Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube

‘La montaña rusa del alto rendimiento’, por Paula Linares

‘La montaña rusa del alto rendimiento’, por Paula Linares
18 Ene 2015 19:01

Sobre lo que hoy voy a escribir puede responder a la pregunta que mucha gente se hace sobre mí, ayudar a deportistas que se encuentran en la misma situación que yo me encontré, o simplemente saber la historia de una persona que dejó de disfrutar de volar.

Todo empezó cuando tenía 12 años cuando rompí mi primera pértiga y tuve una mala caída. Ese año conseguí metal de todos los colores en campeonatos de España, pero lo más increíble es que después de aquella tarde en la que rompí la pértiga por la mitad solo lograba saltar en competición, en los entrenamientos renunciaba en la mayoría de saltos.

paula-linares-atletismo-piraguismo-deporte-alto-rendimiento-thewangconnection-3

Paula Linares, saltando pértiga | Eduardo L. Gómez

La temporada siguiente fue realmente buena; me proclamé campeona de España dos veces, y una tercera sin rastro de aquellos miedos. En la siguiente temporada cambiaba de categoría y era de las pequeñas; empecé la pista cubierta sin destacar demasiado y fue en el campeonato de España donde resurgí, y con molestias en el codo derecho logré mejorar marca y quedar cuarta. El resto de temporada no logré mejorar ni marca, ni posición en los campeonatos de España hasta la última competición de la temporada.

Llegó septiembre y con él otra temporada. Pasó septiembre, octubre, noviembre, diciembre y parecía que pasaba enero y que no volvía a saltar las alturas de finales de la temporada pasada hasta el día 30 de enero, el día que todo cambió. Me acuerdo perfectamente… Salté sola y empezamos a probar cosas nuevas con mi entrenador. Sacamos un plinton y empecé poco a poco cambiando pértigas, agarres y carreras hasta que llegué a los 14 pasos, cambié a una pértiga nueva que me habían traído y empecé a notar sensaciones que en mi vida había notado… ¡Volaba más que nunca! Era increíble.

Todas las competiciones siguientes lograba mejorar marcas, pero no lograba los 3.75, marca mínima para el Campeonato de España Absoluto, hasta que llegó la última competición previa al Campeonato y no salté 3.75, sino 3.81 que supusieron récord de España de mi categoría. Vino el Campeonato y logré una inimaginable octava posición, empatada con la cuarta, y un nuevo récord de España. A la semana, en mi campeonato de España gané con mejor marca de los campeonatos e intentando nuevo récord. Hasta aquí todo fue de ensueño. Se acabó la pista cubierta y con ello vino el parón de antes de aire libre.

Cuando volví a los entrenamientos no logré volver a las marcas en competiciones, aunque los entrenamientos eran mucho mejores que los de pista cubierta. Otra temporada y sin rastro de Paula Linares. Fui a un campeonato de España por equipos y antes de bajar a cámara de llamadas tuve un ataque de ansiedad. Después de esa competición decidí tomarme un descanso para volver al par de meses; y nada, mismas sensaciones, desilusión, desmotivación, mis amigos se habían ido a centros de alto rendimiento, me había quedado con los pequeños que subían con mi entrenador y estaba en segundo de Bachiller, lo que implicaba centrarse más en los estudios… La mezcla de todo eso a mitad de temporada hizo que lo dejara.

Vistas desde la piragua de Paula Linares | Paula Linares

Entreno de Paula Linares en su piragüa | Paula Linares

Como veis, mi paso por la pértiga ha sido como una montaña rusa, bajadas y subidas. Desde estar en la miseria a ras de suelo, hasta tocar el cielo, sentirlo y disfrutarlo.

Cuando terminó selectividad empecé con la piragüa, volvió a mí todo aquello que había perdido. Volvía a estar ilusionada con el deporte y así lo demostré quedando cuarta en k2 y sexta en k1 en el campeonato de España de mar que hice con tan solo 3 meses de entrenamiento.

A lo mejor, mucha gente no me entiende, pero el deporte de alta competición es muy difícil. Es muy difícil estar arriba siempre y a veces lo que necesitas para volver a estar arriba es un parón, un cambio de aires para volver con más fuerza. Por eso no cierro ninguna puerta al atletismo, porque hoy no pero mañana quién sabe. Cuando esté totalmente recuperada psicológicamente le daré otra oportunidad. Porque la vida no se mide por las veces que respiras sino por aquellos momentos que te dejan sin aliento.

Disfrutad del deporte y de la vida, y si no lo hacéis, buscad otro camino pero siempre con el mismo fin que os habíais propuesto.

Paula Linares con su piragua después de un entreno

 

Paula Linares

Enamorada de la vida ♥ Apasionada, luchadora, constante y motivada al 100%. Creadora de @FrasesAtletas / #HawkersRep #TotumSport


Sin comentarios

Escribir un comentario
Todavía no hay ningún comentario Puedes ser el primero en comentar este artículo

Escribir un comentario

<

Introduce la respuesta: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies