Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube
MUNDIAL DE LONDRES

Ecos internacionales de Londres 2017 (1ª parte)

Miguel Villaseñor nos acerca la 1ª parte de las curiosidades estadísticas del Mundial
Ecos internacionales de Londres 2017 (1ª parte)
Usain Bolt, mirando fijamente a la cámara de nuestro compañero Uri Roura | Uri Roura-WangConnection
10 Ago 2017 13:08

Os presento la primera parte de los Ecos Internacionales de Londres, con las curiosidades del Mundial, espero que os guste, ¡a disfrutar!

24 atletas tomaron la salida del 10.000 masculino. 19 de esos 24 atletas nacieron en el este de África. Por cierto, sólo 2 europeos, nacidos en el continente africano. Y hubo 12 superaciones personales. 7 hombres bajaron de 27 minutos, nunca tantos atletas lo habían conseguido en un campeonato.

La calificación de peso masculina ha sido la más dura de la historia. El polaco Szyszkowski lanzó 20.54, pero no le valió y fue 13º; esa marca siempre había dado acceso a la final en cualquier competición de la historia del atletismo. Los 22.14 del neozelandés Tom Walsh son la mejor marca en una calificación de peso de la historia también en cualquier competición.

La final de peso también tuvo un gran nivel medio, pero esperábamos más lanzamientos por encima de 22 metros. Sólo hubo uno, y al final, del campeón Tom Walsh. Sin embargo, hubo siete hombres por encima de los 21 metros y no se entró en la mejora con 20.82.

Estados Unidos es un fijo en el podio del peso masculino. En Londres no ha faltado a la cita merced a la plata de Joe Kovacs. Y es que el país del Tío Sam ha figurado siempre en el medallero del peso desde 1993, durante 13 ediciones.

Y fracaso del favorito Ryan Crouser, que había lanzado más de 22 metros en todos los concursos del año; se especuló una lesión pero el angelito estadounidense, según confirmó él mismo, estaba perfectamente.

El norteamericano Darrell Hill, en la calificación del peso

El norteamericano Darrell Hill, en la calificación del peso | Uri Roura-WangConnection

La belga Nafi Thiam y la cubana Yorgelis Rodríguez saltaron 1.95 en la altura del heptatlón, igualando a la mejor marca en esta prueba en un mundial dentro de una combinada que poseía la sueca Klüft desde 2007. También se batió la mejor marca mundialista en la jabalina de la combinada femenina. La neerlandesa Anouk Vetter lanzó 58.41.

Por cierto que el primer puesto en la combinada de la campeona olímpica, la belga Nafissatou Thiam, ha sido la primera medalla de oro para Bélgica en la historia de los mundiales. Nunca habían logrado ninguno. El balance belga hasta ahora había sido de una plata y cuatro bronces.

Sólo 2 centímetros separaron al oro (Andrius Gudzius) de la plata (Daniel Stahl) en el disco masculino. Es la menor diferencia de la historia en un lanzamiento largo, masculino o femenino, en un mundial. Si contamos el peso, sólo hay un precedente en la prueba femenina de 2005, en donde la diferencia entre la 1ª y la 2ª fue también de 2 cm.

La joven alemana Konstanze Klosterhalfen suscitó todo tipo de admiraciones por su valentísima táctica en la semifinal de 1.500. Escapó por sorpresa del grupo y llegó a tener una gran ventaja. Finalmente no obtuvo premio. Del 700 al 1.100 marcó 60.7 segundos.

Los 4.60 de la griega Stefadini en la pértiga es la mayor altura alcanzada en una calificación en cualquier competición. Los 4.50 siempre habían servido para meterse en una final, pero en Londres a la suiza Moser no le fue suficiente y no entró.

Ekaterini Stefanidi es ahora mismo vigente campeona de Europa, del Mundo y Olímpica de salto con pértiga.

Ekaterini Stefanidi, oro mundialista en la pértiga de Londres

Ekaterini Stefanidi, oro mundialista en la pértiga de Londres | Uri Roura-WangConnection

El oro de la maratoniana Rose Chelimo fue el primer oro para Bahrein desde 2009, tanto en categoría masculina como femenina. Chelimo nació en Kenia y defiende los colores bahrainíes desde 2015. Por cierto que la estadounidense Amy Cragg logró la segunda medalla de la historia para su país en el maratón. USA ha logrado dos, una en la primera edición de los mundiales en 1983 (Marianne Dickerson, plata) y otra en la última.

Llamaron mucho la atención los 14:24.96 que logró la etíope Almaz Ayana en la segunda parte de su victorioso 10.000, es decir, desde el paso por el 5.000 (que cruzó en 15:51.38) hasta el final. Ayana tiene precisamente el récord del Campeonato… en 2 segundos más. Por cierto que Etiopía y Kenia, de las últimas 15 medallas en el 10.000 femenino han logrado 14.

Primer oro en longitud masculina para Sudáfrica (Manyonga). Por cierto que Estados Unidos, en esta prueba tan tradicionalmente suya, subió al podio con la plata de Lawson tras dos ediciones sin hacerlo. El nivel medio de la longitud fue altísimo, el 8º realizó 8.18.

Justin Gatlin recuperó para Estados Unidos el oro en el hectómetro. Jamaica se había adueñado de él desde 2009, con tres victorias de Bolt y una de Blake. El último triunfo USA fue en 2007, con Tyson Gay.

Estados Unidos logró además el doblete con Gatlin y Coleman, no lo conseguía desde 2001. Por cierto que el lapso de tiempo desde el primer triunfo de Gatlin en 2005 al segundo es de nada menos que 12 años.

Justin Gatlin, tras hacerse con el oro en Londres 2017

Justin Gatlin, tras hacerse con el oro en Londres 2017 | Uri Roura-WangConnection

En el 100 femenino Estados Unidos recuperó el cetro con la victoria de Tori Bowie, tras dos victorias jamaicanas. Jamaica se despidió del podio de la prueba más corta femenina después de seis ediciones, desde 2005, en las que consiguió siempre al menos una medalla.

Por cierto, sólo una estadounidense y una jamaicana en la final de 100. Un último apunte del 100: Estados Unidos no ganaba los dos títulos desde 2005.

El tanzano Alfonce Felix Simbu, con su bronce en el maratón, consiguió para su país la segunda medalla de la historia. La única hasta ahora era del año 2005, también en maratón.

El sorprendente bronce de la pertiguista Robeilys Peinado ha supuesto la primera medalla en un Mundial para Venezuela. Y se ha convertido en la medallista más joven de la historia en su prueba, pues Peinado no ha cumplido aún 20 años. No le fue a la zaga su compatriota Yulimar Rojas, que al día siguiente ganó el triple y dio a su país el primer oro de la historia. Dos medallas para Venezuela en dos días.

Robeilys Peinado:

El tercer puesto compartido en la pértiga femenina fue iberoamericano: la citada Peinado y la cubana Yarisley Silva. Por cierto que el bronce podía haber sido triple, pues la alemana Lisa Ryzih saltó la misma altura que las dos citadas (4.65) en el mismo intento pero tenía un nulo en 4.45 y fue finalmente quinta. ¡Qué decisivos son esos errores en alturas bajas a los que en principio no les damos importancia!

El neozelandés Thomas Walsh venció en el lanzamiento de peso. Este oro ha supuesto, aunque parezca sorprendente, la primera medalla masculina para Nueva Zelanda en un mundial. Las mujeres de aquel país han ganado seis medallas, cuatro de ellas de Valerie Adams, colega de prueba de Walsh.

En la misma prueba de peso masculino, el croata Stipe Zunic logró también la primera medalla masculina, de bronce, para Croacia de la historia. Al igual que en el caso de Nueva Zelanda, el medallero femenino sí tenía metales: dos conocidas atletas croatas habían logrado medallas, Sandra Perkovic y Blanka Vlasic.

La brasileña Rosangela Santos batió el récord sudamericano de 100 metros en semifinales, con 10.91, bajando por primera vez en su vida de los 11 segundos. Solo otra sudamericana, la ecuatoriana Ángela Tenorio, lo había conseguido. Santos ha sido la primera atleta de Sudamérica que ha sido finalista en un mundial (en Juegos Olímpicos ninguna lo ha logrado); fue séptima en la carrera definitiva.

La velocista brasileña Rosangela Santos

La velocista brasileña Rosangela Santos | Uri Roura-WangConnection

Nuevo debacle de Estados Unidos en las vallas altas masculinas. Por primera vez en la historia de los mundiales no subió al podio ningún estadounidense. Sólo corrió la final el plusmarquista mundial Aries Merritt, que fue quinto. Hemos dicho nuevo debacle, ya que, el año pasado en Río, fue la primera edición de los Juegos Olímpicos (exceptuando el boicot de 1980) sin vallistas de ese país en el podio.

Y también hubo debacle estadounidense en otra de sus pruebas fetiche, los 400 metros masculinos. No subieron al podio, cosa que sólo había ocurrido una vez, en Edmonton 2001.

Faith Kipyegon cerró el círculo para el mediofondo y fondo de Kenia. De las seis pruebas de distancia superior a 800 metros, masculinas y femeninas, sólo en una el país africano no había ganado nunca el oro en unos mundiales, el 1.500 femenino. Kipyegon lo hizo y completó el palmarés keniano.

Faith Kipyegon, abatida tras lograr el oro en los 1.500

Faith Kipyegon, abatida tras lograr el oro en los 1.500 | Uri Roura-WangConnection

Por cierto que en esta prueba de 1.500 metros le faltaron metros a la novata (en 1.500) sudafricana Caster Semenya para adjudicarse el triunfo y fue bronce. Lo curioso es que Semenya compitió en el 1.500 sin haber conseguido la mínima de clasificación. ¿Por qué se alineó entonces? Porque es la vigente campeona de África.

Bálasz Baji consiguió el bronce en los 110 metros vallas. Ha sido la primera medalla de la historia para Hungría en una carrera. Este país había ganado hasta ahora 11 metales, todos ellos en concursos y combinadas. Por cierto, Hungría jamás ha tenido un o una campeón o campeona del Mundo.

El francés Pierre Ambroise Bosse proporcionó a Europa la primera victoria para nuestro continente en el 800 masculino desde 2001, después de siete ediciones con triunfos no europeos.

Hubo doblete europeo (Bosse y el polaco Adam Ksczot), algo que sólo había ocurrido una vez, en la edición inaugural de 1983. Por cierto, el oro de Bosse es la primera medalla francesa en esta prueba.

Último 100 de los 800 metros de Londres

Último 100 de los 800 metros de Londres | Uri Roura-WangConnection

A Marruecos, país habitual en los podios de mediofondo y fondo hace años, es ahora difícil verle en el medallero, con un solo metal en las últimas cuatro ediciones. Ahora el obstaculista Sofiane ElBakkali obtuvo una meritoria plata. En esta misma prueba de 3.000 metros obstáculos el bronce de Evan Jager ha sido la primera medalla estadounidense en la prueba.

La norteamericana Phyllis Francis se adjudicó el 400 con 49.92. Es, nada más y nada menos, la peor marca ganadora de la historia; hasta ahora eran los 49.86 de la senegalesa Thiam en 2001. Cierto es que las condiciones meteorológicas no ayudaron precisamente.

La estadounidense Allyson Felix fue tercera en un extraño 400. Felix sumó así su 14ª medalla mundialista, 9 de oro, 3 de plata y 2 de bronce.

También logró su 14ª medalla el jamaicano Usain Bolt, 11 de oro, 2 de plata y 11 de bronce. Ambos igualaron a la líder de esta clasificación, la legendaria jamaicana Merlene Ottey con esas 14 medallas. Y ambos también podrían superarla con las pruebas de relevos de este mundial de Londres.

Allyson Felix, en la final de los 400 metros lisos

Allyson Felix, en la final de los 400 metros lisos | Uri Roura-WangConnection

El noruego Karsten Warholm dio la sorpresa con su título de 400 metros vallas; este país jamás tuvo siquiera un finalista en esta prueba. Por cierto que sus 48.35 de la final es, al igual que en el 400 femenino, la peor marca ganadora de la historia, “superando” los 48.26 del británico Greene en 2011.

En la calificación de longitud femenina se pedían 6.70 para clasificarse para la final con la Q mayúscula. Ninguna atleta consiguió la citada distancia. Las doce primeras estuvieron separadas por sólo 20 cm y se pasó a la final con 6.46.

Nada más, de momento, que luego el jefe nos dice que escribimos demasiado. Espero que os haya gustado.

El lunes publicaremos una segunda parte (y quizá una tercera si hay mucho que contar) de los Ecos Internacionales de Londres. Hablaremos de lo que ocurra en los últimos días del Campeonato, de las misceláneas finales y, por supuesto, del caso Makwala. ¡Qué sigamos disfrutando del Mundial!

Mo Farah

Mo Farah | Uri Roura-WangConnection

Miguel Villaseñor

Amante del atletismo, estadístico AEEA, colaborador de la web RFEA, encargado de Internacional de la revista Atletismo Español y locutor en la web de la RFEA


Etiqueta asignada a este artículo
Miguel Villaseñor

Sin comentarios

Escribir un comentario
Todavía no hay ningún comentario Puedes ser el primero en comentar este artículo

Escribir un comentario

<

Introduce la respuesta: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies