Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube

Las lecciones del Maestro Kim

Las lecciones del Maestro Kim
12 Ene 2013 12:01

Kim Um Young Goo, coreano de 62 años, conocido como Maestro Kim o simplemente Maestro, nos recibió junto a su hija Lidia en el gimnasio de la calle Arturo Aranguren de Cáceres el pasado domingo 23 de diciembre.

No tuvo ningún reparo en hablar largo y tendido sobre el taekwondo, las distintas filosofías de vida, sus queridas clases y la situación de los españoles que tanto le preocupa. Todo sabiduría y experiencia.

La aventura en España del Maestro Kim comienza el 12 de junio de 1979 como así nos relata: «Llegué en 1979. Tenía dos opciones, Estados Unidos, concretamente Washington, y España. A mí me encantaban los toros, el flamenco, Don Quijote, por esa razón decido venir a España. Además los españoles son parecidos a los coreanos, abiertos, buen corazón, muy animados.»

Siendo una figura del taekwondo, con siete campeonatos nacionales (que equivalían a campeonatos mundiales) en sus vitrinas, es reclutado por la Federación Catalana de taekwondo que necesitaba instructores nativos coreanos, permaneció allí un año. En una exhibición se fijó en él la Federación de taekwondo de Castilla y León para abrir un gimnasio en Palencia donde permaneció varios años.

Su gran deseo era abrir su propio gimnasio en Sevilla, cuna de sus dos grandes aficiones, el flamenco y los toros. La casualidad hizo que en tierras hispalenses no encontrara un local adecuado. A su regreso a tierras castellanas paró en Cáceres con su Seat 127, paseó por la ciudad junto a su esposa, Sin Hyun-Suk, y ese mismo día dieron con el local y con la ciudad de donde ya no se moverían. El número 3 de la calle Arturo Aranguren no ha dejado de acompañar al matrimonio coreano desde el año 1985.

El Maestro nota diferencias de aquella España con esta: «La gente ha cambiado bastante. En aquellos años había más alegría, estaba la gente más unida, había cosas más buenas, siempre veías alegría por las calles, menos peleas. Ahora está la gente muy estresada, más nerviosa, quizás sea por la crisis pero sí la noto cambiada».

La familia coreana-hispana pronto comenzó a relacionarse con los cacereños, sus tres hijos estudiaron y se mimetizaron con sus colegas extremeños. Su hijo Yong, licenciado en CC. de la Actividad Física y del Deporte por la Universidad de Extremadura, será el que recoja el testigo del Maestro, como así respetuosamente se dirigen sus hijos hacia él. Sus otras dos hijas, Lidia, ingeniera de telecomunicaciones en Sevilla, y Yu-Jin, enfermera matrona en Londres, siguen acudiendo fielmente a Cáceres para estar con la familia.

Maestro KIm | TheWangConnection

Maestro KIm | TheWangConnection

El taekwondo es su vida, el Maestro nos explica su significado: «Tae es pierna, kwon es puño y do es una palabra con un significado muy amplio: autocontrol de la mente, compañerismo, tesón, voluntad, …, es muy importante».

El taekwondo en Corea es como aquí el fútbol: «Es el deporte nacional de Corea, igual que el fútbol en España. Desde que eres pequeño todo el mundo lo practica, en todos los colegios. No es obligatorio pero es el deporte más popular. Además para determinadas profesiones es obligatorio conocer y haber practicado taekwondo.»

Comenzó a los ocho años a practicarlo: «Nací en un pueblo de pocos habitantes. El gimnasio estaba muy lejos, a ocho kilómetros de mi casa. Todas las jornadas iba y volvía, no faltaba ningún día. La gente me veía andando y entrenando, decían que si estaba loco (risas). Ahora soy un poco viejo, pero te digo que quiero jubilarme como maestro de taekwondo, aunque no lo practico como antes, quiero llegar al cementerio siendo maestro».

Después de todos estos años de entrega al taekwondo consiguió el 9º DAN, una categoría que muy pocos pueden alcanzar: «Es el máximo, no existe 10º DAN en el taekwondo. Pero todos los que he conseguido me han hecho la misma ilusión, desde el primer dan hasta el último. Para el primero necesitas cinco o seis años, para el 8º o 9º necesitas diez años más. Lo más importante es cómo enseñar el taekwondo, cómo lo enseñas a un niño, a un adulto».

Una de las referencias mundiales de las artes marciales es Bruce Lee, con su Jeet Kune Do. Para el Maestro Kim el taekwondo es compatible con otras artes marciales y deportes, si bien la figura del maestro adquiere un protagonismo especial: «Sinceramente todas las artes marciales son parecidas, el judo es un poco distinto porque se lucha más en el suelo, pero todas son buenas porque utilizan la mente, la cabeza, todo el cuerpo. Lo que importa es la enseñanza del maestro, dependes de él. Lo importante es el corazón del maestro. En mis clases nadie se cree por encima de los demás, todos son humildes. Si vienes el primer día y entrenas con un cinturón negro te va a dar igual, es como si fuera tu hermano mayor. Todo es disciplina, siempre se ayuda.»

Se nota que el Maestro se emociona con sus enseñanzas: «Siempre me he preocupado de que mis alumnos estén unidos, que sean una familia entrenando. Nunca he soportado a aquellos que no trabajan de esta manera». Nos llegó a asegurar que ha expulsado de su gimnasio a varios alumnos por no seguir esta filosofía de vida.

También el taekwondo ha cambiado: «Han cambiado muchos los alumnos. Fíjate que todavía mantengo contacto con los primeros alumnos y todavía siguen viniendo. Me llevo muy bien con todos ellos. Pero existía una mentalidad de taekwondista, Si yo decía 100 abdominales, todos intentaban morir haciendo los abdominales, pero ahora la juventud a los 20 ya están cansados. Me dicen: <maestro no puedo más, estoy cansado>. La mentalidad era totalmente distinta. Yo antes comentaba la posibilidad de entrenar sábados y domingos y venían los alumnos. Ahora no, siempre hay una queja, sólo vienen 7 u 8, cuando antes venían entre 30 y 40». La causa puede ser: «Posiblemente por la educación y la enseñanza de sus padres. Ahora existe demasiada libertad, todos los hijos reciben lo que piden, se les da de todo.»

Maestro KIm | TheWangConnection

Maestro KIm | TheWangConnection

Le damos a elegir al Maestro Kim la posibilidad de elegir entre un buen deportista o un campeón olímpico. Es tajante: «Me encantan los deportistas de verdad, que se tengan respeto, respeto a su trabajo diario. También me gustaría, humildemente, tener un campeón olímpico, pero no se puede tener todo.»

A finales de los 80 y comienzos de los 90, culminado por el oro de Coral Bistuer en las Olimpiadas de Barcelona de 1992, el taekwondo era un deporte que ganaba terreno a las demás artes marciales. Los últimos años, en cambio, ha ido perdiendo fichas federativas.

El maestro asevera: «Quizás por la calidad de los gimnasios, por la enseñanza del maestro. Al final esto es como un negocio y algunos lo hacen sólo por dinero, no enseñan de verdad. Mi enseñanza es distinta, a todos los alumnos los trato como a hijos míos. Si piensas como negocio, más tarde o temprano cerrarás«.

Habla también de las reglas y la incursión del peto electrónico: «Pienso que es beneficioso, antes siempre se echaba la culpa al árbitro, siempre había más discusiones. Ahora es distinto, aunque a veces falla. De todas formas, a veces, es complicado entender las artes marciales porque hay muchas reglas».

Le preguntamos a qué edad es conveniente comenzar: «Una persona puede practicar el taekwondo con cualquier edad. En mi gimnasio tenemos 4 ó 5 alumnos de tres años. Los padres me dicen que sus hijos han cambiado mucho, antes eran revoltosos y ahora son más rectos, cuando escuchan la palabra maestro se ponen firmes (risas). Además esas clases las doy yo personalmente, no falto nunca, me encantan .Para mí son muy importantes.»

El Maestro Kim, un enamorado del golf, jugador con muy buen hándicap, argumenta que: «Todos los deportes son buenos. El judo, karate, natación, correr, golf… No hablo mal de ningún deporte, siempre digo que todos son buenos. El deporte es salud. Hay algunos que el deporte lo hacen en el bar, por eso les sale barriga. Hay que andar y hacer ejercicio.»

Y remata con esta frase: «Cualquier deporte te permite tener la mente sana, despierta, una mentalidad distinta, está totalmente garantizado. Aunque algunos abandonan muy pronto. Si sigues es mejor, siempre tendrás más ganas, seguro que la vida te irá mejor, garantía total

Cáceres y Extremadura le deben mucho al Maestro Kim, muchas generaciones de familias han aprendido las enseñanzas del Maestro. Además otros hermanos suyos vinieron a España, en Salamanca está uno de sus hermanos menores, también al frente de un gimnasio, cómo no Gimnasio Kim. Cuando terminas de hablar con una persona tan sabia y respestuosa como el Maestro Kim es como si te cambiara la perspectiva de la vida, la forma de enfocarla. Muchas gracias, Maestro.


Etiqueta asignada a este artículo
Maestro KimTaekwondoCorea del SurEntrevistaExtremadura

Sin comentarios

Escribir un comentario
Todavía no hay ningún comentario Puedes ser el primero en comentar este artículo

Escribir un comentario

<

Introduce la respuesta: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies