Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube
ENTREVISTA

«Conocí un atletismo en el que había un entrenador para 100 personas»

Charlamos con Gonzalo Méndez Fraguas, una de las voces más respetadas del atletismo gallego y español
«Conocí un atletismo en el que había un entrenador para 100 personas»
Trofeo Internacional del Club Canguro. Pistas INEF, Madrid 1981 | Miguelez Team
16 Abr 2020 19:04

El atletismo, como la sociedad en general, como nuestro planeta, vive una etapa que puede marcar un antes y un después. En unos meses tendremos alguna certeza de por dónde irán los caminos. Mientras el atletismo se ha vuelto actividad física de salón, de cochera, de pasillo, cada día vemos a Gonzalo Méndez Fraguas en mallas, sin camiseta, practicando ejercicio y proponiendo actividades a sus atletas. Por él parece no pasar el tiempo. Es Gonzalo una persona a la que le mueve una pasión irrefrenable, un amor por el atletismo fuera de toda duda. En estos momentos complicados, raros, hablamos con una de las voces referentes del atletismo gallego y español. 

Durante las últimas semanas te vemos muy activo. ¿Estás buscando la mínima para Tokio? No valen las realizadas en estas fechas, que conste. Bromas aparte. ¿Cómo estás llevando todos estos días de confinamiento? 

Me establecí unas rutinas al empezar, prácticamente en la primera semana. Como sabía ciertamente que no podríamos salir a ningún sitio establecí un horario. Yo soy una persona muy activa y que estoy prácticamente todo el día en la calle. Por eso, en casa tengo que hacer algo para que se parezca un poquito a lo de la calle. Adapté un poquito de espacio en casa, con la huerta y la finca. Así siempre es mucho más favorable. Además, también tenía otras cosas pendientes que había dejado.

La rutina es levantarme más o menos a la misma hora de todos los días, desayunar, asearme, he retomado un curso de inglés que había dejado hacía tiempo. Ahí ya tengo una hora y media, media mañana. Después realizo entrenamiento mío y, al mismo tiempo, es entrenamiento que mando a mi gente todos los días. Lo hago yo y, luego, medio en directo, lo envío a mis atletas para que intenten hacer algo de lo que toca. Prácticamente se trata de mantenimiento, ejercicios de fuerza para los que no solemos tener tiempo para realizar en todo el año.

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A por ello chicos y chicas que ya vemos el horizonte poco a poco. #coidaoteuplaneta #compartelapasión #yomequedoencasa @atletismoriasbaixas

Una publicación compartida de Gonzalo Méndez Fraguas (@gonzalomsc) el

Después toca hacer la comida, comer, descansar un poco, ver alguna peli, siempre algo de ficción, nada de política ni nada parecido. A partir de las 17.30-18.00 me pongo con atletismo puro y duro durante un par de horas, tanto viendo rutinas de otra gente, entrenamientos que cuelga la gente en Instagram. Ahora estoy con entrenamientos de un futbolista, David Luis (central del Paris Saint Germain), que sube entrenamientos cada tarde. Él tiene un preparador físico. Me estoy enrollando mucho con él y aprendiendo cosas nuevas. Todo es bueno. Luego dedico una horita a llamar, whatsapear con mis nietos, familia, etc. Así ya se ha ido prácticamente todo el día. 

En lo personal, ¿qué está siendo lo peor para ti de esta etapa? 

Lo peor sin duda es, después de 11 años, no poder estar físicamente con mis nietos. Eso es lo más duro de todo para mí. Pese a las videoconferencias, videollamadas, el no poder verlos, acariciarlos, abrazarlos, jugar con ellos… es lo peor. Se me está haciendo ya muy largo. Llevar ya un mes sin poder jugar con ellos, sin vivir sus vivencias. Eso me duele, pero es algo que realmente tengo que soportar y ojalá que deponga ya.

¿Has sacado algo en positivo de la larga cuarentena? 

Saco muchas cosas positivas, como que se pueden hacer cosas durante este período de confinamiento sin perder mucho, tanto en el aspecto físico como en el interior tuyo. Puedes leer, preparar cosas, recuperar el estudio del inglés, como te decía, o sobre entrenamientos nuevos, hablar con gente con quien hacía mucho tiempo que no hablabas. La gente tiene que sacar cosas positivas a esto, como están haciendo las empresas, como el teletrabajo, que es algo de futuro que tiene que estar ahí, que demuestra que se pueden hacer las cosas mucho mejor y otro tipo de cosas. Lo de los políticos es lo más negativo de todo, que no van a sacar nada positivo, sino todo lo contrario. Yo creo que todo el mundo va a sacar cosas positivas. Luego estarán los cafres de siempre que, al cabo de quince días, volverán a ser lo mismo y a hacer lo mismo. A partir de ahora se verán las cosas de otra manera, como la sanidad, veremos a los dependientes de otra manera.

Nos vamos a la pista. Miramos a los meses venideros… ¿Veremos atletismo? ¿Cómo crees tú que será la vuelta a la «normalidad»? 

Va a ser muy complicado, centrados en la competición, si hay competición. Si hay competición de aquí a septiembre-octubre, en esas fechas habrá que meter algún campeonato, si se puede, pero va a ser muy complicado. Yo estoy viendo que se están dando fechas para el Tour de Francia, para esto, para lo otro… Me parecen verdaderas locuras. Yo creo que, como están ahora los países, tú quieras meter a cientos de miles de personas en un sitio me parece una locura. Mientras no haya vacunas (ni los virólogos saben en qué punto estamos) me parece totalmente una locura.

Creo que si se puede hacer algo a nivel de controles federativos o algún campeonato hasta el 31 de diciembre (como ahora es la temporada), esa puede ser la forma de aprovechar algo de esta temporada. Si no, yo ya prepararía la pista cubierta con calma y con todas las garantías y seguridad. Si no, yo, evidentemente, no haría nada si no tengo todas las garantías, que no las va a haber. Yo, si fuera el presidente una federación o de algún comité, no haría absolutamente nada si no me dan el 100% de las garantías de que el virus está controlado y de que no va a pasar nada. 

Dejemos a un lado a la COVID-19. ¿Quién es Gonzalo Méndez Fraguas? 

Yo soy un amante del atletismo y del deporte en general. Empecé a practicar atletismo con 15-16 años. Soy hijo de atleta. Mi padre fue de los mejores deportistas nacionales de los años 40s. Me gusta baloncesto, tenis, atletismo, todo. Fui campeón gallego en 100 (10.9 en tierra en 1975) y 200 en los años 1975 y 1976 cuando competí con Hornillos (Isidoro, actual presidente de la Federación Gallega de Atletismo) y esta gente. Lo combinaba con otros deportes. Luego seguí, haciendo 800, 1500, maratón (2h30′ en el Maratón de Sevilla 1991. Lo hice por jugar un poco, por saber qué es el maratón). A nivel bueno, pero combinándolo con el trabajo y con la familia. Y mi labor de speaker, que sigo haciéndola desde el año 87. Son muchos años ya. 

A día de hoy estás presente en múltiples facetas del atletismo gallego y español. ¿Cuál es tu papel en ambos? ¿Qué haces tú en el día a día del atletismo en tu Galicia? 

En mi día a día llevo el club, el Club Atletismo Rías Baixas. Es donde me siento más a gusto. Es un club distinto, con una filosofía diferente. Llevo dos años con él después de estar durante cuarenta años en la Gimnástica de Pontevedra. Nuestro club tiene una filosofía que no la tiene nadie en el mundo. Yo, lo primero que le dije a la gente que quería estar conmigo en el club, era que no ficharíamos jamás a nadie, que tenía que ser un club de cantera y de gente de actitud y compromiso. Que no tuvieran demasiadas cualidades. Es gente completamente de la calle, que sacamos de donde podemos. Si vemos que tienen actitud, les ofrecemos nuestro club, vienen y sin más. De momento no tenemos presupuestos ni grandes cosas, pues somos muy jóvenes, pero sí tenemos atletas, que es lo importante. 

En el atletismo gallego intento ayudar todo lo que puedo. Desde mis labores de speaker, que es una cosa que hago porque me apetece y porque llevo muchísimos años haciéndola y a los atletas les encanta. También intento ayudar en la labor de organización, de eventos, de diferentes pruebas. Intento que los atletas no estén mucho tiempo sin competir. Cuando veo que hay pocas pruebas, trato de buscar medio para hacer competiciones, pues Galicia está un poco lejos de todo para competir, por lo que hay que sacar algunas competiciones de vez en cuando. 

Mi club es lo más importante, ya que es lo que me lleva más tiempo. Ahora tengo atletas a los que entreno yo, que vuelvo a entrenar a gente tras muchos años. El pasado año ya tuve atletas en campeonatos de España Sub-16, Sub-18 y Sub-20, así que imagínate un club recién nacido y que tenga atletas de ese nivel. Eso es señal de que estamos poniendo bien el ojo en la gente, tanto en gente que vemos en la calle. Sí cogemos atletas, pero la gente que cogemos es gente a la que le vemos cualidades, o que están jugando al fútbol en algún equipo y están de suplente o lo que sea…, hablamos con sus padres y con ellos para que vengan.

En atletismo no es difícil llegar a un nivel medio. Hay que tener ganas e ilusión, pero por ambas partes: club/entrenador y deportista/familia.

Tenemos un velocista que era jugador de baloncesto, que empezó con 18 años el pasado año con nosotros y ya está entre los mejores gallegos de velocidad. Ha sido medallista en el campeonato Sub-23. Tenemos un vallista que ya está en los Nacionales Sub-16 y Sub-18 estos dos últimos años. Tenemos un saltador de longitud que ha estado en el Nacional Sub-20. Es algo que, si le pones pasión y ganas, y los chicos le ponen actitud y compromiso, no es complicado. En atletismo no es difícil llegar a un nivel medio. Hay que tener ganas e ilusión, pero por ambas partes: club/entrenador y deportista/familia. Bueno, respecto a la familia a veces somos una especie de ONG, pues algunos no tienen familia, pero bueno, ahí tenemos que poner las ganas nosotros. 

¿Cómo y cuándo llegaste tú al mundo del atletismo? 

Al mundo del atletismo llegué, como te dije al principio, por mi padre, que fue uno de los mejores velocistas españoles en los años 40. Hacía 11.1 en 100 metros en 1941. Fue a la Universiada de Milán con la Universidad de Santiago. Él no era universitario, era un trabajador, pero la daban un carnet y se iba allá a la competición.

¿Cómo era aquel atletismo, cómo lo vivías tú? 

El atletismo que yo vivía era un atletismo en el que había un entrenador para 100 personas, en el que no sabíamos lo que era la fuerza, de técnica no sabíamos muchas cosas, pero bueno. Nuestro entrenador se llamaba José María Muragás, que era fantástico. Intentaba aprender y a hacerse de todo. Nos ayudó a todos. Con él aprendí a ser atleta, a ser deportista, no sólo atleta, pues hacía más cosas. Ahí empecé a que me apasionara el atletismo.

Yo creo que falta mucha pasión y mucho altruismo, muchísimo.

¿Se echan en falta cosas de aquel atletismo en comparación con el atletismo de hoy en día? ¿Qué te gustaría que sobreviviera de aquello en esta época?

A mí me gustaría que sobreviviera la pasión. Está muy bien que todo el mundo cobre por todo, está genial, ¡cómo no! Los profesores de Educación Física y entrenadores de alto nivel tienen que cobrar y vivir de esto si se puede, es lo ideal, pero que no falte nunca la pasión. Si no tienen pasión, por mucho que les guste, no van a sacar nunca nada, a no ser que sean fenómenos y los lleven a una residencia o centro de alto rendimiento y que sean muy buenos. Con la pasión también puedes llegar muy lejos, a unos Juegos Olímpicos y a competiciones importantes. Con conocimiento y pasión, evidentemente. Yo creo que falta mucha pasión y mucho altruismo, muchísimo. Es lo que yo noto que falta y que no sobrevive demasiado ahora.

Gonzalo Méndez entrena con el saltador gallego Jean Marie Okutu | Cedida

Sin pensar en atletas de ningún país. ¿Con qué pruebas disfrutas más durante una retransmisión o en las gradas de una pista o estadio? 

Siéndote sincero, en las pruebas de alto nivel cada vez disfruto menos. Sobre todo en medio fondo y fondo… En fondo, sobre todo, no disfruto prácticamente nada, pues no me creo nada. Me refiero a nada del altísimo nivel. Entonces, no disfruto. Como no disfruto con eso, lo hago más con el triple, con la altura. Disfruto de ver a Claye y Taylor, de ver a Pablo Torrijos disfrutando en Ourense como un enano. O viendo a Jean Marie Okutu.

Ya no disfruto ni viendo fondo ni viendo un 100. No me creo nada, lo siento, pero es lo que dan los datos. Por ejemplo, en el 100, de los 12 mejores de la historia todos han dado positivo, menos uno o dos. En el fondo está pasando tres cuartos de lo mismo. Por eso no disfruto de algunas pruebas. De otras sí disfruto. Disfruto de Duplantis. Imagínate, ¿cómo no voy a disfrutar de Duplantis?

España 2020. ¿Cuál es el estado de salud de nuestro atletismo? 

Yo creo que la salud actual es bastante buena. Creo que Raúl Chapado le ha dado un cambio muy importante al atletismo. Está cuidando más un poco todo. Me refiero a todo en general. Más atención a los atletas, a los entrenadores, a los medios, a los recursos, a todo. Te hablo desde detalles pequeños hasta las redes sociales, hasta todo. Está intentando dar un vuelco, aunque ahora va a resultar bastante complicado, pues la vuelta va a ser horrorosa. A ver dónde estamos. Yo creo que estamos en un momento, por lo menos éticamente bueno, formando a la gente bien, con conciencia de deportistas sanos, que eso es lo más importante para mí. Como tenemos una buena base de Sub-18 y Sub-20, si a ellos les imprimimos una conciencia ética sana, no la de los años 80, 90 y demás, yo creo que conseguiremos buenos atletas, aunque no sean campeones olímpicos. Serán buenos atletas y estarán en los Juegos Olímpicos, evidentemente. 

Creo que estamos en un momento, por lo menos éticamente bueno, formando a la gente bien, con conciencia de deportistas sanos, que eso es lo más importante para mí.

¿Qué le falta para mejorar, para estar un poco más arriba? ¿Le sobra algo?

Ahora veníamos muy bien para mejorar. Para ello no le falta gran cosa, pues estábamos muy bien, teníamos dinero para concentraciones, para ir a entrenar en altitud y demás. Lo que va a pasar ahora no lo sé, pero veníamos por buen camino para estar en 2024 con un buen equipo en los Juegos Olímpicos de París porque las generaciones jóvenes vienen empujando fuerte. Hombre, en velocidad no tenemos gran cosa, no hay mucho, porque gente de diez cuarenta y algo… Lo que se vio en Getafe no es real. En mujeres, 11.35, pues no es… Bueno, para semifinales de un Campeonato de Europa bien, pero no mucho más. En los mediofondistas está lo mejor. Ya te digo, si les culturizamos, con una cosa de que pueden llegar igual sanamente… tenemos gente buena, Adrián Ben, Mariano… Son gente súper buena, como Álvaro de Arriba. Son atletas para llegar a grandes marcas, pero hay que hacerlo con calma y con dinero. Ahora las federaciones tendrán que esperar un poquito para que en París 2024 estemos bien. A Tokio va a ir muy poquita gente. Vamos a tener lo de siempre: Orlando Ortega estará ahí… y poquito más. Luego alguno de marcha también puede meterse, pero va a salir complicado. 

A Tokio va a ir muy poquita gente. Vamos a tener lo de siempre…

Como dices, los jóvenes vienen pegando fuerte. ¿Cuáles de esos atletas están llamados, según tu punto de vista, a ser los tops nacionales de aquí al próximo ciclo olímpico? 

Mariano, Adrián Ben, Bernat Erta. En fondo no veo nada, tal vez Fernando Carro. Estará, sin duda, Ana Peleteiro. En concursos lo veo complicado, quizás Cienfuegos, que ha dado el salto grande. Están los de jabalina, pero les falta un pasito más, a ver si lo dan este año o el que viene y vemos a alguno por encima de 80. Excepto a Cienfuegos no veo a nadie que venga por detrás asomando fuerte. En carreras no veo tampoco demasiado. Si analizas la velocidad y vallas, detrás de Orlando está Llopis, pero no sé hasta dónde va a llegar. En el 400 vallas está estancada la cosa. En mediofondo habrá algo, como te he dicho. La marcha sigue bien, imagino que seguirá bien, tanto en hombres como en mujeres. Veo a Paula Sevilla, que puede estar algún día en menos de 23. Veo a Jael, a María Vicente, que puede estar en 2024 en el heptathlón. Para estar en unos Juegos Olímpicos veo a 15-20, pero luego cuesta mucho trabajo dar un paso adelante. 

Con un micrófono en la mano y en mitad de una competición, ¿qué victoria o récord te gustaría «cantar»?

He tenido la suerte de cantar algunos ya, aparte de records gallegos igualmente históricos, como el 8.01 de Jean Marie Okutu, justo a su lado, pero pegado a un metro de él; como el de Belén Toimil de peso y otro. El otro día no canté el de Pablo Torrijos en triple, pero casi lo canté, pues estaba con otro micro a lado y estada disfrutándolo igual que Alberto. 

Me gustaría cantar el bajar de 43 en 400. Sería algo fantástico, que no se si tardará mucho en hacerse, yo creo que bastante. O el de bajar de 1.40 en 800. Yo creo que el de Rudisha sería … buuuff, soñarlo. 

Gonzalo Méndez entrevista a Pablo Torrijos tras lograr el récord de España en Ourense | WangConnection

Fran Aguilera

Corredor, Diplomado en Educación Física, Monitor de Atletismo, Entrenador Nacional de Ciclismo. Mijas (Málaga)


Etiqueta asignada a este artículo
Gonzalo Méndez Fraguas

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies