Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube

La epidemia del miedo ante el ébola llega al mundo del fútbol

La epidemia del miedo ante el ébola llega al mundo del fútbol
Psicóloga deportiva y entrenadora de baloncesto
10 Oct 2014 00:10

Lass Bangoura con su selección de Guinea Conakry

Lass Bangoura con su selección de Guinea Conakry | FIFA

El miedo es libre y ha llegado también al casi siempre codiciado mundo del fútbol. En este parón de liga, las selecciones vuelven a concentrarse, y las africanas no son una excepción. El primer caso corresponde a la selección de Camerún que debía poner un pie en Sierra Leona, pero sus dirigentes han decidido cambiar la localización del partido desplazándolo a Camerún, tanto la ida como la vuelta.

El caso, quizás habría pasado desapercibido para nuestro país si no fuese porque Camerún tiene tres seleccionados de excepción para nuestra liga, Loe, de Osasuna, Mbia, del Sevilla y Ondoa del Barcelona B. Los tres jugadores han tomado la decisión firme de disputar el partido, y a su vuelta, según ha confirmado Osasuna, su jugador se someterá a las pruebas diagnósticas pertinentes. Pero los problemas para Osasuna no acaban ahí, porque Cedrick, otro de su jugadores insignia, ha sido seleccionado con la República Dominicana del Congo para enfrentarse a Costa de Marfil, configurando las mismas medidas preventivas adoptadas con su compañero Loe.

El caso más relevante y problemático ha sido el de Lass Bangoura, jugador perteneciente al Rayo Vallecano.  El jugador, debía disputar con su selección, Guinea Conakry, el encuentro de clasificación contra Marruecos. El club madrileño le había aconsejado viajar directamente a Marruecos para evitar los mayores riesgos de contagio, pero horas más tarde fue obligado a regresar a nuestro país, como medida de prevención y precaución máxima.

Según la Agencia EFE, el director general del Rayo Vallecano, Luis Yáñez le mostró su descontento y preocupación al jugador guineano por el viaje, y le recomendó permanecer en la capital madrileña. Además, los médicos del club, representados en el doctor González, afirmaron que existía un riesgo considerable de poder contraer la enfermedad y el presidente del Club, Rául Martín Presa, le pidió expresamente su vuelta. El jugador guineano, entre la espada y la pared, ha tenido que regresar a España afirmando: “Me duele mucho tener que haber venido, yo quería jugar con mi selección.” Además, explicó el riesgo nulo de contagio en su país natal: “En la capital, Conakry, no hay Ébola. Si lo hubiera, habría sido el primero en sacar a mi familia de allí. Los casos que hay son en la frontera con Guinea Bissau.  Y sólo puedes entrar en la capital si pasas un control médico.” El jugador, estrella de su selección teme ahora el rechazo de sus compatriotas: “En Guinea me quieren mucho y ahora van a decir que Lass y el Rayo no quieren que juegue con su país. La próxima vez que vuelva me pueden atacar, romperme el coche, molestar a mi familia…”

Epidemia del miedo:

Ejemplificado perfectamente en estos casos deportivos, asistimos a la “epidemia del miedo”. El miedo es ya un hecho confirmado en la población global, pero aún más en nuestro país tras el primer contagio fuera de las fronteras africanas. Y es que la epidemia del miedo se ha instaurado en el globo terráqueo para desestabilizar a una población que no parece por la labor de creer las mentiras de sus dirigentes. Sobre todo en España, donde nuestros políticos y representantes no están al nivel de la calidad humana de sus representados, la población española, donde Teresa Romero, la enfermera contagiada es máximo exponente del nivel de solidaridad que España posee. Donde ante la lucha de Teresa por su vida, varios periódicos de tirada nacional, publican titulares como “Será incinerada y sin autopsia”, avergonzando aún más a un país que ya no sabe qué hacer para levantar la cabeza ante Europa.

No olvidemos que la enfermera acudió voluntaria al centro médico para atender a los religiosos repatriados. Donde,  en definitiva y por desgracia, hemos quedado evidenciados ante el mundo, con una falta de prevención y formación de protocolos, pocas veces vista. Patriotismo, y no humanidad es lo que hubo en el Ministerio y el Gobierno desde los primeros casos.

En el siguiente artículo, comentaré las características de esta “epidemia de miedo” en la que se ve inmersa nuestro país, y las consecuencias negativas que puede traer para la vida de la población, así como para la erradicación y prevención del ébola.

{jathumbnail off}

Silvia Bartolomé

Psicóloga deportiva y entrenadora de baloncesto


Etiqueta asignada a este artículo
Rayo VallecanoÁfrica

Sin comentarios

Escribir un comentario
Todavía no hay ningún comentario Puedes ser el primero en comentar este artículo

Escribir un comentario

<

Introduce la respuesta: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies