Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube

Montenegro, la perla de los Balcanes

Montenegro, la perla de los Balcanes
19 Dic 2014 14:12

9 de agosto de 2012. España jugaba el partido de las semifinales de los Juegos Olímpicos de Londres. Las ‘Guerreras‘, apodo otorgado con acierto desde el Preolímpico de Guadalajara, habían ido de menos a más en la competición. España entera se había ilusionado con un grupo de chicas valientes y heroicas que se dejaban la piel en cada segundo que transcurrían en la pista de juego. Las expectativas que se habían levantado eran enormes. La gracia y el desparpajo de las ‘Guerreras’ estaban siendo todo un boom en los medios de comunicación y redes sociales.

El enemigo a batir en las ‘semis’ era la selección de Montenegro. A priori, un rival ‘fácil’. Mucho más factible que Noruega (25-20), a la postre campeona olímpica, o Croacia (25-22), a quienes se había logrado vencer en las rondas previas. La selección balcánica, una vez que Montenegro se independizó de Serbia en 2006, no poseía una historia grangeada en las pistas del balonmano mundial, aunque casi todas sus jugadoras sí habían demostrado con la selección de Serbia y Montenegro la categoría que atesoraban.

El camino en Londres de las montenegrinas no estaba siendo fácil. Fueron cuartas de su grupo de clasificación, donde perdieron dos partidos, uno con Brasil y otro con Croacia; empate contra Rusia y sólo dos victorias, ante Angola y Gran Bretaña, rivales muy asequibles. Los cuartos de final los jugaron contra la todopoderosa Francia, que no había perdido ningún partido. Primera del Grupo B contra cuartas del Grupo A. Montenegro logró vencer por 23-22 a las galas, demostrando que no se plantaban en semifinales por suerte. El bloque de jugadoras iba creciendo según tomaban el pulso a la competición. Y ahí se juntaron estas dos seleccciones: España y Montenegro.

El partido fue a cara de perro. El espíritu balcánico contra el nuevo espíritu guerrero de este grupo comandado por el vizcaíno Jorge Dueñas. Después de empatar a 13 en el descanso, el partido seguía en tablas. Montenegro exhibía una defensa fuera de lo normal. Las ‘Guerreras’ mantenían el tipo. De un 18-18 se pasó, en un instante, a un 23-19. El sueño del oro se desvanecía en las españolas. Katarina Bulatovic tiraba de las suyas. España cometía varios fallos que sentenciaban el partido.

Pero estas ‘Guerreras’ no se amedrentan ante nadie y sacaron las fuerzas desde España, alentadas por toda una legión de seguidores ‘pegados’ al televisor. ‘Maka’ Aguilar se echó el equipo encima, Eli Pinedo y Silvia Navarro como ayudantes. Casi rozan la heroicidad. Al final, 26-27, mínima ventaja y partido para las jugadoras de Dragan Adzic, que conseguían una final histórica para un país en reconstrucción tras la Guerra de los Balcanes.

De aquella batalla ya no están Andrea Barnó, Nerly Carla Alberto, Verónica Cuadrado y Begoña Fernández (la pareja de pivotes -tanto en defensa, como en ataque- que, quizá, es la parte más desprotegida de la Selección, aunque Eli Chávez lo está haciendo bien), las extremos Vanessa Amorós y Jessica Alonso; y las porteras Mihaela Ciobanu y Cristina González.

Repiten de aquel partido Beatriz Fernández, Marta Mangué, Macarena Aguilar, Silvia Navarro (portera), Eli Pinedo, Patri Elorza y Marta López, que sustituyó a Carmen Martín, lesionada en los mismos Juegos.

Katarina Bulatovic, máxima anotadora montenegrina | EHF

Katarina Bulatovic, máxima anotadora montenegrina | EHF

España y Montenegro, comparación estadística:

Ambos conjuntos están muy parejos en cuanto a números estadísticos se refiere. España ha marcado 156 goles y Montenegro, 158. La efectividad en el lanzamiento es similar, 57% de España y 59% de Montenegro. Desde el punto de penalti también existe igualdad, 30 de 39 (77%) para España y 25 de 29 para Montenegro (83%).

Si hay un punto negativo, que pudiera romper la balanza en el partido, son las pérdidas de balón de ambos conjuntos en este Europeo. España lleva 14.5 de media, el más alto de todos los equipos del torneo, mientras Montenegro es la segunda selección que menos balones pierde, con 10.3 balones perdidos por partido. Más de cuatro balones que suponen cuatro opciones más para marcar gol.

Otro aspecto a tener en cuenta son los contraataques materializados en gol. Montenegro ha marcado 20 de sus 24 opciones de contraataque, lo que significa un 83 %, de los más altos. España, por contra, ha marcado en 17 de sus 26 contraataques, un 65%. La velocidad balcánica, si no es frenada por las de Dueñas, puede ser letal.

En cuanto a exclusiones, ligeros números peores en las balcánicas. 19 exclusiones por 14 de las españolas. La pareja arbitral, formada por los eslovacos Brunovsky y Canda, será quien tenga que estar preparada para la heroica batalla que nos brindarán ambas seleccciones.

Milena Knezevic | EHF

Milena Knezevic | EHF

Montenegro, un bloque compacto:

La mayoría de las jugadoras que lograron aquella plata olímpica (perdieron contra Noruega en la final por 26-23) siguen reuniéndose cuando se les llama para defender los colores de su selección. De hecho, se juntan muy a menudo, porque el ZRK Buducnost -equipo montenegrino campeón de la Champions en 2012- agrupa a 9 jugadoras de las 16 que componen esta convocatoria, y esto, ya de por sí, es un aspecto relevante del grado de conocimiento del juego en común.

El bloque actual, todas ellas plata olímpica y oro europeo en 2012, lo forman Radmila Petrovic (número 2 y extremo derecho, 19 goles en lo que llevamos de Europeo), Jovanka Radicevic (número 4 y extremo derecho, 22 goles), Marija Jovanovic (primera línea y 15 goles), Katarina Bulatovic (máxima artillera con 32 goles y su mejor jugadora), Majda Mehmedovic (número 77 y extremo izquierdo, 14 goles) y Milena Knezevic (número 90 y extremo izquierda, segunda máximo artillera con 31 goles y una efectividad del 55% de sus lanzamientos). Bajo palos está otra veterana de guerra, Sonja Barjaktarovic -de 28 años y 107 nacionalidades, con 0 paradas de 7 lanzamientos desde la línea de penalti en la competición- que, curiosamente, juega en el Rostov-Don de la liga rusa.

Una baja importantísima en los esquemas de Dragan Adzic -entrenador de 44 años, con la plata olímpica de 2012 y el oro europeo de 2012 en su cuello-, será la de su pivote -muy importante en ataque, pero más en defensa- la rubia Suzana Lazovic, expulsada y suspendida por un partido y 2.000 €, por un agresión a una jugadora holandesa en partido del Main Round. Habrá que ver si Emma Ramusovic, la otra pivote y con tan sólo 18 años, juega en su lugar o Adzic impone otra forma de juego.

En definitiva, un bloque compacto en el que habrá que estar preparado para cualquier disposición que escenifiquen en el terreno estas jugadoras. No olvidemos que la escuela balcánica está llena de éxitos en el deporte internacional. Dos equipos guerreros con un fin común: estar en la final y acariciar, si vencen, la clasificación matemática para Río de Janeiro 2016.

Jovanka Radicevic y Radmila Petrovic| EHF

Jovanka Radicevic y Radmila Petrovic| EHF

Suzana Lazovic, la pivote montenegrina que no podrá jugar el partido de semis | EHF

Suzana Lazovic, la pivote montenegrina que no podrá jugar el partido de semis | EHF

Jovanka Radicevic | EHF

Jovanka Radicevic | EHF

Marija Jovanovic | EHF

Marija Jovanovic | EHF

Jovanka Radicevic | EHF

Jovanka Radicevic | EHF

Dragan Adzic, entrenador de Montenegro | EHF

Dragan Adzic, entrenador de Montenegro | EHF


Etiqueta asignada a este artículo
Campeonato de Europa de balonmano femenino 2014

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies