Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube

Atletismo-fútbol, convivencia complicada

19 Jul 2014 07:07

Vista aérea del Hipódromo Costal del Sol en Mijas (Málaga)Aunque pueda parecer lo contrario, tal vez el atletismo tenga mucho que agradecer al fútbol. Contexto: instalación deportiva con pista de atletismo. Zoom: pista de atletismo de cuatro, seis u ocho calles. Primer plano: dentro del anillo de material sintético, una zona de césped para lanzamientos … y para la práctica del fútbol.

En España hay muchas pistas de atletismo. No sé si suficientes o no, pero hay muchas. Yo oso preguntarme si habría tantas si dentro de su perímetro no existiera un rectángulo de césped en el que se puede practicar fútbol. Seguramente habría muchas menos de las que existen.

Los atletas y aficionados atletismo suelen caer en el error de quejarse de la atención recibida por las instituciones, por los medios de comunicación y por la sociedad. Quejas convertidas en vicio que pasa de generación en generación. El fútbol es un deporte que tratar de fomentar la práctica del juego limpio y, se supone, la socialización de sus practicantes. El atletismo busca prácticamente lo mismo. Sin entrar en los males del fútbol y la socialización negativa que consigue y transmite, he de decir que, en lo básico, ambos deportes consiguen esos aludidos fines. Ahora bien, ¿es posible para atletas y futbolistas convivir en una misma instalación?

La respuesta debería ser afirmativa. No obstante, no siempre sucede así. Sucede que la supuesta socialización pretendida por el fútbol se sublima hasta los niveles de impregnarles a sus practicantes, que voy a llamar furboleros y no futbolistas, unos halos de superioridad que les lleva a mirar a los demás por encima del hombro. «Chaval, que yo llevo las botas de Messi …», parecen querer decir muchos con sólo la mirada.

La solución es, a priori, bien sencilla: planificar. Claro, el problema está en que en el fútbol eso de planificar no saben lo que es ni mirando en Google. Si se planificara el uso de una instalación para que los atletas y los practicantes de fútbol usaran sus respectivas instalaciones en horarios diferentes no pasaría nada. De esa forma, los atletas podrían calentar sin incordiar a los futuros mundialistas o vencedores de champions lí. Así, los atletas podrían hacer series extenuantes sin estar más pendientes de que les dieran un balonazo en los metros finales de los 300´s que de estar concentrados en el esfuerzo. Con horarios compatibles, los furboleros podrían campar a sus anchas sin que un proyecto de Usain Bolt se le cruzara cuando va o viene del baño o vestuario. Si cada uno entrenara a su hora, los atletas no tendrían que estar devolviendo los balones que los furgoleros echan fuera y que tantito trabajo les cuesta ir a recuperar hasta el punto de exigirte que le des una patada y se lo envíes hasta el césped…Lo que faltaba…

Hace un par de días en las instalaciones del Hipódromo Costa del Sol, en Mijas, ocurrió el infinito incidente entre unos furboleros y un atleta. Los primeros le registraron la mochila, le increparon y chulearon hasta límites que van más allá del derecho primario que tenemos todos de ser respetados. Tal vez un caso aislado, pero vuelvo a mencionar la sublimación de la creencia de que un furbolero está por encima de todo y de todos, incluso del bien y del mal. Todo tiene un límite.

Mijas es un municipio de algo más de 80.000 habitantes. Cuenta con cuatro campos de fútbol de césped artifical y uno de césped natural (mencionando sólo a los de titularidad pública, pues privados hay algunos más). Tiene una pista de atletismo de incierto futuro, a la que quieren desahuciar para buscarle una «mejor ubicación». ¿Tan difícil es programar los horarios para que furboleros y atletas puedan entrenar en paz y libertad? Si los atletas conviven con los musculitos del gimnasio, ¿por qué resulta tan complicado cuando el fútbol y sus practicantes se cruzan en su camino? Sólo hay que ver un partido de fútbol y una competición atlética (o un entrenamiento de cada deporte) para darnos cuenta de que algo falla, de que los objetivos primarios del deporte no se cumplen y se caen por la borda al observar la actitud de muchos futbolistas, familiares y aficionados. Simplemente patético.

Como patético resulta que un club, como el Club Atletismo Mijas, que cuenta con atletas de importante nivel regional y nacional, no pueda practicar los lanzamientos para no estropear el césped de unos jugadores que aspiran a ser los primeros de la liga del portal del barrio en el que viven. Algo no cuadra.

Un clarísimo ejemplo: en la pista de atletismo de Fuengirola, vecina de Mijas, hay carteles indicando las normas de uso de la instalación compartida entre … furboleros y atletas. Una de ellas, realmente curiosa: «Está terminantemente prohibido usar zapatillas de clavo en el tartán» …No digo más.

Otro ejemplo clarificador: el estado en que queda la pista de atletismo del Estadio Ciudad de Málaga cada vez que hay un concierto. En Mijas pasó tres cuartos de lo mismo con los «famosos» conciertos fantasma, tan fantasma que se llevaron las jaulas de lanzamiento y ni si quiera Paco Lobatón sabe «ánde andan».

¿Quién no recuerda las imágenes en las que se veían los coches de los furboleros del Málaga C.F. aparcados sobre el material sintético de la pista de calentamiento del Estadio Ciudad de Málaga? Menos mal que los Porsches y los Ferrari no caben en los vestuarios …

Paz, armonía, libertad, amora. Flower Power. ¿Sabrán algo de todo eso los furboleros

Si queréis conocer más detalles, os recomiendo leer «El calvario de los lanzadores castreños«, escrito magistralmente por Coral Aja.

Fran Aguilera

Corredor, Diplomado en Educación Física, Monitor de Atletismo, Entrenador Nacional de Ciclismo. Mijas (Málaga)


Etiqueta asignada a este artículo
MálagaAndalucíaMijasClub Atletismo MijasFuengirola

Sin comentarios

Escribir un comentario
Todavía no hay ningún comentario Puedes ser el primero en comentar este artículo

Escribir un comentario

<

Introduce la respuesta: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies