Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube

Lucha, esfuerzo y sacrificio. El Maratón

Lucha, esfuerzo y sacrificio. El Maratón
20 Ago 2013 09:08

Kayoko Fukushi

Kayoko Fukushi, bronce en el maratón de Moscú | IAAF

Kayoko Fukushi, bronce en el maratón de Moscú | IAAF

En Japón, la religión nacional es el maratón. Los japoneses han sabido mantener una gran tradición como ésta con el paso de las décadas, hasta convertirlo en algo tan asombroso como lo puede ser el fútbol en España. En el país del sol naciente, los maratonianos de élite son tratados como semi-dioses y poseen una cantera espectacular.

La recta de meta de un maratón esconde meses de esfuerzo y sacrificio, a eso le podríamos sumar el hecho de que los japoneses tienen una capacidad de trabajo impresionante a la hora de organizarse junto a su curiosa obsesión por acabar lo que empiezan, cualidades imprescindibles para cualquier plan de maratón.

Es de admirar el esfuerzo y la preparación diaria que supone lo que comenzó como una idea o un objetivo, como el de llegar a completar los 42.195 metros. Ese atleta que comienza como un aficionado, que evoluciona hasta plantearse viajar a los lugares más importantes del mundo para recorrerlos junto a miles de personas que sienten como él el hecho de mirar la marca en el reloj al terminar de correr, con una sonrisa que plasma el orgullo más sincero y que ya nada puede disimular. Personas que vencen al dolor, al cansancio, al agotamiento y siguen hasta el final para llegar a cumplir lo que un día se propusieron. Personas que llevan visualizando el gesto que harán al cruzar la meta, el primer personaje que les vendrá a la cabeza o la manera en que lo celebrarán.

Kayoko Fukushi es un ejemplo de persistencia, de lucha, de constancia cuando incluso tu cuerpo te pide parar y tu cabeza lucha por mantenerte de pie un minuto más, y otro, y otro… Una atleta corredora de maratón, con récords nacionales japoneses en los 5.000 y 10.000 metros que este último Campeonato del Mundo Atletismo celebrado en Moscú ha logrado un merecidísimo bronce.

Pero no todo son medallas, también cuentan los que aún sabiendo que no pisarán el pódium no cesan en su empeño por acabar su recorrido y pisan la línea final exhaustos pero orgullosos de sí mismos. Todo nuestro reconocimiento para ellos también, los que comienzan con un sueño tan humilde como llegar hasta el final del dolor, el principio del reconocimiento personal.

Lucha, esfuerzo y sacrificio de Kayosho Fukushi:

Satisfacción de Kayosho Fukushi por la medalla conseguida en el Mundial de Moscú:


Sin comentarios

Escribir un comentario
Todavía no hay ningún comentario Puedes ser el primero en comentar este artículo

Escribir un comentario

<

Introduce la respuesta: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies