Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube
El buzón del lector

Una enfermedad letal

Una enfermedad letal
29 Mar 2017 21:03

Recibimos a la semana varios comentarios, correos y reacciones a las noticias que publicamos en WangConnection. Creemos conveniente recoger en esta nueva sección «El buzón del lector» aquellas que por su contenido supongan un interés para enriquecer y pluralizar este medio de comunicación, sin necesidad de seguir o no una línea editorial determinada.

Desde el máximo respeto, nuestro lector conservará en este buzón un hueco para que su mensaje pueda llegar a más personas o simplemente conocer una denuncia o manifiesto de interés común.

Comenzamos con una carta (recibida vía email a info@wangconnection.com) de J.J.M. sobre un hecho acaecido este último fin de semana. Gracias.

Este pasado fin de semana no ha sido el más grato para el mundo del deporte, sobre todo para el atletismo. Un compañero de entrenamiento vio en una calle andaluza a un atleta suspendido por dopaje corriendo en una carrera popular. Acaba de finalizar su sanción, así que tiene derecho por ley a volver a competir. Puede ser legal, pero a mí no me parece bien.

 

En el Campeonato del Mundo de cross he visto cómo competían atletas que están más que en entredicho por su pasado o su presente relacionado con el dopaje. No me parece bien, sobre todo cuando hace un par de meses la propia federación privó a uno de esos atletas de competir en otra carrera internacional. ¿Qué vara de medir se utiliza?

 

Todo el mundo tiene derecho a una segunda oportunidad, pero en determinados niveles de profesionalismo, donde casi todos viven gracias al dinero de los españoles, no. No me gusta que se concedan ayudas a atletas que han hecho trampas si no han reculado y ayudado a divulgar la maldad de TODO lo relacionado con el dopaje. Que den la cara y vayan por toda España a charlas y seminarios sobre «cómo no volver a caer en las garras de una terrible enfermedad letal».

 

Tengo todo el derecho a sentirme estafado, igual que todos los deportistas que no acceden a becas, premios y ayudas por culpa de aquellos tramposos.

 

Se supone que cualquier atleta debe ser un ejemplo para la sociedad, propugnar y llevar por bandera los valores del deporte. Si cada día tratamos de inculcarles valores a nuestros hijos diciéndoles que hay que ser respetuosos, honestos, humildes, respetar las normas y un largo etcétera, ¿qué aprenden cuando ven competir, ganar y pavonearse (ahora se llama postureo) a deportistas tramposos?

 

El dinero no lo es todo en la vida. Y no lo es tampoco en la vida de un deportista, siempre con una fecha de caducidad.

 

A las autoridades políticas, autoridades federativas, clubes y muchos más les importa un bledo si uno de lo suyos va hasta las cejas o ayuda a que otros vayan hasta allí. Sólo les importa la foto y su sillón. Muy mal, malísimo, ejemplo estamos dando un día sí y otro día también a nuestros hijos. ¿Realmente se habrán parado a pensar el terrible daño irreparable que están cometiendo?

Nota: WangConnection se reserva el derecho a publicar y/o editar aquellas publicaciones o comentarios, que por razones éticas y morales, atenten contra otras personas o puedan considerarse delito. 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies