Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube

La calidad de Anna Sanchís, a la espera de un patrocinador

La calidad de Anna Sanchís, a la espera de un patrocinador
Psicóloga deportiva y entrenadora de baloncesto
27 Oct 2014 19:10

La ciclista valenciana en el Mundial de Ponferrada 2014

Anna Sanchís durante el pasado Campeonato del Mundo disputado en Ponferrada

Anna Sanchís durante el pasado Campeonato del Mundo disputado en Ponferrada / RFEC

Hace unos días cumplió 27 años uno de los referentes actuales del ciclismo femenino español, Anna Sanchís Chafer, nacida en la localidad valenciana de Genovés el 18 de octubre de 1987. Y uno de los mejores regalos que podría recibir la corredora sería patrocinadores que le permitan competir en las mejores condiciones posibles, algo que busca a través de un programa nacional. Una situación a la que se ven obligadas numerosas deportistas por la ausencia de subvenciones, algo que contrasta enormemente con los numerosos éxitos de las féminas españolas en los últimos tiempos.

La ciclista ha sufrido numerosas lesiones, aunque a base de determinación ha cumplido sus sueños

A lo largo de su carrera Anna Sanchís ha tenido que hacer frente a numerosos inconvenientes, normalmente provocados por las lesiones, pero a base de determinación y lucha ha conseguido cumplir muchos de sus sueños. Desde que se inició en el ciclismo empujada por el ambiente familiar –su padre, José Salvador Sanchís, llegó a ser profesional-, hasta la pasada campaña en el equipo inglés Wiggle-Honda, uno de los más prestigiosos del circuito internacional.

Su primera gran cita llegó en su paso por juveniles, categoría en la que corría gracias al patrocinio de Bicicletas Sanchís. Fue entonces cuando la valenciana debutó en un mundial, el cual tuvo lugar en Verona, una edición en la que su compatriota Óscar Freire se hacía con su tercer maillot arco-iris. En la localidad italiana Sanchís descubrió la dureza del deporte que había elegido, ya que tuvo que perseguir durante toda la jornada para finalizar la prueba en la 43ª posición.

Pronto llegaron más experiencias internacionales, y la corredora española fue mejorando. En categoría sub-23 pasó por las filas del equipo ODECO, aunque las pruebas más importantes las disputó con el maillot de la selección nacional. De este modo, mientras se hacía un nombre en España, fue descubriendo también carreras como el Giro de Italia, Flecha Valona o Campeonato de Europa.

Anna Sanchís, en el podio del Campeonato de España de 2012

Anna Sanchís, en el podio del Campeonato de España de 2012 / RFEC

La prometedora Sanchís daba grandes pinceladas de la calidad que atesoraba, pero a la vez comenzó a ver la otra cara del deporte con las lesiones, quizá una de las razones que la llevaron a estudiar Medicina. La primera de una larga lista llegó en 2007, por una caída en una prueba de ciclo-cross que en un principio le tuvo dos meses parada y tras resentirse le obligó a pasar por quirófano debido a una plica sinoval.

En febrero de 2008 regresó a las carreteras, y vivió uno de sus mejores años con un séptimo puesto en el Giro de Italia y la participación en los Juegos Olímpicos –acabó 19ª-. Mucha parte de culpa la tuvo el seleccionador nacional Juan Carlos Martín, que la incluyó en la preselección allá por el mes de enero pese a que Anna Sanchís todavía no era capaz siquiera de subirse a la bicicleta.

Con su fichaje por el equipo italiano Safi-Pasta Zara los problemas de rodilla volvieron a aparecer, y la valenciana tuvo que volver a pasar por el quirófano. Después de ese mal año regresó a España, disfrutando de años excelentes en el Bizkaia Durango, aunque sufrió un nuevo revés al fracturarse la mano en una caída. Pese a ello en 2011 logró la medalla de plata en el Campeonato de España de contrarreloj, y la temporada siguiente conseguía un doblete de oros. En el año olímpico Anna Sanchís ganó numerosas carreras nacionales, y además ocupó meritorios puestos en pruebas internacionales, aunque no pudo participar en Londres 2012 al no obtener ninguna plaza la Selección Española.

Una denuncia por impagos a un patrocinador italiano provocó su veto durante cinco ediciones del Giro

Las lesiones no fueron la única piedra en el camino de la ciclista valenciana, ya que aunque estas le respetaran no pudo participar durante cinco años en el Giro de Italia, la vuelta por etapas más importante del circuito femenino. Sanchís había denunciado por impagos a un patrocinador italiano, que a partir de entonces vetó su participación. Fue en 2013 cuando regresó a la carrera transalpina, con un meritorio 16º puesto.

La pasada campaña, en la que corrió en el prestigioso Wiggle-Honda, volvió a sufrir diversos problemas de salud como alergias y un virus que le hicieron perderse varias carreras importantes. Aún así Anna Sanchís volvió a recuperarse, y ocupó la 26ª posición en el Mundial, celebrado en la localidad española de Ponferrada. En 2015 la valenciana espera seguir demostrando su calidad, y para ello debe contar con los medios necesarios, algo que persigue con ahínco. 

{jathumbnail off}

Silvia Bartolomé

Psicóloga deportiva y entrenadora de baloncesto


Etiqueta asignada a este artículo
ValenciaComunidad ValencianaGenovés

Sin comentarios

Escribir un comentario
Todavía no hay ningún comentario Puedes ser el primero en comentar este artículo

Escribir un comentario

<

Introduce la respuesta: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies