no por ello menos importante ni alejada de la realidad. Ojalá este sea el primer grano para que situaciones como esta no vuelvan a repetirse jamás, ni en Valladolid ni en ningún otro sitio de España. No nos carguemos el atletismo, por favor.

Coral Aja

Periodista por vocación y atleta por devoción. Marchadora y comunicadora a jornada completa a caballo entre el mundo aeronáutico y el deportivo. "No hay mejor manera de medir el grado de libertad de un país que consultando su prensa"


Sin comentarios

Escribir un comentario
Todavía no hay ningún comentario Puedes ser el primero en comentar este artículo

Escribir un comentario

Su dirección de e-mail on será publicada
Los campos obligatorios están marcados*

Introduce la respuesta: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.