Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube

‘Confiemos en los entrenadores españoles…’

‘Confiemos en los entrenadores españoles…’
07 Ene 2015 21:01

Hace apenas unas horas he leído este artículo en El Confidencial sobre el interés deportivo español de contratar a los mejores entrenadores, y el por qué no sucede lo mismo en educación. Sinceramente considero que es una brillante reflexión, que por supuesto si se elevase a los que gestionan este ámbito nacional podrían cambiar las cosas, y sería un paso adelante, hacia la mejora, como deberíamos de ir encaminados. Por ello, mi más sincera enhorabuena al autor: José Antonio Marina.

Al hilo del articulo citado, no paran de rondar por mi cabeza preguntas como ¿por qué suelen tener más credibilidad los entrenadores extranjeros en España? ¿cuál es el motivo de limitar oportunidades profesionales a los entrenadores españoles en nuestro país? ¿por qué es más fácil que contraten a los entrenadores extranjeros en España, que a los entrenadores españoles?

images_profesionales_angeles-lopez-raquel-hernandez-malaga-european-cup-03

Raquel Hernández da instrucciones a la judoka Ángeles López | TheWangConnection

Es cierto, y como todos sabemos que la profesión de entrenador deportivo en este país es bastante altruista, especialmente porque no está reconocida por la ley en la mayoría de las modalidades deportivas olímpicas (judo, bádmintón, piragüismo, gimnasia, natación, etc). Los profesionales que se dedican a sacar lo mejor de los deportistas de estás modalidades, poseen contratos por debajo de su categoría profesional, donde las horas que aparecen fijadas son la 1/4 de lo que dedican a su profesión, y por supuesto el sueldo es bastante inferior a lo que cobran en otros países. Doy fe por mi experiencia en este sector, y por la situación de algunos de mis compañeros de profesión. ¿Por qué no se regulan estas profesiones? No termino de comprender, y más aún cuando llega el momento de las olimpiadas cada cuatro años, España se vuelca pidiendo resultados, incluyendo el sistema político. Sin embargo, no disponemos de una ley que nos regule y ampare. Es curioso todo esto, porque conozco a entrenadores que han tenido que marcharse fuera de España, para hacer un trabajo, que aquí también se necesita, que se precisa, y sin embargo han contratado a un entrenador extranjero, seguramente, porque la extranjería puede ser un “extra” en la formación o profesionalidad de un entrenador. Lo siento, pero no lo entiendo.

Desde mi más humilde opinión, creo que el sistema está cayendo en un grave error, desde los clubes, hasta las federaciones autonómicas y nacionales. Deberíamos de dar más paso libre y probar a nuestra materia prima, nuestros profesionales formados en España o fuera de ella, que quieren desarrollar su labor profesional aquí, ésto seguramente enriquecerá a todos. Creo que el problema comienza en cuanto se valora mucho más al campeón del mundo extranjero que al campeón del mundo español, ya que el primero seguramente haya podido seguir dedicado a éste deporte para ganarse la vida, sin embargo el campeón del mundo español una vez retirado tiene que volver a buscarse la vida en un trabajo, que en la mayoría de los casos diferentes a su profesionalidad deportiva, y ésto trae como consecuencia un olvido de su personaje deportivo de éxito.

juan-carlos-pastor-balonmano

Juan Carlos Pastor, entrenador español de balonmano

En definitiva, este artículo es una reivindicación pública ante todos aquellos gestores del deporte español que miran mejor al entrenador deportivo extranjero que al español. Además de lanzar una reflexión en voz alta sobre las condiciones que tenemos que aceptar para tener en algunos casos un trabajo que nos apasiona. Sin ir más lejos, hace muy poco me ofrecieron llevar la preparación física de un equipo de primera liga nacional por 100 euros al mes, y en el mejor de los casos, el cobro se hace de mes a mes, de verdad que es vergonzoso.

En ésta misma línea, y considerando una opción cotidinana en nuestro mundo, a la hora de contratar a un entrenador joven con corta experiencia, siempre se valora su experiencia deportiva anterior, es decir, la trayectoria como deportista en activo hasta el momento. En vez de valorar su formación completa y sus capacidades como entrenador. Tengo muchos compañeros del sector que afirman abiertamente que es IMPRESCINDIBLE que un entrenador haya sido un atleta de élite. Considero que ayuda mucho que un buen entrenador haya sido ex-deportista de élite, pero no sólo con ello vasta. Y a continuación os describo por qué.

Ser entrenador y deportista son dos roles completamente diferentes, los cuales poseen fines complementarios entre sí (un entrenador precisa un deportista y viceversa), pero a la vez incompatibles (es inviable que un deportista de alto nivel sea entrenador de alto nivel, las exigencias de la élite no permiten esta compatibilidad). De hecho, ahora aparecen las definiciones:

– Entrenador: es la persona encargada de la dirección, instrucción y entrenamiento de un deportista individual o de un colectivo de deportistas. A su vez posee numerosas funciones adheridas a éste rol: planificar, dirigir, gestionar, aspectos de preparación integral para la competición.

– Deportista: persona que practica algún deporte profesionalmente o no.

Joan Plaza, entrenador español de baloncesto

Joan Plaza, entrenador español de baloncesto

Considerando estos enunciados, podemos ver que con el desarrollo de una carrera deportiva del un atleta de élite determinado, no es suficiente para preparase como entrenador, sino que además será necesario que lleve consigo una formación específica de sus funcionalidades. Por supuesto, que si un técnico es profesional y además tiene experiencias deportivas previas, éstas sumarán a su profesionalidad. Sin embargo, un ex deportista de élite que desconozca y no esté formado como un entrenador cualificado jamás podrá ser un preparador profesional.

Por ello, vamos a valorar a nuestros deportistas; a nuestros entrenadores jóvenes, formados y actualizados; a nuestros árbitros; y a todos los españoles relacionados con el éxito deportivo español, porque desde su parcela, cada uno de ellos han hecho, están haciendo y harán todo lo posible para que el himno español suene con fuerza a nivel mundial. Busquemos a entrenadores españoles, a preparadores físicos españoles, a psicólogos españoes… a ver si así, el sistema pudiera ir cambiando un poquito…

Un saludo y Feliz Navidad…

Original publicado en el blog de Raquel Hernández García, Personal trainer & Judo Coach ** Dra. Sports Science

Raquel Hernández

Apasionada de la enseñanza a traves del movimiento ** Everything is possible ** ACSM ** Personal trainer & Judo Coach ** Dra. Sports Science Murcia-Spain - movebyraquelhernandez.wordpress.com


Etiqueta asignada a este artículo
Entrenador y educación

Sin comentarios

Escribir un comentario
Todavía no hay ningún comentario Puedes ser el primero en comentar este artículo

Escribir un comentario

<

Introduce la respuesta: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies