Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube

José Ignacio Díaz, pura poesía

13 May 2016 07:05
Jose Ignacio Dïaz en Roma | RaceWalk Pictures

Jose Ignacio Dïaz en Roma | RaceWalk Pictures

Año olímpico y un sueño por cumplir. Con esta premisa José Ignacio Díaz (Madrid, 22 de noviembre de 1979) comenzaba la presente temporada. Atrás quedaban las lesiones, los miedos y las incertidumbres de saber si podría llegar o no. Y es que, como dice Paulo Coelho cuando alguien desea algo el universo entero conspira para que pueda realizar su sueño. Pero no bastaba solo con soñar, hacía falta trabajar y entrenar, algo que José Ignacio ha tenido presente y de lo que ha hecho su ley. Trabajar sin dejar de disfrutar del camino recorrido y sin dejarse derrumbar por las piedras del camino. Y entonces, el atletismo le ha devuelto todo su esfuerzo en forma de la mejor de las recompensas: un billete para los JJOO de Río de Janeiro. Lo consiguió el pasado domingo en el campeonato del mundo de marcha por equipos, donde además se hizo con la sexta plaza en los 50km, quedándose a un solo segundo de su mejor registro (2005) y colgándose el bronce por equipos. Podríamos decir que es una preciosa historia con final feliz. Pero lo mejor de todo es que esto no es el final.

José, a veces los sueños se cumplen. ¿Cómo te sientes después de haber conseguido el sueño olímpico?

Contentísimo, llevaba años esperando este momento y por fin lo he conseguido

El camino no ha sido fácil, especialmente tras las dos temporadas pasadas marcadas por las lesiones. ¿Sabe mejor así la recompensa?

Realmente sí, para Londres 2012 lo tenía más fácil y me hubiera resultado algo normal clasificarse, pero 4 años después, con muchas más dificultades en el camino, ha resultado una preciosa historia.

En todo ese tiempo, ¿pensaste en dejarlo en algún momento?

En más de uno, aunque rápido desechaba la idea. Siempre había algo de mí que me decía que tenía que intentarlo hasta el final

36 años, una hija y un trabajo. Sexto, marca personal y billete para unos JJOO. ¿Cómo se consigue eso?

Organización, disciplina, mucho esfuerzo y, sobre todo, con amor por lo que haces, algo clave para que todo parezca más sencillo

Cuando tomaste la salida en la prueba, ¿realmente pensabas que conseguirías todo eso?

Estaba convencido de que me clasificaría. Jamás he estado tan concentrado, con tanta seguridad y tanta confianza. Llevaba toda la vida esperando ese momento y no es que supiera que no podía fallar, es que sabía que no iba a fallar.

José Ignacio Díaz | Cedida

José Ignacio Díaz | Cedida

La prueba de los 50 km es la distancia más larga del atletismo. ¿Qué papel juegan en ella el estado físico y la mente? ¿Y la experiencia?

La mente es fundamental, en la primera parte necesitas mucho autocontrol para no pasarte de ritmo cuando estás fresco, y al final necesitas ser capaz de autoengañarte, ya que tienes que exprimirte al máximo estando destrozado. La experiencia es fundamental en mi caso a la hora de leer las carreras, de ver cómo está el día, quién puede pinchar, a quién puedo ir pillando y en qué momento, cuándo debo atacar, etc.

Cuando restaban unos 10 km de prueba, las proyecciones de tu marca era de 3:52 y sin embargo entraste en torno a un minuto por debajo. ¿Cómo fue esa ultima parte de la carrera?

Fue clave para lograr una plaza tan buena. La mayoría de competidores estaban ya rotos, sin embargo yo me había guardado un poquito para el final, porque tácticamente creo que es lo mejor en el 50 km. A partir del km 42, me vi ya en Río, pero las noticias que me iban llegando desde el circuito eran esperanzadoras, pues cada vez iba mejor clasificado, así que no me conformé y me lancé a lograr el mejor puesto posible.

¿Cómo fue el momento en el que cruzaste la meta?

Emocionantísimo, en segundos pasé de reír a llorar sin apenas darme cuenta.

Llevas toda una vida entrenando bajo las órdenes de Quintana. ¿Qué significa él para ti?

Todo. Es el mejor entrenador del mundo. Y lo es porque saca el máximo rendimiento de cualquier atleta que se pone en sus manos. Convierte a los malos en decentes, a los decentes en buenos y a los buenos en muy buenos. Tiene una intuición sobresaliente y es extremadamente sincero, lo cual para mí es muy importante. Nunca te dora la píldora ni te dice lo que quieres oír. Por eso funciona. Además, después de tantos años, es una de las personas más importantes en mi vida, un grandísimo amigo.

Pablo Oliva, José Ignacio Díaz, José Antonio Quinta y Álvaro Martín con las medallas de Roma

Pablo Oliva, José Ignacio Díaz, José Antonio Quinta y Álvaro Martín con las medallas de Roma

Zancadas de poesía

Un día después de su llegada a España, José Ignacio compartió sus impresiones en su blog, donde explicaba lo siguiente:

Después de cruzar la meta descubría que había vida más allá de las 12:51:10 del 8 de mayo, y no pude evitar romper a llorar. A partir de ahí ha sido alucinante recibir tanto cariño, tanta felicitación y tanto elogio. Yo no paro de dar las gracias a todo el mundo y la gente no para de decirme que el mérito es mío, pero yo me sigo sintiendo en deuda con todos. Con mi mujer y con mi hija. Con mi entrenador y mis compañeros de entrenamiento. Con mi familia y amigos. Con fisios, médicos y psicólogos. Con mis compis de trabajo. Con los que me dais apoyo por las redes sociales. Con todos los que me ayudan o me han ayudado en mi carrera deportiva (clubes, marcas, antiguos entrenadores y compañeros ,etc.). Y con todos los que me dejaré seguro por nombrar. Mi deuda es imposible de saldar, pero seguro que ayuda a rebajarla lo que os quiero compartir, las palabras que descubrí hace unos meses casi de casualidad y que me han servido de inspiración en este tiempo, unos versos que no he parado de repetir en mi interior día tras día:

«La vida es para quien se conforma. La poesía, para quien sueña y desea… y no tiene miedo de contarlo.» (Elvira Sastre)

Y así, soñando y deseando… José Ignacio se ha convertido en pura poesía.

RELACIONADO

Coral Aja

Periodista por vocación y atleta por devoción. Marchadora y comunicadora a jornada completa a caballo entre el mundo aeronáutico y el deportivo. "No hay mejor manera de medir el grado de libertad de un país que consultando su prensa"


Etiqueta asignada a este artículo
José Ignacio DíazMarcha

1 comentario

Escribir un comentario
  1. SantosP
    SantosP 13 mayo, 2016, 11:19

    Gran entrevista y gran personaje este José Ignacio Díaz. Felicidades por todos los años dados al atletismo con final feliz. Un abrazo

Escribir un comentario

<

Introduce la respuesta: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies