Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube

No todo vale en el deporte

No todo vale en el deporte
Psicóloga deportiva y entrenadora de baloncesto
08 Dic 2014 09:12

Lo acontecido el pasado domingo a orillas del Manzanares fue una vergüenza nacional. Sí, nacional, aunque aún más para aquellos que con el corazón rojiblanco hemos tenido que aguantar críticas injustificables. Ni toda la afición atlética es así ni el Calderón se quedará sordo si ellos, los violentos, marchan. Porque quienes pisan el Calderón o siguen desde sus casas cada partido del Atleti son gente que condena la violencia y que animan hasta quedarse sin voz. Quítense la venda, Simeone (tildado en infinidad de ocasiones como defensor de un estilo violento) lo dejó claro; “Invito a todos a vivir en paz, condeno la violencia en todos sus aspectos”… ¿aún necesitan más?.

Es cierto que gran parte del éxito del Atlético actual es la sinergia creada entre afición, jugadores y cuerpo técnico. Porque cuando el ‘Cholo’ Simeone levanta los brazos, elevamos nuestras voces todas a una. Y eso es parte del fútbol, eso sí, compartir valores de compañerismo, esfuerzo, entrega. Pasión por unos colores sin perder de vista que en el mundo del deporte, el contrario es necesario. Sin él, no existe interacción y competición y todos formamos parte del mismo tablero. Eso sí es el verdadero tablero del deporte, y no cruzarte la península para acudir a una pelea organizada donde las reglas se infringen en el primer segundo, se pone en riesgo la vida de gente inocente y el final está pactado; la caída del contrario.

Yo sentí miedo al pensar que gente así formaba parte del deporte y rápidamente encontré varias explicaciones a ese irracional comportamiento. Esa gente no forma parte del deporte, al menos no directamente. Ellos lo repiten una y otra vez, las peleas surgen de ideologías contrarias, y el fútbol y su entorno es tan sólo el canal para expulsar esa rabia contenida.

Debemos educar en valores desde los primeros años de vida para que el deporte sea el canal hacia valores positivos y un fantástico escenario para el desarrollo personal. Donde encontrar amigos, sean del equipo que sean y no enemigos por doquier. Soy atlética, y no lo esconderé jamás, pero disfruto del deporte de la mano de madridistas, culés, ches, leones… Existen diferencias, pero acaban tras el pitido final.

Ojalá los clubes entiendan que no deben ponerse de nuevo la venda y alimentando movimientos fanáticos y ponerse a trabajar desde ya junto a federaciones y deportistas. Basta ya de echar balones fuera, yo quiero volver a disfrutar del deporte sin sentir miedo a enseñar mis colores.

Tengamos claro que estos movimientos violentos son una absoluta minoría que los directivos deben erradicar. Sembrar con acciones antes de otro terrible desenlace. Porque ha llegado el momento de crear una normativa seria ‘antiviolencia’ y no intentar enriquecerse con movimientos fanáticos. Tengamos claro, no todo vale en el deporte. Señores directivos, que no les tiemble la mano para protegernos a quienes amamos el deporte.

Los jugadores del Atlético de Madrid festejan un gol con su hinchada detrás | Atlético de Madrid

Los jugadores del Atlético de Madrid festejan un gol con su hinchada detrás | Atlético de Madrid

Silvia Bartolomé

Psicóloga deportiva y entrenadora de baloncesto


Etiqueta asignada a este artículo
Atlético de Madrid

Sin comentarios

Escribir un comentario
Todavía no hay ningún comentario Puedes ser el primero en comentar este artículo

Escribir un comentario

<

Introduce la respuesta: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies