Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube

Martes, el temido día de pierna

Martes, el temido día de pierna
12 Nov 2013 21:11

Llega el segundo día de la semana, el segundo entrenamiento tras unas buenas sensaciones del día anterior, el día de pecho. El martes es un día que la mayoría de personas que acuden al gimnasio odian, es un día doloroso, es el famoso día de la pierna. Aquel que muchos pasan por encima y deciden entrenar otro músculo o simplemente no acudir ni al gimnasio. Pero, ¿a qué se debe tanto temor a este entrenamiento?

Pues veréis, el día de pierna es un día muy agradable y tan apetecible como el primero… Bueno, empezaré a ser sincero, este día no gusta a casi nadie porque el entrenamiento de los músculos del tren inferior de nuestro cuerpo es muy agotador y doloroso, ya que los kilos con los que se trabajan son más elevados y cuesta más hacerlos. Pero realmente a lo que la gente tiene miedo no es al día de pierna especialmente, sino a los días posteriores a este entrenamiento en los que las agujetas aumentan y duelen bastante hasta el punto a veces de convertirse en una ligera cojera. En estos días es cuando tus allegados te preguntan: «¿Qué te ocurre, te has lesionado? Tío deja el gimnasio que eso es de locos». Pero hay que ser fuertes y seguir adelante aunque haya críticas.

Personalmente pienso que los músculos de las piernas son muy importantes y todos los que acudimos a los gimnasios deberíamos entrenarlos. Todos sabemos que es doloroso y por eso algunos lo llaman el «entrenamiento de los hombres» , pero es así y si no queremos tener nuestra parte superior corporal descompensada con la inferior, debemos entrenarla por igual. Ahora está de moda entrenar simplemente la parte superior ya que es lo que más se luce, pero…, cuando llega el verano y ¿tenemos que enseñar las piernas con pantalón corto? Ahí es cuando se ve quién ha entrenado pierna o no. La mayoría de la gente no le da importancia apenas a este entrenamiento y por eso muchos pertenecen o padecen el «síndrome de las patas de jilguero», como llamamos en nuestro gimnasio particular. La gente huye de este entrenamiento, pero cuando uno empieza a verse en el espejo una pierna más musculada y definida, empieza a ver que ese dolor sufrido ha tenido su recompensa.

Ronni Coleman tras entrenar piernas | realfitness.es

No siempre tiene que ser el martes el día elegido para entrenar pierna, nosotros lo hemos puesto el martes porque es precisamente este día cuando lo entrenamos, pero eso depende de la tabla de entrenamientos de cada uno. Yo creo que es mejor entrenar estos músculos a principios de la semana porque si lo dejamos para el jueves o viernes va a ser mucho menos apetecible debido al cansancio de los días anteriores. Aquí os expongo nuestro entrenamiento de pierna:

  • Sentadillas: todos lo conocéis, es el ejercicio más completo para las piernas, se trabaja desde el cuádriceps, hasta el bíceps femoral pasando por aductores y abductores y llegando incluso a los glúteos. Las féminas suelen hacer este ejercicio para moldear su contorno, y la verdad es que es muy recomendable y eficaz aunque como sabréis, un poco doloroso.
  • Prensa: nada que ver con revistas, ni periódicos, ni medios de comunicación. Por si dudábais, la prensa es la máquina donde la gente nunca encuentra suficientes pesas para ponerse ya que es un ejercicio en que se tiene bastante fuerza, posiblemente sea el ejercicio en el que más fuerza tiene nuestro cuerpo y por tanto con el que más kilos tiramos.
  • Zancada: otro gran eficaz ejercicio que consiste en estirar las piernas, una delante y otra detrás, como si de una zancada propiamente dicha se tratase; y bajar hasta el suelo con un poco de peso (mancuernas) manteniendo el equilibrio. Es un ejercicio complicado debido a que cuesta bastante mantener el equilibrio en esta posición.
  • Extensión de cuádriceps: consiste en estirar las piernas desde una posición sedente y con peso. Este ejercicio es especial para la zona delantera de nuestra pierna, el cuádriceps. Es importante aguantar bien arriba para una mejor contracción del músculo y mejorar la dinámica del ejercicio.
  • Gemelos: muy importante también y es un ejercicio en el que también se tiene bastante fuerza. En esta parte de la pierna es donde más se nota quién tiene la pierna grande o pequeña, precisamente porque es lo que más se ve a la hora de llevar puesto un pantalón corto. Aquí es donde se ve quién padece el síndrome anteriormente citado. A veces, puede ser algo genético, y si es así, es muy difícil, por no decir casi imposible que nuestro gemelo se haga grande de manera natural. Yo soy de esas personas que padece este síndrome, pero no se debe a que no entrene pierna, sino a que la genética está pasando factura en mi caso.

A pesar de ser un entrenamiento doloroso, es un entrenamiento en el que se ven resultados y por ello no debemos pasar de él y aplicarnos y conseguir esa pierna que siempre hemos deseado tener. No olvidéis esto: «el que entrena en un gimnasio tiene que estar preparado para el sufrimiento, pero ese sufrimiento siempre tiene su recompensa».


Sin comentarios

Escribir un comentario
Todavía no hay ningún comentario Puedes ser el primero en comentar este artículo

Escribir un comentario

<

Introduce la respuesta: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies