Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube

«El gusano loco para en Qatar», por Raúl Bernal

«El gusano loco para en Qatar», por Raúl Bernal
28 May 2013 15:05

Raúl Bernal en Doha | TWC

Hay veces que la vida da tantas vueltas que uno no sabe si está montado en el gusano loco de la feria cuando le cierran la capota y cuando la abren estás tan mareado que no aciertas  si estás en el mismo sitio o te han movido a la otra punta del planeta. Pero así es la vida, cuando montas no puedes parar, y los que tienes al lado puede que no sean los mismos, pero se montaron con la misma ilusión y con el mismo destino que tú.

Dentro de ese laberinto de vueltas que me ha llevado a diferentes sitios en los últimos años, el gusano loco ha hecho otra parada un poco lejos de nuevo de mi familia, a unos 11.000 km (lo dice internet que es muy sabia), y esta vez gracias a un amigo que se encargó de dar buenas referencias mías (gracias Fred).

Ya me gustaría estar cerca de ellos, de mi familia, a la que añoro desde que me distancié el día que el destino me llevó a Cáceres, pero también de mi “otra” familia, los amigos, que por una razón u otra se han tenido que distanciar físicamente pero que siguen tan cerca y tan presentes o más que el primer día que los conocí (los verdaderos), o mis antiguos nadadores, mi otra “gran familia”, los que uno va dejando por el camino y que aún siguen con la ilusión en lucha de un proyecto del que estoy orgulloso de haber empezado, y que te estremece oírlos dándote la enhorabuena a tí por sus éxitos, un proyecto de ilusiones por llegar a donde nadie ha llegado, y que les intenté poner en sus cabezas el día que decidí creer en ellos.

«Intentaré alimentar a mis nadadores con esa misma savia que les he intentado dar a todos los demás»

Voy pasando por lugares con unos medios que ya me hubiese gustado tener cuando estaba entrenándolos, seguro que todo hubiese sido mas fácil, pero que, aunque sigo intentando ayudarles en lo que puedo (siguen perpetuos en mis pensamientos) ya pasó, ahora me toca otro capítulo de mi vida profesional, y tengo ganas de hacerlo. No sé cuanto tiempo estará el gusano loco parado en este lugar pero de lo que estoy seguro es que intentaré alimentar a mis nadadores con esa misma savia que les he intentado dar a todos los demás. De momento van respondiendo y eso me alimenta, algunos de ellos han pasado momentos difíciles y agradecen que uno se preocupe por ellos. Si lo consigo, de nuevo tendré personas que me aprecien no por lo buen entrenador que soy, pues eso es discutible, sino por lo buena persona que he sido con ellos ya que eso les quedará de por vida.

Desde que llegué a Doha ya han pasado cosas interesantes, recuerdo con cariño cuando una de las responsables de la American School me dijo que fue nadadora olímpica en Los Ángeles 84 con Surinam, y que su hermano fue muy bueno…, la sorpresa me la llevé cuando le pregunté si su hermano no sería un tal Anthony Nesty (campeón olímpico en Seúl ’88 y uno de mis ídolos de juventud) y me dijo que sí… Se comprometió a traerlo un día a la piscina y os juro que nunca he estado tan nervioso al presentarlo a mis nadadores… ¡imaginad!

Por lo demás, la historia aquí es totalmente distinta a lo que podáis conocer de la natación en España y Europa, e incluso lo que conocí en Asia. El deporte competitivo funciona como en las High School estadounidenses, lo tienen como algo importante pero siempre y cuando no afecte a la actividad diaria de la escuela que es lo realmente importante. Esto te condiciona en cuanto a horarios, concentraciones, competiciones… ya que el absentismo escolar es motivo de expulsión salvo causa plenamente justificada. Nosotros usamos sus instalaciones (American School of Doha), con dos piscinas de 25 metros (una indoor y otra outdoor) para los tres programas que tenemos y en el que están unos 700 chicos, y además nos han integrados de pleno en sus programas escolares; además usamos una piscina de 50 metros que hay a unos 100 metros del cole.

«El nivel de la natación en Qatar es pobre, somos el único club en Medio Oriente con licencia oficial»

El problema que tenemos es que el nivel de la natación aquí es pobre, somos el único club en Medio Oriente que siendo internacional (para nadadores extranjeros) tiene licencia nacional oficial, eso nos da ventajas como poder competir en todas las competiciones organizadas por la Federación Qatarí y en las de los Colegios Internacionales. La salvedad es que la Federación de Qatar no contempla de momento el deporte femenino (las chicas locales sólo pueden competir en Clubes como el nuestro, pero es complicado por las costumbres y religión).

¿Qué quiere decir esto? Pues que tenemos que buscar fuera lo que no hay dentro, por ello se organizan dos macro eventos al año, con 500 participantes aproximadamente (uno en noviembre y otro en abril) y se invitan a nadadores internacionales. En este año, la FINA nos ha dado a la competición la clasificación de Nivel 1, lo que quiere decir que es del más alto nivel competitivo mundial, con lo cual para mantenerlo tendremos que invitar para la próxima a nadadores de nivel mundial. Por otro lado, viajamos entre dos y tres veces al año fuera, este año han ido a Francia y a Omán, y el año próximo seguramente iremos a España, aunque no está confirmado.

Otra particularidad de este Club es que tiene dos subsedes, Doha es la ciudad y sede “madre”, y desde el año pasado se abrió otra subsede en Abu Dhabi, donde un conocido entrenador español es el actual head coach, el ex del Sabadell Roger de Manresa (conocido y querido en nuestro mundo), con lo cual la comunicación y el desarrollo del programa es mas llevadero para mí.

En lo que se refiere a la ciudad, pues no es la ciudad en la que más cómodo me he sentido viviendo, grandes y majestuosos rascacielos, grandes centros comerciales, bahías de lujo artificiales y un sinfín de cosas creadas de la nada en medio del desierto, y que impresionan al verla; eso sí, el encanto de cualquier ciudad árabe con su zoco, sus mezquitas y gente bastante agradable, eso hay que unirlo a que es uno de los países mas seguros del mundo y que la gente es muy amable en contra de lo que se pueda pensar, y sobre todo, el acogimiento de la familia de la natación ha sido excelente.

Aunque tiene también sus contras, ya que no es un sitio al uso, prácticamente no hay sitios a los que estamos acostumbrados para ir, la gente se limita a ir a los mismos sitios a pasear (centros comerciales, paseo marítimo…) lo que hace que esos sitios estén intransitables los días de fiesta, además el tráfico es el peor que he visto nunca; y cómo no, echo de menos mi pescaíto y cervecita al lado de la playa en mi Cádiz del alma, o mi aperitivo en la plaza mayor de Cáceres un domingo soleado con mis amigos… pero todo se andará, ya encontraré también mi “rinconcito” aquí.

«Quiero creer que ciertas cosas sí que son para toda la vida, como los encuentros, las personas y los recuerdos.

Una vez Chavela Vargas dijo que “el amor es un paso, el adiós otro; y ambos deben ser firmes, nada es para siempre en la vida”… aunque yo quiero creer que ciertas cosas sí que son para toda la vida, como los encuentros, las personas y los recuerdos.

¡Os seguiré contando seguro!, si queréis saber algo más del club donde me encuentro, H2O Swimen este enlace podeís obtener más información.

Un abrazo a todos, gracias por leerme y ¡Salud!


Etiqueta asignada a este artículo
Raúl BernalNataciónQatarRoger de ManresaDoha

Sin comentarios

Escribir un comentario
Todavía no hay ningún comentario Puedes ser el primero en comentar este artículo

Escribir un comentario

<

Introduce la respuesta: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies