Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube

La grandeza del maratón

La grandeza del maratón
10 Dic 2013 08:12

Ludis Romero con el número 50 en el maratón de San Sebastián

Ludis Romero con el número 50 en el maratón de San Sebastián

El domingo 24 de noviembre de 2013 se disputaba el Campeonato de España de maratón en la ciudad donde me consagré como maratoniano haciendo mis mejores marcas en la distancia mencionada, San Sebastián.

Después del varapalo que me llevé en el mundial de 100km en Belves (Francia) a nivel personal, mi cuerpo me pedía un parón físico y mental, no hice caso y seguí aguantando hasta llegar al Campeonato de España de media maratón en Albacete donde también competía mi alma gemela, Leny, para ayudarla a alcanzar una medalla a nivel absoluto y efectivamente lo consiguió quedando la 3º en el cajón. Por mi parte, no pude más que aguantarla 10km, mis piernas no iban. Iba tocando fondo, cada vez más, y para rematar la faena corrí el campeonato de España de veteranos de pista en Vitoria en 1.500 quedando séptimo con una marca muy discreta.

Ahí fue mi remate final cuando llegué a las gradas donde estaba mi pareja viéndome correr y me hizo un comentario que hizo reflexionar: «No sé cómo te has encontrado en la carrera pero yo te he visto que ibas cojeando todo el rato».

Efectivamente, toqué fondo a nivel físico y mental, tenía que desconectar y reciclarme de nuevo, vivir las buenas sensaciones, reponerme físicamente y sobre todo disfrutar de lo que hacía porque estaba rompiendo unos de mis principios morales: disfrutar en todo momento y yo lo había perdido en alguna parte del camino.

Era el momento de desconectar y recuperarme, así me traté de una bursitis calcánea que venía de antiguo, tirándome más de dos meses de pruebas y rehabilitación. Me puse a nadar más que nunca, montar en bici y mucho trabajo de elíptica, todo esto para no perder cardio que es tan fundamental para un corredor de larga distancia.

Después de todo el trabajo cardiovascular y gracias a los fisioterapeutas que me trataron, empezaba la dura tarea del entrenamiento con la duda de cómo iba a responder. En principio todo iba bien, hasta sorprendido del trabajo de cardio sin impacto de estos tres meses, mi bursitis iba viento en popa, es decir, aliviándose y permitiéndome rodar.

Así llegó mi nueva primera competición, la media maratón de Valladolid con un tiempo muy discreto 1h 15m, dándome cuenta que el camino por recorrer iba ser muy largo para volver a coger la forma deseada. Con paciencia y mucha cabeza seguía devorando los kilómetros. Con mi filosofía: disfrutar en todo momento.

En toda la vida de un deportista, además de disfrutar de sus resultados, también quiere saber si toda su experiencia como tal la sabe implantar como entrenador, así me propuse otro reto más, entrenar a Fernando Espeso “Nando”, el hermano de Elena Espeso. Objetivo: maratón de San Sebastián. Empecé mi preparación y la de Nando. Él había corrido en Valladolid con un tiempo de 1h 24m,  bastante bien para el poco tiempo que llevaba preparándolo.

El siguiente destino sería para mí la media maratón de Valencia y para Nando la media maratón de Tordesillas. Pasaron las semanas y despacio, despacio, yo iba mejor, sumando kilómetros. Nando cada vez asimilaba mejor mis entrenamientos y lo más importante,ndisfrutaba de lo que hacía.

Llegada la hora de nuestra segunda competición, Valencia en mi caso, con una humedad terrible del 94% seguía con el guión previsto ser prudente y correr por sensaciones, no quise arriesgar y salí con las mujeres españolas Vanesa Veiga y Estela Navascués, el ritmo era perfecto 3:30-3:35 el kilómetro con un grupo espectacular de gente. A medida que pasaban los kilómetros mis piernas se iban hinchando y aguantando como podía, el grupo numeroso se quedó en tan solo cuatro personas, un valenciano, Carlos Mengual, Estela y yo llegando a la meta con un tiempo de 1h 14m. Las sensaciones lógicamente no fueron buenas a falta de un mes para San Sebastián, pero veía que mi lesión iba cada vez mejor y eso me daba confianza en seguir entrenando y disfrutando.

Para Nando, la media maratón de Tordesillas no era un test para el maratón, era la confirmación que los deberes estaban bien hechos y demostrarse él mismo que hacía Donostia iba por buen camino. La víspera de la carrera hablaba con Nando para decirle los pasos a seguir y darle confianza y ánimos que todo saldría según lo previsto y así fue: 1h 22m en circuito duro. Quedó contento con su actuación pero notó la misma sensación que yo en Valencia de piernas hinchadas. Desde el km. 18, una subida dura hasta la meta, fue con sensaciones de vacío, pero objetivo cumplido: dos minutos menos que Valladolid en un circuito exigente.

A falta de un mes para el objetivo final ahora solo tocaba afinar la preparación y descansar cuando el cuerpo lo necesite, porque los descansos son pieza fundamental del todos los entrenamientos.  Gratamente sorprendido, en ese momento empecé a notar una mejora espectacular en mi rendimiento, sensación de comodidad que me hacía disfrutar más que nunca a los ritmos que iba tanto en las tiradas largas como en la calidad. Lo mismo le ocurrió a Nando:  en ese mes duro de preparación tuvo una mejora en los rodajes espectacular aunque en las series no tanta según me comentaba él. Lógicamente yo le animaba y le decía que todo iba perfecto, demostrándole que cuando rodaba sus tiradas largas es cuando iba mejor. Ese mes fue mágico para los dos, devorábamos kilómetros como si nada, disfrutando ambos como si fuéramos unos tarahumara en su paraje natural. 

Los días pasaban hasta llegar a ese 24-11-2013, San Sebastián. Día frío pero con mucho calor humano de un público entendido entregado a la causa por las calles donostiarras, alentando a todos los corredores con fervor y sinceridad. Antes de prepararnos para la salida, ultimamos detalles de la carrera y ambos nos deseamos suerte.

A las 9:00 dan el pistoletazo deseado de salida, muchas ganas de correr pero con cabeza de no pasarme, buscando el ritmo adecuado de carrera hasta que me instalo en el grupo del globo de las 2h 30m, siendo un grupo numeroso y bastante fiable a ritmo constante. Pasaban los kilómetros y yo era un hombre feliz viendo como volvía a ser competitivo, disfrutando de lo que estaba haciendo. Llegamos a la media maratón y el grupo se rompe marchándose Elías, Xabat y Ramón. Por suerte  no me quedé solo, permanecí en la segunda parte junto a dos atletas más, Eduardo y Mikel del mismo equipo. Los tres nos entendíamos muy bien haciéndonos relevos animándonos en cada momento para no descolgarnos. El circuito constaba de tres vueltas, una pequeña y dos grandes. En la segunda vuelta el ritmo era un poco más lento que la primera parte pero todo iba estupendamente. A pesar del frío, el público no fallaba en ninguna parte del circuito.

Por el paso de las universidades podíamos ver cómo iba la carrera en todo momento y disfrutar viendo pasar a Carles Castillejo, Pablo Villalobos y Eliseo Martín disputando el título de campeonato de España. El siguiente grupo tenía atletas de la talla de Severino Felipe haciendo marca personal 2h 20m y el gran rey del ultra fondo nacional actual campeón de Europa de la distancia, el verdadero líder de una selección que puede dar muchas alegrías, enorme Asier Cuevas haciendo una buenísima marca, 2h 22m. Privilegio de poder ver un desfile de atletas de altísimo nivel como Cristofol Castañer, Oscar Sánchez, Antonio José Blanco o Toñin, Ibón Esparza, Jon Koldo, Sergio… Imposible  mentar a más corredores, aquello era el máximo lujo.

La marca no me importaba, crucé la meta en 2h 31m 58s. Sólo me alegraba por haber vuelto a disfrutar a lo grande en un campeonato de alto nivel. Ya camino a los vestuarios con mi compañero de equipo Jon Koldo, a ritmo de Chiquito de la Calzada pero feliz ambos por el esfuerzo realizado. Me preguntaba cómo le habría ido a mi pupilo Nando. Cuando ya salía del vestuario me lo encontré y solamente su mirada ya decía que lo que había hecho era algo muy grande, 2h 50m. Nos fundimos en un abrazo y mutuamente nos dimos las gracias, objetivo cumplido. ¡Qué grande y bonito es el maratón!

podio por equipos del maratón de san sebastián

podio por equipos del maratón de san sebastián

Ludis Romero con la gorra blanca en el maratón de San Sebastián

Ludis Romero con la gorra blanca en el maratón de San Sebastián


Sin comentarios

Escribir un comentario
Todavía no hay ningún comentario Puedes ser el primero en comentar este artículo

Escribir un comentario

<

Introduce la respuesta: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies