Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube

María Vasco: «Hay que saber colgar las zapatillas a tiempo, ahora me motivan otras cosas»

María Vasco: «Hay que saber colgar las zapatillas a tiempo, ahora me motivan otras cosas»
15 Nov 2013 17:11

MARu00cdA VASCO DICE ADIu00d3S AL ATLETISMO

María Vasco Gallardo nació un día después de Navidad hace 37 años, en la ciudad catalana de Viladecans. Con tan solo 10 años se enamoró de la marcha atlética viendo a su vecina Mari Cruz Díaz por la televisión. Y esta relación ha durado 27 años, que se dice pronto. Durante todo este tiempo ha ido cosechando grandes éxitos. Posee el récord de la disciplina en 20 km marcha en ruta, ha asistido a cinco juegos olímpicos y se proclamó campeona del mundo en el año 2010 en Chihuahua. Pero aquí no queda la cosa. En los Juegos Olímpicos de Sydney celebrados en el año 2000, María Vasco se llevó la medalla de bronce, convirtiéndose en la primera (y única hasta el momento) atleta española en hacerlo. Ese día, esta marchadora de ojos claros y eterna sonrisa hizo historia. Hoy, 13 años después de aquella gesta, dice adiós a lo que ha sido su vida tanto tiempo. Cierra una puerta, pero con el objetivo de seguir abriendo otras.

The Wang Connection: ¿En qué momento decidió que se había llegado el momento de retirarse del atletismo profesional?

María Vasco: La verdad es que este año está siendo muy duro. Mi madre falleció en el mes de marzo.  Por entonces, a mí me quedaba muy poco para el Campeonato de España y no pude competir, porque evidentemente no estaba para ello.

Al poco tiempo, cuando estaba entrenando me paré en la mitad del entrenamiento y me dije a mí misma que por qué seguía haciendo esto, que ya no tenía obligación de continuar, porque no me motivaba y no me ilusionaba. Y lo que no quería era seguir alargándolo sólo por el hecho de que todavía podía competir.

Creo que también hay que saber colgar las zapatillas a tiempo. Ahora me motivan otras cosas, y voy a guiarme por el corazón.

Esa falta de motivación, a parte del duro trance del fallecimiento de su madre, ¿ha sido motivada por alguna otra cosa? ¿Lesiones quizá?

No. Es cierto que entré en un círculo en el que estaba mal psicológicamente. Cuando empiezas a entrenar con el tiempo justo porque intentas competir en alguna carrera de la temporada, quieres acelerar el proceso porque has empezado a marchar tarde y entonces aparecen los dolores. En ese momento me di cuenta de que no estaba en forma para participar en el Campeonato de España de pista este año.

Pero bueno, al final es el pez que se muerde la cola: Estás mal, le sumas el tema psicológico, y luego llega el tema de los dolores porque quieres saltarte pasos de la preparación y realmente eso no puedes hacer, y bueno, eso te acaba desmotivando.

¿Cómo cree que va a cambiar su vida a partir de ahora?

Va a cambiar realmente todo. Es un giro de 360 grados. Ahora mismo tengo cierta incertidumbre. Como todo hijo de vecino en este momento entro al mundo laboral y éste está muy fastidiado. Yo quiero seguir vinculada al mundo del deporte, pero a fecha de hoy nadie me ha ofrecido nada en ese mundo, porque claro, hasta ayer yo era una profesional.

Siempre me he movido y he trabajado por lo que me ha apasionado que era la marcha. Y ahora quiero seguir intentándolo. Me motiva mucho la belleza, el estilismo y también el deporte, pero de otra manera. Por ello voy a intentar abrir ese camino a ver si lo consigo. Eso sí, con gran esfuerzo, como he tenido que hacer hasta ahora. Porque no olvidemos que mi currículum deportivo es extenso y todo lo bonito que tú quieras, pero a nivel laboral lo tengo vacío. Soy una persona madura, que con 37 años quiere acceder al mundo laboral con muchas ganas.

¿Tiene algún proyecto en mente en estos momentos?

De momento he montado es una pequeña empresa. Somos tres chicas emprendedoras que ofrecemos formación a empresas. Se llama Beauty Loves Sport y se centra en dar charlas de motivación, deporte y estilismo. Eso es un tema, que ya tenemos cerrado y sólo falta que las empresas nos contacten para que demos las charlas.

Y luego por otro lado está el tema de entrenamientos personales, que también doy. Además, mañana mismo hago una colaboración con una tienda de cosméticos. Pero vamos, que tengo las puertas abiertas a todo y soy una persona muy trabajadora y constante. Tengo sobre todo mucha ilusión y yo creo que sería una pena no aprovecharlo (risas)

Dejando de lado el tema de la retirada, y haciendo un balance de su trayectoria deportiva, ¿Cuál ha sido su peor y su mejor momento en sus 27 años dedicada al atletismo?

En total llevo 27 años y en la élite 20. Mi peor momento sin duda creo que fue el europeo de Barcelona 2010, porque me tuve que retirar forzosamente por una lesión. Y para mí fue un gran fastidio porque era en Barcelona, y tenía la sensación de haber traicionado a toda la gente que me sigue y eso me hizo sentirme mal.

Otro momento que también recuerdo como muy malo fue en el 2006, porque fallece mi padre y quedo la 15 en un europeo. En ese momento me doy cuenta de que cuando más necesito apoyo no lo tengo. Me refiero en cuanto a Federación y a  gente que cuando ve que quedas la decimoquinta en el Europeo empieza a rumorear que lo iba a dejar. Y eso en realidad fue darme una estacada.

«Mi peor momento fue el Europeo de Barcelona 2010, tenía la sensación de haber traicionado a la gente que me sigue»

Y mi mejor momento por supuesto fue Sidney 2000. En ese momento se conoce a una María Vasco, una niña muy joven, que consigue una medalla en unos Juegos Olímpicos. Y luego tengo otro momento maravilloso que fue en Osaka 2007. No es equiparable, pero de nuevo renazco después de ese fatídico 2006 en el que casi dejo el deporte porque me sentía defraudada. Pero decidí levantar cabeza y continuar para poder dedicar una medalla a mi papi. Y lo hice, quedando tercera.

Hablando del Europeo de Barcelona. ¿Aquello le hizo ir con más fuerza a los JJOO de Londres?

Si, por supuesto. Yo siempre digo que las lecturas se sacan cuando las cosas van mal. En ese año 2010 yo finalizo la temporada. No la termino mal del todo porque gano la Copa del Mundo de marcha en Chihuahua. Por ello  tenía unas expectativas muy altas y el batacazo fue mayor. Pero yo he aprendido mucho de los errores, de tropezarme, caerme y levantarme.

¿Cómo vivió los JJOO de Pekín estando lesionada pero logrando en Récord de España?

Llegué como una verdadera moto a Pekín. Pero tuve la mala suerte de lesionarme allí. Los médicos me dijeron que no sabían si podía competir, pero al final decidí hacerlo. Iba en puesto de medalla pero a partir del kilómetro 18,5 ya no sentía las piernas prácticamente. Me pinchaban todos los días para que no tuviera dolor. Y en ese kilómetro y medio que restaba para el final se me escapó la medalla.  Pero bueno, conseguí el récord de España que aún lo tengo. Y la penilla que me queda de Pekín es que me hubiera traído otra medalla olímpica.

¿Y qué supuso para usted la medalla de  bronce en los JJOO de Sidney? ¿Cómo vivió aquel momento?

«No me di cuenta de lo que había conseguido en Sydney hasta que no me subí al podium. Fue algo difícil de asimilar»

Pues como una niña con zapatos nuevos, porque yo era muy joven. Iba a ver si podía conseguir un diploma olímpico, lo cual era complicado porque tenía mucha gente por delante. Yo partía con una marca de 1 hora y 30 minutos y había muchos tiempos mejores que el mío. Pero ya sabes que esto es una prueba muy técnica, y claro, ahí contaron mucho las descalificaciones.

Aunque realmente no me di cuenta de lo que había conseguido hasta que no me subí al pódium. Después llego a casa y aquello una revolución que no veas, porque había hecho historia. Fue una auténtica bomba. Una gran bomba que me costó un tiempo asimilar.

¿Cómo se siente al saber que desde ese año todavía es la única atleta española con una medalla en los JJOO?

Me siento súper afortunada. Porque eso quiere decir que no es fácil conseguirla. Hemos tenido grandes atletas y todavía no se ha logrado, y eso es por algo. Entonces ahí se da cuenta uno de que conseguir una medalla olímpica cuesta mucho y hay que preparar los juegos a conciencia. Sigo siendo la única y a mí eso me enorgullece.

¿Cree que asistiremos en un futuro a una gesta como la suya de la mano de otra atleta?

Eso sería maravilloso, precioso. Ya me gustaría, ya.

Es innegable que tenemos una  gran cantera de marchadores como Miguel ángel López, Álvaro Martín, Julia Tacacks o Lorena Luaces entre otros.  Siendo la marcha una disciplina tan complicada técnicamente e incluso casi antinatural, ¿A qué cree que se debe tal afluencia de marchadores y que además destaquen a nivel internacional?

Yo creo que partimos de la base de que hay buenos entrenadores que se dedican a captar a gente que pueda hacer marcha. Y quizá no tengamos una gran cantidad de marchadores, pero los que tenemos están muy bien. Y sí que es cierto que es una especialidad que o te apasiona o no te gusta nada. Porque es una prueba muy técnica, tienen que enseñarte y es complicado. Además tenemos el hándicap de que la marcha no está suficientemente reconocida, aun cuando ganamos prácticamente todos los años una medalla.

¿En qué aspectos evolucionó la María Vasco de Atlanta 1996 a la de Londres 2012?

¡Madre mía! (ríe) La madurez es un grado. Evidentemente cuando fui a Atlanta era una niña que prácticamente era la mascota del equipo (ríe), porque era la más joven con diferencia. Simplemente me clasifiqué con 19 años y me dediqué a disfrutar. Han pasado muchos años desde entonces, y he aprendido muchas cosas, he rectificado muchas otras, y siempre teniendo en cuenta que me tenía que poner objetivos anuales. Nunca pensaba de aquí a cuatro años. Yo tenía un objetivo anual, que era un europeo o un mundial.

A base de competir me he dado cuenta de muchas cosas y he tenido que madurar mucho psicológicamente. De hecho, hace años cuando iba a competir me quedaba muy pequeñita emocionalmente porque yo pensaba que no me podía poner al lado de una china o una rusa, porque pensaba que me iban a ganar. Y eso he tenido que ir cambiándolo con los años, creyendo más en mí misma, con mucha ayuda. Aunque por mucho que tengas ayuda externa, lo principal es que tú te lo creas para que las cosas funcionen. Por ello he tenido que madurar y al final en los últimos años había cambiado muchísimo, sobre todo a base de competir.

No se le puede pedir a una persona de veinte y pocos años medallas en los mundiales, porque tiene que pasar por un periodo de maduración.

¿Se arrepiente de haber tenido que renunciar a ciertos aspectos de su vida por dedicarse al atletismo profesionalmente?

«Me siento privilegiada por haber trabajado en lo que me ha gustado. Y ahora empiezo una etapa en la que disfrutar de otras cosas»

Pienso que renunciar no es la palabra. Toda la gente que ha estado a mi alrededor lo ha entendido. Ha sabido que no era un trabajo normal y corriente. Pero como siempre he tenido en mente que esto tenía fecha de caducidad, que tendría tiempo para hacerlo, no siento que haya tenido que renunciar a nada.

Al contrario, me siento privilegiada por haber trabajado en lo que realmente me ha gustado y por eso no puedo decir que me arrepienta porque no ha sido así. Piensa que ahora tengo 37 años, me considero una persona joven, y empiezo una etapa diferente en la que puedo disfrutar de muchas otras cosas.

¿Qué balance hace de su carrera deportiva? ¿Cambiaría algo de ella?

«Estoy feliz porque he hecho mi trabajo lo mejor que he podido y he sabido»

Yo creo que jamás me hubiera imaginado poder tener una carrera tan extensa deportivamente. Nunca hubiera creído poder participar en cinco juegos olímpicos. Es que decir eso es muy fuerte y más en una especialidad como la mía, que son 20 kilómetros, que desgasta mucho el cuerpo. Y el balance es más que positivo.

¿Arrepentirme? No me arrepiento de nada porque todo lo que hice en su momento creía que era lo mejor y cuando me daba cuenta de que no era así intenté rectificarlo para otra ocasión. Como bien te digo he sido una privilegiada. Porque fíjate, tú me estás entrevistando ahora mismo porque mi trabajo ha tenido éxito. Me siento feliz porque he hecho mi trabajo lo mejor que he podido y que he sabido y no puedo tener otra opinión sobre mi trayectoria.

 

Desde TheWangConnection deseamos la mejor de las suertes en su nueva etapa a esta gran marchadora, que nos ha enseñado que con ganas, trabajo e ilusión nada es imposible.

María Vasco representando a España

María Vasco representando a España | RTVE

María Vasco y Beatriz Pascual en Pekín 2008

María Vasco y Beatriz Pascual en Pekín 2008 | rtve

MARÍA RECOGIENDO EN BRONCE EN SYDNEY 2000 | GETTYIMAGES

María Vasco

María Vasco | rtve

María Vasco, extenuada en la llegada a meta

María Vasco, extenuada en la llegada a meta | RTVE


Sin comentarios

Escribir un comentario
Todavía no hay ningún comentario Puedes ser el primero en comentar este artículo

Escribir un comentario

<

Introduce la respuesta: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies