Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube

Terpstra cumple su sueño de infancia y se corona en la París-Roubaix

Terpstra cumple su sueño de infancia y se corona en la París-Roubaix
14 Abr 2014 18:04

El holandu00e9s NIki Terpstra con el trofeo de vencedor

Niki Terpstra con el trofeo de la París Robaix

Niki Terpstra con el trofeo de la París Robaix | refentiel

La 112ª edición de la París-Roubaix aparecía en el calendario ciclista como una fecha señalada en rojo. El recorrido de esta edición contaba con 256 kilómetros con salida en Compiegne y final en el velódromo de Roubaix, uno de los escenarios más espectaculares del ciclismo actual. Además, el recorrido contaba con 28 tramos de pavés (50 kilómetros en total), tres de ellos con una calificación de cinco estrellas: Troué d’Arenberg, Mons-en–Pévèle, y le Carrefour d’Arbre. “El Infierno del Norte”, como se conoce a la prueba, conforma el tercer monumento ciclista, de los cinco por excelencia, donde podemos encontrar espectáculo en cada metro de la prueba.

Duelo Cancellara-Boonen:

La edición de este año aparecía con el duelo Cancellara-Boonen como principal atractivo. Cancellara, que se había preparado en conciencia para la prueba persiguiendo una nueva victoria e intentando igualar así al belga del Omega Pharma-Quick Step, Tom Boonen, con cuatro entochardos en su haber. En caso de victoria del ciclista suizo, igualaría las cuatro victorias conseguidas hasta el momento de Boonen, y de su propio compatriota, Roger de Vlaeminck. Sin embargo, si la victoria cayese del lado del ciclista belga de Omega, quedaría en la historia ciclista como el más laureado en la prueba, con cinco victorias. Boonen, que no tiene una gran cita en su haber en lo que va de año, contaba con el excepcional apoyo de su equipo, y de compañeros como Terpstra, y Stybar. Sin duda, partían como el mejor bloque para liderar la prueba.

Así, Cancellara y Boonen no lo tendrían fácil, pues a la cita habían acudido grandes nombres con el objetivo de victoria como Greg Van Avermaet (Belkin), Alexander Kristoff (Katusha), ganador de la Milán-San Remo, John Degenkolb (Giant-Shimano), Edvald Boasson Hagen (Sky), o el mismísimo Bradley Wiggins (Sky), que había preparado la prueba a conciencia, dejando de lado las grandes vueltas por etapas. Además, contamos con Niki Terpstra, que goza de un estado de forma realmente espectacular.

La etapa, vibrante desde el comienzo:

La etapa comenzó a las 10:40, con un ritmo altísimo, y con un perfil totalmente plano, en Compiégne, a las afueras de París. Una gran sucesión de ataques dio como resultados una media de los primeros kilómetros en torno a los 48 km/h. Aproximadamente en el kilómetro 25, se formó la fuga definitiva, formada por: David Boucher (FDJ.fr), Kenny De Haes (Lotto – Belisol), Michael Kolar (Tinkoff – Saxo), Benoît Jarrier (Bretagne – Séché Environnement), Clément Koretzy (Bretagne – Séché Environnement), Tim De Troyer (Wanty – Groupe Gobert), Andreas Schillinger (NetApp – Endura), y John Murphy (United Healthcare), que en el kilómetro 40, tenían una ventaja próxima al minuto.

En el kilómetro 50, el pelotón dio finalmente el visto bueno a la etapa, y les permitió contar con una ventaja aproximada de 9 minutos. El pelotón durante estos kilómetros estaba encabezado por el Omega Pharma-Quick Step, el NettApp Endura, y el Totsport Vlaanderen.

En el kilómetro 97, los corredores comenzaban el primer travo de pavé, el tramo de “Troisvilles”, y los grandes equipos como Omega, Trek Factory, Belkin y Katusha, mandaron a sus mejores hombres a trabajar en cabeza de pelotón para evitar riesgos innecesarios.

En el kilómetro 113, pasado ya el tramo de Saint – Phyton, los escapados contaban con 7 minutos de ventaja, que había caído hasta ese nivel por el alto ritmo impuesto por los grandes equipos del pelotón. Tom Boonen, sufrió un pinchazo en el kilómetro 115, junto a Arnaud Demare, el corredor del FDJ.fr, aunque pudieron reintegrarse kilómetros más tarde. Los ciclistas seguían rodando con un ritmo altísimo, y la tercera hora de carrera se hizo con una media de 39 km/h, y con una velocidad media de 43,6 km/h. Con un perfil tan duro, lleno de tramos de pavés, y una media tan alta, otro año más se comprobaba que la París-Roubaix es una de las carreras más duras del calendario ciclista.

Antes de pasar por el tramo de Haveluy, de cuarta categoría, hubo una caída en el pelotón, provocada por un estrechamiento de carretera. Uno de los favoritos a la victoria final, Alexander Kristoff, de Katusha, quedó cortado por la caída y sufrió durante muchos kilómetros para superar a los corredores que habían quedado cortados. Además, Peter Sagan quedó también cortado justo al comenzar Haveluy, por un problema mecánico. El corredor eslovaco, junto a cuatro compañeros de equipo, no tuvo problemas para reincorporarse de nuevo al pelotón, que estaba comandado por Geraint Thomas, del equipo Sky, dejando claro así que Boasson Hagen y Sir Bradley Wiggins, habían preparado a conciencia su participación.

A 90 kilómetros para la línea de meta, la fuga pasaba por el tramo de Arenberg, sin duda uno de los más exigentes, con una ventaja próxima a los cinco minutos sobre el pelotón, que sufrió en el mismo tramo numerosas caídas y pinchazos, llevando a Gregory Rast, uno de los escuderos de Cancellara a descolgarse por un pinchazo. Cancellara se topó con el suelo en una de esas caídas, en un movimiento extraño de Hayden Roulston, compañero del mismo corredor suizo. Kristoff sufrió otro pinchazo, lo que provocó su abandono de la carrera, una vez comprobó que estaba descartado. Mala suerte para el noruego que llegaba con ganas a la prueba. La carrera sufría sus momentos más locos, entre pinchazos y caídas, y Peter Sagan se vio envuelto en otro pinchazo. Demasiados esfuerzos extras para el eslovaco.

Thor Hushovd y Van Avermaet, junto a otros corredores, en el kilómetro 70 tras forzar un ataque contaban con 50 segundos de ventaja, pero sin una buena organización que les asegurase alguna opción de victoria. Bradley Wiggins también sufría otro pinchazo, y tras el sufrido por Degelkob kilómetros atrás, la gran mayoría de favoritos habían sufrido averías.

Boonen, siempre combativo:

A 62 kilómetros para el final, Tom Boonen decidió tomar el mando y forzó un ataque que le permitió llegar a la altura de los escapados. Belkin y BMC tuvieron que copar las primeras posiciones del pelotón para neutralizar el ataque.  Boonen en el tramo de Orchies, se puso a tirar de la fuga con fuerza, pero rápidamente hizo evidente su enfado tras la desorganización del grupo, que no colaboraba ante su presencia.  El único que colaboraba con el ciclista belga era Geraint Thomas.

En el kilómetro 49, Hushovd forzó un ataque y llegó al grupo de Boonen, y junto a otros tres corredores consiguieron una ventaja próxima a 30 segundos. Ante eso, Tr tuvo que tomar las riendas de la carrera, y comenzó a trabajar en el grupo principal, aunque con la ayuda intermitente de Belkin. Ante tanta indecisión, Cancellara atacó junto a Vanmarcke, aunque fueron rápidamente neutralizados por el resto de favoritos. Boonen atacaba de forma simultánea en el grupo delantero, pero también fue cazado. El ritmo, altísimo durante toda la prueba y ante tanto descontrol; Sagan y  Marteen Wynants formaron un dúo saltando del pelotón y consiguieron llegar hasta el grupo de Boonen.

A falta de 20 kilómetros, Cancellara volvió a acelerar el ritmo, y junto a Vanmarcke llegó al grupo de Boonen, donde Sagan había decidido probarlo en solitario. Así, Cancellara y Vanmarcke, que llegaban con fuerzas se fueron en solitario a por Sagan, junto a Degenkolb y a Stybar, del Omega Pharma llegando a contactar con el ciclista eslovaco de Cannondale.

Fuga neutralizada y Terpstra, en solitario, consigue la victoria:

A falta de 9 kilómetros y tras la desorganización del grupo delantero, ambos grupos de juntaron. Wiggins lo probó primero, aunque fue Niki Terpstra quien consiguió abrir hueco. Se marchaba en solitario un hombre fuerte y rápido, que está marcando un antes y un después en su carrera en este principio de año. A falta de 3 kilómetros el corredor holandés del Omega ya contaba con 20 segundos, y consiguió entrar en solitario en el velódromo de Roubaix. La victoria fue así para Terpstra, que emocionado levantaba los brazos tras cruzar la meta. Tras él, entraba Degenkolb y Cancellara, segundo y tercero respectivamente. Cancellara así, consiguió su duodécimo en monumentos ciclistas consecutívos. Bravísimo el corredor suizo. Bradley Wiggins, que sorprendió a todos anunciando su deseo de preparar esta carrera llegó en noveno lugar, demostrando que puede conseguir buenos resultados en carreras tan duras como esta.

La etapa quedó así:

  1. Niki Terpstra (Omega Pharma – Quick Step): 6:09:01
  2. John Degenkolb (Giant – Shimano): +20
  3. Fabian Cancellara (Trek Factory Racing): +20
  4. Sep Vanmarcke (Bekin – Pro Cycling Team): +20
  5. Zan Stybar (Omega Pharma – Quick Step): +20
  6. Peter Sagan (Cannondale): +20
  7. Geraint Thomas (Sky): +20
  8. Sebastian Langeveld (Garmin – Sharp): + 20
  9. Bradley Wiggins (Sky) : +20
  10. Tom Boonen (Omega Pharma – Quick Step): + 20

Declaraciones del ganador:

Niki Terpstra declaraba en línea de meta: “estoy feliz, pero también muy cansado. Al final he ganado una grande. Desde que era niño y comencé en el ciclismo, París – Roubaix era la carrera mas especial para mí. Ahora la he ganado, es un sueño hecho realidad. Peeters nos dijo desde el coche que si llegábamos al sprint tendríamos que ir con Tom (Boonen), pero también dio opción al ataque si nos veíamos con fuerzas Zdenek (Stybar) y yo debíamos ser los encargados y ellos saben muy bien lo que me gusta. Veinte segundos después ataqué, vi que abría hueco y no volví a mirar hacia atrás”. 

Sin comentarios

Escribir un comentario
Todavía no hay ningún comentario Puedes ser el primero en comentar este artículo

Escribir un comentario

<

Introduce la respuesta: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies