Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube

Wawrinka, la llaga más incómoda de Nadal

Wawrinka, la llaga más incómoda de Nadal
26 Ene 2014 15:01

Stanislas Wawrinka celebra su primer Grand Slam

Las dos imágenes de la final

Las dos imágenes de la final | montaje de Alejandro Muñoz

El suizo Stanislas Wawrinka logró imponerse en la final del Abierto de Australia al número uno del mundo, Rafael Nadal, en un partido que se resolvió en cuatro mangas por un marcador total de 6-3, 6-2, 3-6 y 6-3 tras dos horas y diez minutos de juego en una Rod Laver Arena abarrotada y con un ambiente de tenis inmejorable. El helvético consiguió en Melbourne su primer Grand Slam demostrando un tenis sólido y muy agresivo durante todo el torneo.

Los precedentes del partido eran muy favorables para el jugador balear que llegaba a la final con un historial de victorias aplastante sobre el jugador de Lausanna, ya que no había sido capaz de derrotar a Nadal en ningún enfrentamiento hasta el momento (12-0).

Con todo esto, el partido comenzó en la pista central de Melbourne Park con un Nadal que, como en cada partido, siguió paso a paso cada uno de sus rituales y se mostró muy enérgico durante el calentamiento; en el otro lado un ‘Stan’ muy concentrado y confiado en sus posibilidades. Esta concentración, que ha sido decisiva para el suizo durante todo el torneo y que ha sido enormemente mejorada gracias a Magnus Norman (ex jugador y ex entrenador de Robin Söderling, verdugo de Nadal en Roland Garros 2009) llevó a Wawrinka a desarrollar un juego muy plano, cuyos golpes atacaban constantemente la derecha de Nadal y no dio opción al jugador español de desarrollar su juego de una forma cómoda. El set cayó finalmente de una forma clara para Stanislas por un contundente 6-3 con quiebre en el cuarto juego.

En el segundo parcial, Nadal se veía obligado a igualar el marcador para no ceder demasiado terreno frente a su adversario, pero no pudo ser posible. El número ocho del mundo siguió desplegando el mismo tenis que en el primer set avasallando a Nadal en la pista, poniéndose desde el inicio, break arriba. Con el 2-0 en el luminoso de la Rod Laver, el jugador español hizo un mal gesto al golpear una derecha y expresó en su rostro molestias de dolor que le llevaron a solicitar un tiempo médico al finalizar el tercer juego de este segundo parcial que se adjudicó el propio Rafa.

El manacorí se dirigió al vestuario con el permiso del juez de silla, Carlos Ramos, que tuvo una extensa discusión con el jugador suizo mientras Nadal era atendido en el vestuario por unas molestias lumbares. Wawrinka demandaba que se le informase sobre la lesión de Nadal, pero Carlos Ramos manifestaba con insistencia que no le daría tal información, ya que el reglamento no expresa ninguna norma que haga saber al jugador  acerca de los motivos de una lesión de su adversario. El suizo recurrió entonces a Stefan Fransson, juez árbitro del torneo, que sí le facilitó la información. Tras ese parón, el partido se reanudó.

El segundo set continuaba en el cuarto juego con un Nadal fuera de sí superado por las molestias y dolores que sufría en la zona lumbar. Rafa sentía notables molestias en el momento del saque y ejecutó servicios con una velocidad muy inferior a la habitual; intentaba emplear un efecto más cortado a los servicios y en ocasiones subir a la red pero era inútil, Nadal estaba “clavado” en la pista. Wawrinka siguió a lo suyo y se hizo con el set por 6-2 entre los continuos parones médicos solicitados por Nadal.

En el tercer set se vislumbraba a lo lejos la derrota de un Nadal orgulloso que se mantuvo en pista y se recuperó increíblemente poco a poco y sorprendió al jugador helvético que se abstrajo mentalmente y cometió más errores de lo normal. Rafa, de una forma heroica y esperanzadora, conseguía ganar el set (6-3) y llevar el partido a la cuarta manga.

En la pista se mascaba un enorme murmullo ante la recuperación de Nadal, pero Wawrinka consiguió salir su letargo mental y volvió a ofrecer el mismo nivel de tenis que había desplegado en los sets anteriores, siendo éste demasiado para un tocado Nadal, que acabó siendo derrotado de una forma muy digna, como lo hacen los grandes campeones, ante la apisonadora suiza.

De esta forma, ‘Stan the man’ lograba alzarse con el primer grande de la temporada en el que sin duda fue justo merecedor de la victoria. Wawrinka será el lunes el nuevo número tres de la clasificación mundial.

@Alex_238

Sin comentarios

Escribir un comentario
Todavía no hay ningún comentario Puedes ser el primero en comentar este artículo

Escribir un comentario

<

Introduce la respuesta: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies