Síguenos en InstagramSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Youtube
ENTREVISTA

“Cuando te dedicas sólo a una cosa, la acabas haciendo muy bien”

El medallista olímpico Valentí Massana nos explica qué es el sincrotrón ALBA
“Cuando te dedicas sólo a una cosa, la acabas haciendo muy bien”
Valentí Massana, en los JJOO de Sidney 2000 | Miguélez Team
14 Abr 2020 18:04

Mientras trabajaba incansablemente para colgarse medallas europeas, mundiales e incluso olímpicas del cuello, Valentí Massana (Viladecans, 1970) aprovechaba cada instante libre para estudiar. La licenciatura en Física le llevó diez años y muchos recortes en las siestas: «20 minutos daban para hacer un problema; 40 o 50 para algo de teoría».

A base de constancia y perseverancia, sacó adelante una vida académica que le ha llevado hasta cuidar de una de las mayores obras de ingeniería del país, el sincrotrón ALBA. Desde la calma de Sant Cugat, prepara la máquina y asesora a proyectos esparcidos por todo el mundo.

Estudiaste Física mientras eras atleta de élite.

Me dedicaba al 100% al deporte y el tiempo que me quedaba libre lo aprovechaba para estudiar. No podía ir a la mayoría de clases.

¿Cómo lo hiciste?

A medio curso por año. La Licenciatura eran cinco cursos, así que estuve diez años. Contraté a un excompañero de primero que me ayudó con las asignaturas a las que no asistía.

¿Un compañero?

El año 89 fue uno de los mejores en la carrera de Física. Había un grupito de unas 20 personas en la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) que ahora están muy bien colocadas y son físicos de primer nivel.

Y uno de ellos hizo de refuerzo.

A Albert Compte le debo la vida. Sin él no habría aprobado, ni sería físico, ni tendría el trabajo que tengo ahora. Es una eminencia que trabaja en neurociencia en el Hospital Clínico de Barcelona.

Gracias a él acabaste en ALBA, entonces.

Hace 16 años que trabajo en el sincrotrón como técnico de medidas magnéticas. Nos encargamos de mantener la máquina a punto.

Valentí Massana, en la actualidad | ID LAB

¿Qué es el sincrotrón ALBA?

Una especie de fábrica de rayos X que actúa como un gran microscopio. Podemos ver, por ejemplo, cómo se pliega una proteína, o cómo interactúa el virus de la malaria sobre nuestras células.

Veis todo el proceso.

Sí, hacemos un vídeo. Los rayos X interactúan con la materia y la destrozan, pero el tiempo que tardan es suficiente para obtener la información.

¿Cómo se generan los rayos X?

Aceleramos electrones. Se trata de hacerles dar vueltas y más vueltas sin que choquen con nada. De eso se encargan los imanes.

Ahí es donde tú entras en juego.

Hacemos un último control de calidad para asegurarnos que, una vez instalado, el imán haga lo que tiene que hacer.

¿Cómo?

Imagina una parrilla de puntos. En cada uno medimos la fuerza del imán. Así determinamos, por ejemplo, el centro magnético.

¿El centro magnético?

No tiene por qué coincidir con el centro geométrico del imán. Es el punto por el que pasarán los electrones, por eso es importante conocerlo con exactitud.

¡Cuánta precisión!

Nosotros mismos calibramos los sensores Hall que usamos para realizar estas mediciones. Lo hacemos con una precisión mayor que en cualquier otro lugar del mundo.

¿Nadie lo hace mejor que vosotros?

Cuando te dedicas sólo a una cosa, la acabas haciendo muy bien.

Marc Masip

Físico. Comunico ciencia en Twitter como @Marc_scicomm. Me gusta un poco el atletismo. Y Harry Potter. Parte de @WangConnection y @CarrerLliure. ¿Un libro? Marina.


Etiqueta asignada a este artículo
Valentí MassanaFísicaEntrevista

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies